Mitos y alertas


22_enero_2008_segunda_comision1.jpgLa guerra contra el crimen organizado es real, no hay duda, y los soldados que están del lado de los buenos -por fortuna la mayoría-, no sólo viven del cívico discurso de servir a la patria.

Por eso, las valoraciones que hizo el general Tomás Ángeles Dahuajare ante senadores y diputados de la Comisión Permanente, tienen un particular valor agregado pues dimensionan un problema cotidiano en las filas castrenses, considerado como un pecado, una vergüenza que en otro tiempo se ocultaba, el de los desertores.

Que se sepa, sólo en corto se conocía de una cifra aproximada del número total de desertores del Ejército. Nadie se atrevía a decir cuántos soldados han desertado del servicio y por qué.

Son 117 mil en los últimos siete años, dijo el subsecretario de la Defensa Ángeles Dahuajare. Y aunque no hay cifras comparativas quizá sea este periodo, el sexenio del expresidente Vicente Fox, el que por olvido y descuido debilitó la estructura de la institución castrense.

Bajos salarios, problemas con la disciplina, sobrecargas de trabajo son, entre otros, los motivos que identificó el general Ángeles Dahuajare y que en distintos momentos hicieron susceptibles a los soldados a abandonar las filas y en algunos casos reclutarse al bando contrario, al de los criminales y narcotraficantes.

El tema, delicado en sí mismo, derriba algunos mitos pero también mantiene la alarma.

En el primer círculo de la institución castrense se advierte que el Ejército ha dejado de proveer a los narcos de personal preparado, especializado, que dio paso a los llamados Zetas, que no son otra cosa que mercenarios. Existen más controles y garantías para quienes forman parte de las fuerzas especiales para evitar la traición.

Pero los soldados, la tropa, son los más susceptibles de ser cooptados.

Por eso fue importante la petición de mejorar el presupuesto, que tendrá un efecto salarial inmediato y cubrirá los programas sociales.

No se planteó en la mesa con los legisladores, pero las condiciones del retiro de los militares no son las mejores en términos de exservidores públicos. Apenas este año se puso en marcha un programa que permitirá ampliar las expectativas de adquisición de vivienda a los soldados. Vaya.

Lo expuesto públicamente por el general Ángeles debe servir para modificar actitudes y convertir en fortalezas las debilidades de las Fuerzas Armadas.

El Ejército todavía es la institución más confiable entre los mexicanos. Si se pierde, se habrá perdido ésta y todas las guerras que vengan contra los criminales.

Rechinando, ¿de qué?

¿Y el gobierno de manos limpias? La pregunta viene a cuenta porque algo extraño ocurre en el ámbito del Ejecutivo federal y del propio Poder Judicial al obstaculizar el trabajo que realiza la Auditoría Superior de la Federación. Son varios los temas en los que pareciera que se quiere esconder la basura bajo la alfombra.

La petición del Ejecutivo para que la ASF no audite los permisos para la operación de casas de juego, otorgados por la Secretaría de Gobernación -en las gestiones de Santiago Creel y de Francisco Ramírez Acuña-, llama la atención, porque aunque no le tocó decidirlo a Juan Camilo Mouriño, podría éste retirar los permisos correspondientes en caso de irregularidades.

Otro tema es el de las irregularidades en Compranet -cuyas inconsistencias han sido documentadas en las páginas de EL FINANCIERO-, pues aun cuando la Secretaría de la Función Pública debió iniciar las investigaciones para determinar responsabilidades, con una orden de no se sabe quién, se cerró el acceso a la información del sexenio foxista, de la cual sólo se podrá disponer por orden del IFAI. ¿Es la era de la información rasurada?

Distractores

Juan Camilo Mouriño fue uno de los nombres a los que Manuel Espino señaló como responsable de la guerra sucia contra los panistas. No sólo de alinear a los delegados estatales para hacerlos calderonistas, sino en el proceso interno para la elección de los consejeros que al final habrían de participar en la elección democrática panista por la renovación de la dirigencia nacional, proceso que quedó casi desierto y que ganó casi por default Germán Martínez Cázares.

Mouriño hoy no sólo es el secretario de Gobernación, también es presidenciable aunque él diga que no le interesa, será el puching bag del calderonismo. El otro presidenciable es Ernesto Cordero, si no le desaparecen la Sedesol antes de que termine el sexenio. Germán no se ha despegado. Son todos. Además de los citados, Calderón ya no tiene más presidenciables.

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
1) El director del IMSS, Juan Molinar Horcasitas, entregó reconocimientos a los doctores Raúl Velázquez Castillo y Jorge Salmerón Castro, investigadores del Instituto, quienes como resultado de un ensayo clínico, a escala internacional, probaron la seguridad y eficacia de la vacuna contra el rotavirus que ya se aplica en nuestro país.
Los doctores Raúl Velázquez Castillo, jefe de Virología de la Unidad de Investigación en Enfermedades Infecciosas del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, y Jorge Salmerón Castro, jefe de la Unidad de Investigación Epidemiológica y en Servicios de Salud de la Delegación Morelos del Instituto, realizaron este protocolo científico.
2) El nuevo noticiario CNN México: Perspectivas arrancó con buena estrella. Este espacio, conducido por Mario González, es el primer informativo de CNN en Español que se realiza fuera de la sede central de Atlanta. Los reporteros Rey Rodríguez, Harris Whitbeck y Krupskaia Alís son garantía de un enfoque informativo profesional y bien sustentado. Bien por Ariel Crespo, jefe de la Oficina de CNN México.
3) La confirmación de Dionisio Pérez-Jácome como subsecretario de Hacienda avala un dicho que bien podría ser jarocho: “De tal palo, tal astilla”. Felicidades.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
– Por decreto, publicado en el Diario Oficial de la Federación, la Secretaría del Trabajo aprobó la nueva Ley Federal del Trabajo. En el programa sectorial la dieron por aprobada y promulgada. El detalle es que todavía no existe.

Jesús Sánchez Martínez (Recuento Político / EL FINANCIERO)

Foto: Diputado Samuel Aguilar Solís; el general Tomás Ángeles Dahuajare, subsecretario de la Secretaría de la Defensa Nacional, y el diputado Carlos Alberto García González.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *