Gabinete para armar

Elba Esther y Felipe.bmp Los expertos en puntos de vista del Chamanic Center se mantienen entretenidos en los ejercicios prospectivos que perfilan las alianzas de los grupos de poder para el próximo sexenio.
Por eso echaron a volar la imaginación cuando confirmaron que apenas se enteró la senadora Beatriz Zavala Peniche de que había sido designada presidenta de la Comisión de Educación –esto durante el viaje internacional en el que acompaña a Felipe Calderón como presidente electo–, una de las primeras felicitaciones la recibió de la diputada del Partido Nueva Alianza (Panal), Mónica Arreola Gordillo.
De ahí que sea algo más que una suposición que la conexión de Calderón con la lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo, está a flor de piel.
La titularidad de la Secretaría de Educación se analiza entre codazos y sombrerazos, pero la profesora tendrá en la decisión final una influencia relevante.
Chepina
El caso de Josefina Vázquez Mota es para Ripley, porque todos los días cambian sus expectativas. Incluso sus asesores han estado tentados a recomendarle hacerle una consulta a Madame Zazú, Amira o a Walter Mercado, para que aclare su futuro. No es para menos porque Vázquez Mota pasó de ser la favorita para hacerse cargo de la Secretaría de Gobernación, luego como canciller y ayer, por ejemplo, la hacían recibiendo la estafeta de Turismo de manos de Rodolfo Elizondo.
Doña Chepina no acompaña a Calderón en la cruzada de promoción internacional, en cambio a Sarukhán lo perfilan como el futuro canciller. ¿Logrará superar el papelazo que desempeñaron Jorge Castañeda y el propio Ernesto Derbez?
El que está más que puesto para Hacienda es Agustín Cartens. La decisión de Felipe será de mucho peso.
Los olvidados
A Eduardo Sojo no lo ven bien los calderonistas y también haría bien en consultar a algún especialista como Liébano Sáenz quien, por cierto, sí sabe cómo hacerlo.
Germán Martínez Cázares está de lleno en el equipo de transición pero no tiene una posición definida.
Mientras tanto, las filtraciones que ya son el pan de cada día apuntan a que de no ser Alfredo Elías Ayub el nuevo director de Pemex, podría ser Cuauhtémoc Cárdenas.
Al tiempo se verá si el oaxaqueño Diódoro Carrasco, presidente de la comisión de Gobernación en San Lázaro, asume una posición en el gabinete, lo mismo que Benjamín González Roaro, encargado de la Comisión de la Función Pública.
Premiación
La integración de las comisiones de trabajo en el Congreso ha arrojado datos interesantes. Por ejemplo, dos de los tres competidores de Calderón por la candidatura presidencial tienen posiciones. Santiago Creel, jefe de la Junta de Coordinación en el Senado, y Alberto Cárdenas, presidente de la Comisión de Agricultura, también en Xicoténcatl.
En el PRI, la confirmación del hidalguense Jesús Murillo Karam en la Comisión de Gobernación muestra el oficio de Manlio Fabio Beltrones. Dicen que Murillo es como haber puesto a un lobo a cuidar a las gallinas.
También fue bien recibido el nombramiento de María de los Ángeles Moreno en la Comisión del Distrito Federal.
Sin burbujas
Emilio Gamboa Patrón capoteó las tempestades que le armaron en el estira y afloje del reparto de comisiones y pese a los huracanes logró 11 posiciones para su grupo. La premisa del yucateco es no tener una “burbuja” de preferidos y por ello se propuso participar en la instalación de los grupos de trabajo. Afirma que su interés es sumar para cohesionar a su grupo parlamentario.

Lavaderus est
** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
Algo sabe Andrés Manuel López Obrador de la expectativa de quedarse solo. Además de los roces con el liderazgo moral del PRD, la distancia que han puesto al menos tres gobernadores, los primeros roces con los grupos parlamentarios ya ocurrieron. El propio PRD y sus grupos parlamentarios se muestran incómodos con el Peje. Incluso la propuesta del Frente Amplio Progresista de la Nueva Izquierda, tiene como propósito ir más allá de lo que dio el Peje. ¿Y si el Peje se queda en el camino? Se quedó, dicen. Incluso esperan pase rápido el tiempo para sustituir a Leonel Cota.
Las cosas no pintan bien para AMLO. Y si no que le pregunten a Rogelio Ramírez de la O, quien no quiere ser más una sombra. El tema Tabasco puede ser otra puntilla. La derrota de César Raúl Ojeda será la de López Obrador.
Jesús Sánchez / Recuento Político, EL FINANCIERO

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *