Sí, pero no

ramirez-acuna.jpg

“Está bien cincho”, “no lo mueve nadie”, fueron dos de las expresiones que salieron al paso ante las versiones de que Francisco Ramírez Acuña había presentado su renuncia al presidente Felipe Calderón.

Y quienes dieron por hecho que el exgobernador de Jalisco estaba vaciando los cajones de su escritorio, lo colocaron como parte del efecto dominó que detonó la decisión harto acelerada de Germán Martínez Cázares, quien dejó la Secretaría de la Función Pública (SFP) para -según el escenario de Los Pinos- convertirse en el dirigente nacional del PAN.

La renuncia (inconclusa) de Ramírez Acuña era atribuida -en los sabrosos cafetines de sobremesa- a varios factores: que no tuvo capacidad para reaccionar ante los ataques del EPR contra instalaciones de Pemex; que sus críticas al desmantelado Cisen tendieron un velo de sospechosismo, no sólo en contra de la gestión de Vicente Fox sino del senador Santiago Creel. Todos en el Cisen hoy se miran de reojo y con recelo.

Otras razones más subjetivas eran que el político tapatío estaba en desacuerdo con las estrategias poco ortodoxas de Los Pinos, ¿será? Y quizá la menos creíble, que don Francisco anda construyendo su candidatura hacia 2012.

El caso es que a Ramírez Acuña no le valió que le concedieron la representatividad del Grito de Independencia en el atrio de la emblemática iglesia de Dolores Hidalgo. Y menos que el discurso conciliador del 16 de septiembre lo diera el presidente Calderón y no algún miembro del gabinete, como en otras épocas.

La pregunta está en el aire. ¿De quién se sospecha? “Que investigue el Cisen”, propuso un chamán orgánico. “No, porque el Cisen está desarticulado”, corrigió rápidamente otro.

El colmo. Al Cisen se les desaparecen los desaparecidos. ¿O no?

Gato de trapo

Pero fue Germán Martínez Cázares quien se apresuró a encabezar un singular proyecto planeado desde la perspectiva de un gobierno panista, recuperar el manejo y control del PAN.

Y resulta extraño porque el principal objetivo de esa estrategia se llama Manuel Espino, representante del grupo hecho bajo el proyecto de Vicente Fox y al que hoy lo identifican como el primer obstáculo al proyecto político de Felipe Calderón.

Martínez Cázares no puede quitarse el sello felipista, pero entre los panistas eso no le garantiza que se convierta en el relevo de Espino.

Los espinistas consideran que los felipistas pretenden reeditar el modelo de poder desarrollado por décadas en el PRI. Es decir, Felipe quiere un partido muy parecido al PRI.

Aunque usted no lo crea, la guerra de los “ismos” está muy latente en el PAN.

La actual dirigencia no está de acuerdo en la “priización” del “panismo”, y menos que el partido se convierta en una extensión del poder presidencial.

La renovación de la dirigencia nacional del PAN de marzo de 2008, seguramente será la más controvertida de su historia y con un alto riesgo de fractura.

Bueno, hasta el gober de Morelos, Marco Antonio Adame, confía en que no se den las cargadas ni los votos privilegiados, la mano pachona, pues.

Hay muchas posibilidades de que Manuel Espino se integre a la competencia interna por la reelección.

Pero en la batalla de la legión albiazul, otro grupo importante que decidirá su participación en noviembre es el del senador Humberto Aguilar Coronado. Y Gerardo Priego, simplemente venderá caro su apoyo.

> Lavaderus est<

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1) A Eduardo Bours le llueve sobre mojado. Por ahora no quiere saber nada de la reforma electoral a la que -como su contlapache Humberto Moreira-, en lo personal, reprueba. Hace unas lunas, le reclamó al number one de Los Pinos que quisiera hacerse pato y no hacer suya la propuesta del gasolinazo. Hoy, Calderón todavía anda diciendo “yo no fui”.

Pero Bours prefiere ocuparse en su penúltimo informe de gobierno, que se realizará el 13 de octubre, para no hacer caso de la gallera de la sucesión que se le alborotó otra vez.

El secretario del STIRT, Ricardo Acedo Samaniego, relevo de Netza de la Vega, destapó al actual alcalde de Hermosillo, Ernesto Gándara Camou, como su candidato para relevar a Tours (sic).

Lo que no se sabe es por qué quieren anticipar la salida de Bours del gobierno sonorense, a quien ya ven como miembro numerario del Panal.

2) El secretario de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Javier Guerrero García, anunció que los legisladores priistas harán una “cirugía mayor” y un análisis profundo al paquete económico enviado por el presidente Felipe Calderón, para enderezar asignaciones y, sobre todo, fortalecer el gasto social y productivo.

3) El gobierno y la Asociación de Ingenieros Aeronáuticos de Cataluña y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, promovieron la Noche de la Aviación, donde se hará la entrega de la tercera edición de los Premios Flyer, en la Semana Aeronáutica y del Espacio. Ahí, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) recibirá un premio a “la mejor empresa iberoamericana de servicios aeroportuarios”.

4) Contra el sospechosismo, Josefina Vázquez Mota se ve que goza de buena salud, y especialmente de buen diente.

5) A Tomás Yarrington se le ve con mucha frecuencia en restaurantes de la ciudad de México, aunque solito y dándole duro a la tecla. La pregunta es si seguirá tirándole línea a su sucesor, vía Internet.

6) En la Corte están pendientes de las nominaciones de Diego Valadés al IFE o al TEPJF.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

– Hay quien dice que la nominación de Carlos Castillo Peraza para la Belisario Domínguez la hicieron los panistas a destiempo. ¿Será?

Jesús Sánchez Martínez / RECUENTO POLÍTICO (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *