Germán y Nava, 2008.

Un sentido adiós a Chava Rico

pan3.jpg La devastación que provocó en el panismo veracruzano el paso electoral del “huracán Fidel”, se tradujo en un nuevo distanciamiento entre la dirigencia nacional albiazul y los operadores políticos de Los Pinos.

No fue para menos porque el PAN casi desaparece de Veracruz, la tercera entidad generadora de votos del país, eso en el ámbito municipal pues perdieron de un jalón 50 municipios, porque en el Congreso de plano sólo alcanzaron dos solitarios espacios de mayoría de un total de 30.

Y aunque los albiazules jarochos le echan la culpa no sólo al prospectivo gobernador Fidel Herrera, entre Juan Bueno Torio, Abel Cuevas Melo y Alejandro Vázquez Cuevas sólo hay sospechosismo, es más, Gerardo Buganza, de plano, ya no acompañó a los panistas en desgracia.

El problema para todos los dirigentes panistas es que quieren la candidatura a la gubernatura, pero así como van, a lo mejor ninguno de ellos llega.

Calderón force one

En la encerrona que realizaron el martes los panistas, en el bunker del Eje 8, los reclamos tenían el subido tono jarocho. Se quejaron de todo, de que los operadores de Gobernación y de Mouriño son muy buenos para intervenir en las internas panistas, pero no funcionan donde hacen falta.

También se quejaron de que Fidel Herrera tiene pacto de no agresión con Miguel Ángel Yunes, por eso el “chiqui Yunes” pudo conservar la plaza en Boca del Río.

A la maestra no la tocaron ni con el pétalo de una rosa, comentaron molestos los panistas y reclamaron las alianzas del Panal y Convergencia con el PRI.

Pero lo que más les dolió fue que Fidel Herrera les presumiera que había viajado en el avión presidencial y que comió las tortas del Calderón force one, por cierto, las mejores del cielo.

El factor Yunes

Las patadas de ahogado llevaron a los panistas a declaraciones temerarias, como la de no aceptar las contadas plazas donde ganaron.

Pero se sabe, se supo que Miguel Ángel Yunes Márquez no renunciará, no va a entrar a las concertacesiones.

Es más, dicen que el “chiqui Yunes” estaba muy enojado porque ni la dirigencia nacional ni la estatal panista se habían comunicado con él para felicitarlo, cuando fue él precisamente quien retuvo para su partido el Ayuntamiento más importante.

El caso es que los aliancistas acumularon poco más de un millón 200 mil votos, contra 760 mil sufragios de los panistas.

Lo interesante es que para efectos de las próximas elecciones federales de 2009, y posteriormente las de 2012, Fidel Herrera Beltrán logró un capital político que buscará cualquiera de los que pretendan convertirse en candidato, pero quien lleva la mano es nada más y nada menos que Manlio Fabio Beltrones.

Se aleja Michoacán

Así, ahora el panorama del PAN para Michoacán es difícil. Aunque Leonel Godoy sabe que se requiere de una alianza amplia y un mayor esfuerzo para ganar en los comicios de noviembre, la perspectiva de que el PAN ganará la gubernatura michoacana como regalo para Felipe Calderón hoy sólo es pólvora mojada.

Los panistas en el país andan preocupados por otros temas.

Por ejemplo, son muy socorridas las versiones de que Germán Martínez Cázares anda de gira y dicen que les dice a los gobernadores -panistas, claro- que él es el bueno para la dirigencia nacional, o sea, el sustituto de Manuel Espino.

Por supuesto que eso lo dicen los seguidores de César Nava, a quien ya se le ve como un prospecto serio, aunque joven, para competir por la dirigencia del PAN a partir de enero de 2008, proceso que culminará en marzo de ese mismo año.

Pero los cercanos a Manuel Espino advierten que los grupos tanto de Germán como de Nava terminarán golpeándose entre ellos.

Los simpatizantes de Martínez Cázares aseguran que Calderón se la debe y recuerdan aquel episodio en el que bajaron a Germán de la contienda interna, tanto que era conocido como el “diputado lagrimita”.

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1) Notiver se voló la barda esta semana. La clásica publicación veracruzana informó el lunes, un día después de los comicios locales, que el PRI ganó 320 de las 260 alcaldías.

Cuando el PREP veracruzano confirmó la aplanadora priista, cabeceó su edición: ¡Magazo!, refiriéndose a Fidel Herrera como aquel que reprodujo los votos. Y luego, a propósito de las protestas panistas, Notiver las sintetizó: “Se apejaron”.

2) Por cierto que en marzo de 2008 también se realizará la competencia por la dirigencia nacional del PRD. En la final estará, sin lugar a dudas, Jesús Ortega Martínez. Una campaña difícil será la de Alejandro Encinas, sobre todo por el efecto negativo que llevan las tribus, de las cuales quizá sería bueno que Marcelo Ebrard tomara mayor distancia.

3) El formato del Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto resultó interesante. Fue el primer ejercicio de su tipo en el país, aunque lo que no se sabe es por qué faltó a la cita el dirigente nacional del PAN, Manuel Espino, cuando una noche antes habían confirmado su presencia. Bueno, tampoco anduvo por ahí Leonel Cota. De los gobernadores, sólo convocó a los de Hidalgo, Durango, Morelos, Yucatán, Veracruz, Puebla, Chihuahua y Sinaloa, y al jefe de Gobierno del Distrito Federal. Por tanto, se espera que le corresponda a Marcelo.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

– Francisco Ramírez Acuña se quedará al frente de la oficina, ahora que Calderón está de viaje internacional.

– En medio de una crisis de acuerdos en el Congreso, conste.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *