Los partidos, partidos

El atribulado cambio en las dirigencias nacionales de los partidos con mayor presencia en el país, aún no arroja luz sobre la modernización estructural en esos institutos, pese a que se presume que estamos en plena transición democrática. 

Porque el problema sigue siendo el mismo, la persistencia de una peligrosa tendencia a obtener menos votos en cada elección. 

Multiliderazgo 

En el PRI están de estreno, pero la realidad es que Beatriz Paredes no tiene un partido integral; existen 32 pris en el país y una sede central. 

La cruda realidad es que antes de la política tlaxcalteca están los dirigentes estatales, que son expresión de los gobernadores -los líderes de a de veras-; en los Congresos estatales ocurre el mismo fenómeno. 

Y en el Poder Legislativo, no hay duda de que el sonorense Manlio Fabio Beltrones y el yucateco Emilio Gamboa Patrón, tienen el liderazgo de los representantes populares del país en el Congreso de la Unión. 

Con las elecciones prácticamente encima, las primeras serán el 20 de mayo en Yucatán, se esperaba una posición más aguerrida de Paredes frente a lo que otros priistas le han reprochado a Calderón su injerencia en los comicios para favorecer a los candidatos albiazules. 

Las declaraciones de la tlaxcalteca han sido consideradas tibias y contrastan con los duros reclamos de Beltrones y Gamboa. 

Lo que son las cosas, el PRI es hoy el partido más cercano al presidente Felipe Calderón -de raíz panista-, ante la distancia que le impuso la dirigencia del PAN, pero el riesgo para el michoacano es que se acabe la luna de miel con los tricolores. 

Pan de caja 

En el PAN habrá cambio de dirigencia el próximo año. Pero si alguien le hubiera dado a los calderonistas la posibilidad de adelantar la sucesión para sustituir a Manuel Espino, lo habrían hecho hace meses. 

Espino sabe que se desenvuelve en un terreno difícil, escabroso, porque un segmento importante de panistas cercanos a Calderón no acepta los argumentos de su dirigente nacional, de no convertir al PAN en un apéndice del gobierno. ¿Va para allá? 

Por eso la cruzada calderonista para “recuperar el partido”. Por eso en la reunión de comienzos de junio en donde se hará la renovación del Consejo Nacional panista, habrá muchos descalabrados. Ya se verá si el PAN se convertirá en partido del gobierno. Pero después de este episodio, Espino quedará más acotado que nunca. 

Espino asegura que no tiene delfines, lo que se entiende como que no abogará por nadie. Eso dice. 

Por diversos factores, Carlos Abascal se convirtió en una posibilidad remota para entrar de competidor, y lo menos que le desean es que le dé las vueltas que quiera al rosario y se encomiende a quien más confianza le tenga. A quien sí ven como delfín calderonista es a Germán Martínez Cázares, pero no las trae todas consigo. Los panistas mexiquenses prefieren a César Nava, secretario particular de Calderón, en lugar de Germán, aunque todavía no se entiende por qué. Pero para el caso es lo mismo. 

Un viejo de 18 

En el PRD, dicen que la mula no era arisca. Pero si pudieran, habrían cambiado a Leonel Cota hace mucho. Andrés Manuel López Obrador fue una figura en la competencia pero al margen del partido, tanto que a punto de cumplir 18 años de existencia, el PRD ya no se parece en nada a lo que construyó Cuauhtémoc Cárdenas. 

Las tribus siguen siendo tribus. Curioso, se habla en el PRD de refundarlo, reconstruirlo, rearmarlo, pues como está, ya parece un viejo de 18. 

Los expriistas convertidos al perredismo hacen todo para mantenerse al timón. Para el cambio de dirigencia, la guerra intestina va entre dos lopezobradoristas, Alejandro Encinas y Ricardo Monreal. Otra opción es la de los chuchos, con Jesús Ortega Martínez al frente -quizá la más sensata-, pero también se espera que Marcelo Ebrard haga su propuesta con la perspectiva de los comicios de 2012. Todo un enredo. 

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez. 

-Grave, muy grave lo ocurrido en Michoacán. La seguridad interna del país está más expuesta que nunca.  

 

Jesús Sánchez,  Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *