Se acorta la brecha

aznar 3.jpg El entusiasta espaldarazo de José María Aznar, durante el encuentro al que fue invitado por la dirigencia nacional del PAN, poco o nada le ayuda al candidato Felipe Calderón.
Expresidente y representante en primera línea del Partido Popular en España, Aznar quiso quedar bien pero hizo un papelón pues el tío se equivocó con las lecciones de democracia que quiso dar a los mexicanos.
Las circunstancias políticas de ambas naciones hermanas son muy diferentes, porque del otro lado del Atlántico, en la península ibérica, la competencia se da entre los dos extremos ideológicos, mientras que en México el centro aún es el eje.
Aznar debió seguir el ejemplo de otro expresidente, Felipe González, quien se sabe vive en la ciudad de México -cerca de su amigo Carlos Slim- y generalmente se mantiene calladito.
Nada le impide al tío Aznar hablar en privado de su gallo mexicano, pero dicen los clásicos que para recetas, las de la abuelita.

 

Aguas a nivel
Los escenarios para el desenlace electoral del 2 de julio, comienzan a estabilizarse, advierten expertos del Chamanic Center.
La brecha entre los candidatos se sigue acortando, tanto que ello justifica las apreciaciones en el sentido de que a la hora de la verdad, los resultados van a ser muy parejos.
Llaman la atención tres sondeos recientes, uno de El Universal, otro de Demotecnia -de María de las Heras-, publicado en Milenio, y uno más del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Universidad de Guadalajara, donde el dato significativo es un retroceso en los niveles de preferencia electoral de Andrés Manuel López Obrador, aunque sigue a la cabeza.
En esos tres ejercicios Felipe Calderón ha recortado mucho la distancia que tenía ante AMLO, pero también es significativa la recuperación de Roberto Madrazo.
En el caso de Demotecnia llama la atención un empate técnico entre Calderón y Madrazo con 31 puntos cada uno, mientras que AMLO bajó dos puntos de diciembre a la fecha para colocarlo en 36 por ciento. Calderón mantuvo el mismo nivel de diciembre y Madrazo subió tres puntos.
Pero como señala María de las Heras, a los electores les importa un pepino lo que hagan o dejen de hacer las encuestadoras. Pero sirve como fotografía del momento, dicen los defensores a ultranza de esos ejercicios de medición.
 

Escenarios
Lo interesante es la reacción de los candidatos frente a este panorama. López Obrador sigue a la cabeza y no se ha quejado. Madrazo advierte que la gran final será entre los dos tabasqueños y Calderón asegura que un grupo de electores le tiene miedo a AMLO y otros tienen en pésimo concepto a Madrazo.
Pero Madrazo ofreció a empresarios judíos un interesante escenario en caso de que el PRI cerrara las campañas en una tercera posición. “El voto útil del PRI nunca se iría con el PAN sino por López Obrador porque hay más semejanzas entre ambos partidos. En cambio el voto útil de los panistas sí votaría por el PRI, nunca por el PRD.”
Por cierto que el cierre de la primera etapa de la campaña de López Obrador será el domingo 26 de febrero en el Zócalo, mientras que Madrazo cerrará esa primera fase el 4 de marzo, aniversario del PRI, en el Estado de México.
 

En el quicio
En poco más de dos semanas -el 12 de marzo- se realizará la primera elección de este año. Los mexiquenses acudirán a las urnas para elegir a los alcaldes de 145 municipios y a los integrantes del Congreso estatal.
De acuerdo con la legislación vigente, cuidada por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), las autoridades no pueden hacer promoción de obra pública y está prohibida la operación de programas sociales que tienen que ver con la entrega de materiales y alimentos.
Estos candados fueron avalados por el gobernador Enrique Peña. Este proceso marcará una tendencia general del comportamiento que podrán tener los electores en los comicios federales del 2 de julio.
En los comicios para gobernador del año pasado, de una lista nominal de 8.8 millones de electores, la alianza PAN-Convergencia obtuvo el 24.73 por ciento de los votos; la alianza PRI-PVEM el 47.57 por ciento y la alianza PRD-PT el 24.25 por ciento.
El dato impresionante fue que el nivel de participación llegó a sólo 42.70 por ciento.
En el proceso mexiquense de marzo, la oposición le apuesta al efecto Montiel para recuperar municipios clave. Ya se verá.

 

Jesús Sánchez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *