Y las mandaron al Diablo….

congreso1.jpg

Ya se sabe, ya se supo que la recurrencia del number one de Los Pinos al tema de la disyuntiva de elegir entre el pasado o el futuro tiene una razón de mucho peso, que el presente está de la cachetada.

Manlio Fabio Beltrones percibió las negras intenciones de los paristas del Congreso. Quieren un debate de cuatro meses para empatarlo con la fecha del informe presidencial. Una historia sin fin.

El asalto a las tribunas del Congreso no tiene justificación. Ninguna. Pero sí refleja una preocupante realidad política: que las actitudes asumidas por los seguidores de Andrés Manuel López Obrador son de tolerancia cero a la civilidad democrática, y que no hay interlocución política del lado del Ejecutivo para que las fuerzas políticas del país coincidan en desplegar esfuerzos para beneficio de México, no más.

Está claro que existe un desafío en el que con preocupación hay que decir literalmente que se está mandando al Diablo a las instituciones.

Está claro que seguimos inmersos en el proceso electoral de 2006. No lo hemos superado, ni de un lado ni del otro.

Debate eterno

¿Qué tanto es tantito?, dijo un clásico. Por eso nadie espera que la perspectiva de un debate, por cierto motivo por el que se asaltaron las tribunas, sea la solución a esta crisis política.

Y si no son suficientes los cuatro meses, pues vámonos con un año de debates. O mejor una década, o un debate eterno. Por ahí vamos, ¿o no?

No hay luz al final del túnel. Del lado gubernamental se les agotó la incipiente interlocución encomendada a Juan Camilo Mouriño.

Hay que reconocer que el dardo que lanzó López Obrador contra Mouriño pegó en el centro. La sola sospecha de que el campechano hubiese incurrido en tráfico de influencias hizo trizas una fase promisoria en la vida política de uno de los aliados más fuertes de Felipe Calderón.

Seguimos bajo la maldición del medio punto de diferencia.

Y si en un año se les agotó Francisco Ramírez Acuña, la promesa de Mouriño se anuló en dos semanas.

Camilo debió haber solicitado una licencia temporal para aclarar las cosas. Pero no, el empecinamiento de Calderón para que no se entendiera que ponía la cabeza de su amigo en bandeja de plata, descompuso todos los escenarios.

Si Mouriño aportó su dinero para la campaña. Esas deudas se pagan con dinero. Si Mouriño era el proyecto transexenal de Calderón, pues ya no lo es. ¿Entonces?

Nada cambia

López Obrador no tiene remedio. El PRD le quedó chico, metió las manos por Alejandro Encinas. Pretende la paternidad de Marcelo Ebrard como el candidato presidencial de 2012, aunque el jefe de gobierno capitalino, por mérito propio, está construyendo su carrera.

Y mientras Calderón responde con discursos casi de pastor y AMLO se refugia con sus cuates a quejarse del linchamiento de la televisora de enfrente, las tribunas siguen ocupadas.

Pura simulación y el absurdo. Los ayunos legislativos de los miembros del FAP de 26 horas, ¿quién se los cree? El PAN ya respondió, con lo único que sabe, a sombrerazos.

> Lavaderus est

* Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1) El nuevo titular de la Cofepris, Miguel Angel Toscano, debuta hoy en León, Guanajuato, con el arranque de una cruzada nacional contra la matanza de animales en condiciones insalubres en los rastros del país. El funcionario realizará una visita de verificación a un rastro para constatar la forma en que opera. Además, pondrá en marcha un proyecto piloto para recolectar medicamentos caducos en hogares, clínicas y farmacias.

2) Por cierto, el consenso entre quienes conocen la trayectoria de Juan Antonio García Villa es de reconocimiento a su profesionalismo, pues pese a todo -presiones y quebrantos de salud- realizó un trabajo encomiable el tiempo que se desempeñó en la Cofepris.

3) Javier Lozano Alarcón pudo haber llegado a tener una oficina en Bucareli. Pero el escándalo que detonó la Auditoría Superior de la Federación, no sólo hizo brincar a los emisarios del pasado sino a los abogados de Unefon, que se empeñaron en explicar que no obraron mal.

Lo más grave para Lozano es la desconfianza de los panistas.

Federico Döring insiste en que hace falta una explicación.

4) Ayer laureado por el sistema, hoy Francisco Gil es visto como mercenario de las guerras comerciales modernas.

Hace unos días, el gerente de Relaciones Interinstitucionales de Teléfonos de México, Mario Cobo, respondió a los ataques del otrora supersecretario: “Gil Díaz busca toda costa golpear a Telmex para favorecer a la empresa española Telefónica.”

Gil Díaz acusa a Telmex de ser un monopolio -dijo Cobo-, “cuando quien es monopolio en España y en muchos países de América Latina es Telefónica, que tiene más del 90 por ciento del mercado en esas naciones”.

El Congreso impulsará una iniciativa que sancionará a los legisladores o funcionarios que usen información privilegiada para beneficio personal conocida como ley antiDiego. Podrían hacerla retroactiva.

5) El orden de los factores sí altera el producto. Hace unos días apareció un pase de nota con la cabeza “No viajen a México, insiste Tony Garza”. En realidad el embajador no dijo lo que decía el encabezado, pues el diplomático aprecia tanto a México que incluso, es de todos sabido, se casó con una mexicana. Lo que sí es un hecho es que el embajador recomendó a los viajeros estadounidenses precauciones por el nivel de violencia que desafortunadamente se aprecia en algunas ciudades fronterizas de nuestro querido país. Vale el mea culpa.

* Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

-Que la Comisión Técnica Electoral del PRD está acéfala. Apenas se dieron cuenta.

Jesús Sánchez Martínez ( Recuento Político /EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *