¿Charros contra gángsters?

fumanchu.JPG        

Publícalo pero no se lo cuentes a nadie. 

Cuando se creía que la teoría de la conspiración sólo quedaba como un espacio para las novelas de espías en conflicto, o de aquellas películas clásicas de Juan Orol, la sorpresiva reaparición del singular personaje de origen oriental Zhenli Ye Gon detonó en México una crisis que trasciende lo político y llega al ámbito narcojudicial. 

Como están las cosas, se extrañan personajes como el célebre policía chino Fu Man Chu, quien seguramente ayudaría a resolver el entuerto del “chino de Las Lomas” que en pocos años se convirtió en otro rey Midas -¿gracias a quién?-, logró construir una historia en la que no se sabe qué tanto es verdad o qué tanto es mentira, pero que ha puesto en entredicho la eficacia no sólo de las áreas de procuración de justicia, sino de la “inteligencia” mexicana. 

Las revelaciones de Raymundo Riva Palacio tocan la médula de una hipótesis que se venía tejiendo, que Ye Gon es un testigo protegido de alguna agencia estadounidense. Esto, dicho por “una alta fuente de la PGR”. 

Esta conclusión es razonablemente creíble, diría el propio Fu Man Chu, pero lo que no encaja es dónde estaban los bien pagados intelectuales funcionales de la inteligencia mexicana que pudieron anticipar las jugadas de Ye Gon. Para eso les pagan, ¿o no? 

A lo mejor es necesario que la burocracia metida en labores de “inteligencia” se inscriba a un diplomado sobre “charros contra gángsters”, de algo les serviría. 

El método Fu 

Muchas son las preguntas de sentido común en este cuento. El método Fu Man Chu para deshebrar la teoría de la conspiración puede servir para encontrar el hueso del aguacate, no más. 

* Si el empresario Zhenli Ye Gon estaba en la mira, quién le dio las facilidades para amasar rápidamente su fortuna. Lo único claro es que fue en el sexenio de los Fox. Aduanas, es la primera palabra que viene a la cabeza. 

* El cateo de la residencia de Las Lomas se hizo cuando Ye Gon no estaba. Muy parecido a los operativos contra la piratería en los que no hay detenidos. 

* De acuerdo con el método Fu Man Chu, y apegados a la hipótesis de Riva Palacio, la PGR tuvo razón en considerar a Ye Gon como prófugo de la justicia. Andaba en Las Vegas. Si no, pues no, ¿verdad? 

* La grabación de las declaraciones de Ye Gon se hizo el 17 de mayo, en Nueva York, ¿y la Interpol? Bien, gracias. 

* La primera noticia que se tuvo de este escándalo fue el domingo 1 de julio. Después de un escueto cable informativo de la agencia AP, la PGR emitió un amplio comunicado donde revela la existencia de una carta enviada por una firma de abogados contratados por Ye Gon y que la hizo llegar a la embajada de México en Washington. 

* Lo curioso es que esa carta tiene fecha de 2 de julio. 

* En la misma carta se cita a Javier Alarcón, secretario del Trabajo. En la entrevista videograbada que se sabe duró tres horas y fue entregada a la agencia AP, el propio Ye Gon menciona a Javier Alarcón. No a Javier Lozano. 

* Apenas el 30 de junio, Javier Lozano Alarcón se afilió al PAN capitalino. Fue César Nava quien fungió como aval de la afiliación de Lozano. Hasta ese momento todo era felicidad. 

* La pregunta. ¿Por qué Lozano? 

* Lo que se notó fue una apresurada aparición de la PGR para intentar apagar un incendio que percibía. 

* Algo fuera de serie fue que la PGR declarara que “espera que Zhenli Ye Gon sea sometido a la justicia mexicana”. 

¿Qué acaso la PGR no es una institución procuradora de la justicia? 

* También fue la PGR la que anticipó que el contenido de la carta tenía elementos de chantaje, afirmaciones absurdas e inverosímiles, “intentando disuadir al gobierno de aplicar todo el peso de la ley” en contra de Ye Gon. Negociar, pues. ¿En lo oscurito? No, así no, diría Fu. 

* Y que la mayor parte del dinero correspondía a “fondos secretos” de la campaña panista. Y se anticipó a decir que “esta afirmación no sólo es falsa, sino ridícula”. 

* Siguiendo el método Fu Man Chu, los expertos en teoría de la conspiración del Chamanic Center anticipan que si realmente Ye Gon es un “testigo protegido” del gobierno de EU, los dardos venenosos seguirán contra la PGR. ¿Y la inteligencia?, ¿está de vacaciones de verano? 

> Lavaderus est 

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza. 

1) ¿Alianza PRI-PRD en Michoacán? Ayer solicitaron licencia a la Comisión Permanente los legisladores José Ascención Orihuela Bárcenas y José Jesús Reyna, quienes junto con Fausto Vallejo son los precandidatos del PRI para la gubernatura. Habrá candidato de unidad, no más. Lo interesante es que puede darse una alianza PRI-PRD para enfrentar al PAN. Los panistas van por Benigno Quezada o por Salvador López Orduña. No la tienen fácil. 

2) Le fue bien a Fidel Herrera en el foro temático sobre la reforma del Estado que se realizó en Boca del Río. Se sintió como pez en el agua junto a Beatriz Paredes y Manlio Fabio Beltrones. 

3) Bien por la periodista Isabel Morales, quien ahora hace labor de comunicadora para Tlaxcala. Fue buena decisión. 

4) Blanca Lolbee presenta hoy su libro Perder no es tan malo, editado por Planeta. Con el oficio de periodista Blanca talla sus narraciones en las que sus personajes enseñan cómo aprendieron a perder después de lograr sus triunfos. Esto es en la Casa Lamm y estarán Paco Prieto, Giuseppe Amara y José Luis Martínez. Disfrútelo. 

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez. 

– El encuentro de Ivonne Ortega con Felipe Calderón no fue de 20 minutos sino de hora y media. Por la tarde, el number one comió pato. Mera coincidencia.  

Jesús Sánchez / Recuento Político (EL FINANCIERO) 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *