Aduanas, ¿hoyo negro?

aduanas1.jpg

Bajo un alud de sospechosismo, de dichos confusos, de autodefensas apresuradas, en fin, de señalamientos que bien pueden acoplarse a una expresión sublime del realismo mágico, lo único real en el escándalo de Zhenli Ye Gon es el nivel que alcanzaron en nuestro país la impunidad y la corrupción.

Aunque resulta una historia increíble, sobre todo en un país con más de 40 millones de mexicanos situados en los distintos niveles de la marginación, las ganancias del empresario Zhenli Ye Gon -como dijo José Reveles-, son “obscenamente cuantiosas”.

Pero en esa maraña de cuentos chinos, el escándalo apunta hacia uno de los hoyos negros de la administración pública mexicana de los últimos sexenios, las aduanas.

Ya desde el final del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, 48 aduanas del país eran administradas por empresas privadas, lo cual ocurrió gracias a las ventas de garaje que realizó el expresidente, en este y otros segmentos estratégicos del país.

Pero las aduanas, que son las puertas del país por donde entra y sale todo tipo de mercancías y productos, legales e ilegales -desde mercancía pirata hasta droga y armas, según el reconocimiento oficial-, pronto se convirtieron en la caja chica no reconocida, por supuesto, del gobierno, particularmente en el sexenio de Vicente Fox.

Las pistas

Fue el periodista Miguel Badillo quien comenzó a documentar las sospechas de que con la creación de tres empresas privadas y dos fideicomisos se manejaron recursos fuera del presupuesto federal para propósitos que no han quedado totalmente claros. Y es precisamente ese mecanismo el que le permitió a Ye Gon acumular la fortuna que hoy se conoce y que de ser un empresario dedicado a comprar y vender mercancía decomisada, pronto se convirtió en un sospechoso de narcotraficante a gran escala.

El hoyo negro de las aduanas es muy grande y las únicas pistas reales se dieron cuando se crearon las empresas Integradora de Servicios Operativos (ISOSA), Integradora de Activos (IASA) y COSISA y los Fideicomisos Aduanas I y II.

Badillo se metió tanto en el tema que dejó de publicar su columna Oficio de Papel en una importante casa editorial, por esa causa, pero a modo de despedida escribió el 26 de abril de 2004:

“En las secretarías de Hacienda y Gobernación nadie quiere hablar del tema. En las áreas de comunicación social niegan cualquier entrevista para aclarar la participación directa de Francisco Gil Díaz y de Santiago Creel Miranda en la constitución de los fideicomisos Aduanas I y II, así como en las empresas ISOSA, IASA y COSISA, las cuales han servido al gobierno del presidente Vicente Fox Quesada como `caja chica´ para disponer de recursos fuera del presupuesto y, lo mejor, sin tener que reportarlo a la Secretaría de la Función Pública y mucho menos al molesto Congreso que, cada vez, pide mayor claridad en el manejo de las cuentas públicas.”

Durante la operación de esas empresas, al menos hasta el 30 de junio de 2003, Aduanas I guardó recursos por más de 16 mil millones de pesos, generados por el cobro de derechos y trámite aduanero.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó en su momento las irregularidades pero hubo silencio. Más tarde el IFAI también solicitó información que no fue debidamente mostrada.

Antes de que terminara el sexenio foxista se creó un nuevo fideicomiso, FACLA, que sustituyó a la polémica empresa privada Aduanas I, pero eso, luego de 14 años de manejos extraños.

Desde finales del sexenio foxista se integraron comisiones legislativas para examinar los casos de las aduanas y de la vinculación de éstas con los hijos de la pareja presidencial foxista. Investigaciones que recientemente se toparon con la exoneración que hizo la PGR días antes de que Fox entregara la banda presidencial a su sucesor.

La hebra

Hoy las sospechas apuntan hacia las aduanas. EL FINANCIERO publicó apenas el 6 de julio una nota informativa de José Reveles en la que establece los vínculos de Ye Gon con la aduana de Manzanillo, que estaba a cargo de Luis Roberto Patrón Arregui, hoy administrador de Innovación y Calidad del Servicio de Administración Tributaria (SAT). La PGR confirmó la información de EL FINANCIERO al establecer una línea de investigación sobre este personaje.

El caso es que Patrón Arregui fue propuesto por el nuevo secretario de Hacienda, Agustín Carstens, como director general de Aduanas, pero el Senado rechazó el nombramiento en comisiones, no sólo por sus extrañas ligas, hasta familiares con Gil Díaz y sus aduanas. Pero Patrón Arregui fue premiado. Ahora sólo falta esperar en qué terminan las investigaciones de la PGR.

Detrás de todo esto, la corrupción y la impunidad en su máxima expresión.

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1) Beatriz Zavala Peniche tiene clara la instrucción del presidente Felipe Calderón, la de llevar a todos los municipios los recursos y apoyos de Sedesol, sin distinción partidista. Muestra de ello es la buena relación política con el gobernador priista Miguel Ángel Osorio Chong, y Zavala, una funcionaria de extracción panista y un presidente municipal perredista. Osorio y Zavala coincidieron en que el combate a la pobreza no tiene banderas ni ideología, es una tarea del Estado.

2) “Regresarle a la política su valor ético, ésa es o debería ser la meta de los actuales líderes mexicanos”, dijo Mauro Jiménez Lazcano en la ceremonia del 135 aniversario luctuoso de Benito Juárez en el Senado de la República.

3) Mientras Chichén Itzá sigue de fiesta, el centro arqueológico de Cacaxtla, en Tlaxcala, está viéndoselas negras.

El techo que protegía los frescos prehispánicos se vino abajo hace unos meses debido a una fuerte granizada. Pese a los esfuerzos del gobernador Héctor Ortiz Ortiz para darle al sitio su lugar como importante atractivo turístico, el director del INAH, Alfonso de Maria y Campos, asegura “que no hay pérdidas económicas”. Lo grave es que de no actuar rápido, Cacaxtla cerrará sus puertas de seis a ocho meses.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

– ¿Ya notó que todos los días aparece Enrique Peña Nieto en algún acto con Felipe Calderón?

Jesús Sánchez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *