Durmiendo con el enemigo

congreso.jpg Panistas y perredistas fueron actores de una comedia política, versión pirata, de “durmiendo con el enemigo”, nada más cercano al realismo mágico del mexicano.
Por eso, el papel que desempeñó el jefe de la bancada panista, Héctor Larios, en la desastrosa toma de la tribuna en San Lázaro, le puede costar el cargo.
Al menos eso es lo que dicen legisladores de Acción Nacional quienes no aprobaron la fallida estrategia “del todo por el todo” y que colocaron a sus adversarios del PRD en una posición más fuerte de negociación.
El plantón VIP que compartieron panistas y perredistas en la tribuna del recinto legislativo complicó el de por sí difícil escenario para la toma de posesión de Felipe Calderón Hinojosa, tanto como para obligarlo a asumir la presidencia de la República en una sede alterna y sin su antecesor.
En el recuento de este episodio los priistas Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón comenzaron a cocinar el “plan B” que al final de cuentas vendría a atemperar los ánimos de los perredistas y a darles una relativa tranquilidad a los panistas. El rito ceremonial de la imposición de la banda tricolor así se realizaría.
Santiago Creel tuvo un trago amargo, porque horas después de iniciada la campal, pidió a los priistas “hacerse a un lado”, “no meterse” ni ponerse en calidad de árbitros. Como olvidando que solos los panistas no pueden hacer nada.
¿Y la política?
De Larios, es reconocida su cercanía con Manuel Espino, líder nacional panista. Pero también, como el agua y el aceite, hay un distanciamiento real con Francisco Ramírez Acuña. En todo este episodio que dio largas horas de entretenimiento para las televisoras nacionales y extranjeras que estrenaron sin proponérselo un reality show, fue Javier Zermeño, presidente de la mesa directiva en San Lázaro, el que quedó en medio del choque y como líder camaral se la pasó velando el sueño de unos y el desvelo de otros.
Hubo ratos en los que nadie se acordó de la política. La polarización política se expresó en una batalla no de ideas sino de fuerza cuerpo a cuerpo. Nada tan peligroso para el devenir de los siguientes meses y años como esta crisis.
Será un mal comienzo de gobierno, porque las dos principales fuerzas políticas del país estarán en permanente confrontación.
La propuesta de Larios de hacer que Calderón entre por la parte trasera al recinto legislativo, va a marcar al michoacano por la eternidad.
Destapes
En otra pista, hoy jueves se sabrá quiénes serán los responsables en las áreas de seguridad de Felipe Calderón. Y es muy posible que los nombres del gabinete ampliado se conozcan por medio de un boletín.
El anuncio recurrente de Ramírez Acuña, a quien ya se le identifica también como Durito, nada que ver con el extraño personaje del “sup” Marcos, es sobre el retorno de la política.
Quizá lo que quiere decir el jalisciense es que durante el sexenio de Vicente Fox lo que menos hubo fue eso, política, y por eso estamos como estamos.
La parte nodal del gabinete de seguridad está en los nombramientos del secretario de la Defensa, quien habría de reconocer a futuro la posibilidad de una reforma para que más adelante un civil pueda ejercer la función administrativa de las fuerzas armadas y un militar el encargado de las armas.
Mientras ello ocurre entre los nombres más comentados en la casa de transición están los generales Juan Alfredo Oropeza Garnica, así como Guillermo Galván Galván y Tomás Ángeles Dauahare.
En la titularidad de la PGR, Luis Porte Petit, Fernando Gómez Mont; en Seguridad Pública están apuntados Miguel Ángel Yunes y Juan Miguel Alcántara Soria. Genaro García Luna -encargado de la AFI- podría ir como comisionado de la PFP antes de las reformas que crearán la policía nacional que el comandaría.
Ayer aprobó el Senado el ascenso de Raúl Santos Galván como almirante, ¿será el nuevo secretario de Marina?
Prácticamente están amarrados Elías Ayub para Pemex y Luis de Pablo, para la CFE.
Lavaderus est
** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
a) Manlio Fabio Beltrones plantea un punto moderno e interesante para que se produzca el cambio de sede para el relevo de poderes; desmitificar el recinto legislativo. Pero quizá todavía no estemos listos para eso.
b) Dícese que la llegada de José Luis Martínez Cázares a la Función Pública tiene dos lecturas; como tapadera o destapadera del sexenio de Vicente Fox y el sospechosismo que hay sobre el enriquecimiento familiar de la pareja presidencial.
c) La exposición que presenta el maestro Carlos Monsiváis en el Museo del Estanquillo, es como estar de visita en su casa, pero sin gatos.
d) La única izquierda que reconoce Felipe Calderón es la de su propia mano, con la que escribe.
e) Para enchinarle la piel a cualquiera. A nueve meses de creada, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas (FEADP) ha documentado 108 denuncias, de las cuales 19 han sido concluidas -entendemos que resueltas- y una más consignada ante un juez.
f) Que ahora sí es de a deveras, ayer fue la última conferencia mañanera de Rubén Aguilar. Ojalá Calderón no repita el numerito.
** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
-Y si Vicente Fox no acude a la ceremonia del relevo de poderes ¿se perdería el país de algo?

Jesús Sánchez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *