Timbiriche team

Ernesto Cordero y Camilo MouriñoEl Timbiriche team está quedándose sin socios. Están echándolos a volar.

De otra manera no se explica lo que ocurre en el primer círculo del number one. Porque, a poco van a decir que no hay panistas o de cualquier otro partido, o sin partido, con mayor experiencia que pudieran entrarle al quite.
Los panistas siguen enojados porque no los pelan. Por eso, ayer en distintos tonos las referencias de los panistas eran que el primer círculo calderonista se identifica con los Gymboree.
Las señales que se dan desde Los Pinos no son muy alentadoras. Y por eso hay que rezar un rato, por lo que pudiera venir más adelante. ¿O no?
Los críticos -que no detractores- del number one, afirman que Calderón se está calderonizando.
Si Germán Martínez habló de guanajuatizar al país, eso sólo puede ocurrir en calderolandia.
Esto respaldaría la versión de que es “la lealtad” o el síndrome del tapete persa, el valor que determina las decisiones del michoacano.
La pregunta entonces es ¿en quién confía el presidente?
Haga cuentas. De los cuatro cambios que ha realizado el number one en su gabinete, destacan los integrantes del Timbiriche team.
El más importante ha sido el nombramiento de Juan Camilo Mouriño, quien se desempeñaba como jefe de la oficina de you know who, y al padrino, Francisco Ramírez Acuña, lo mandaron de regreso al rancho a cuidar sus negocios.
Como a Mouriño a Ernesto Cordero, otro notable del Timbiriche team, Calderón lo metió con calzador a la carrera adelantada por 2012 cuando lo nombró secretario de Desarrollo Social.
En la Secretaría de la Función Pública, Germán Martínez Cázares nunca pescó “peces gordos”, ni de colores, pero sí se apuntaló para convertirse en líder nacional del PAN.
Germán, el primer calderonista del país, llegó con la escoba grande para desechar todo lo que tuviera que ver con el pasado reciente de los panistas, comenzando por el admirador número uno de Manlio Fabio Beltrones, Manuel Espino.
Ayer Gerardo Ruiz Mateos, encargado de la oficina que habitó hace unos meses Mouriño, también hizo maleta y se fue a la Secretaría de Economía. Que se sepa, su equipo no hizo fiesta.
César Nava, secretario particular de Calderón y uno de los panistas más influyentes en los últimos tiempos, ya mandó hacer una limpia, por si las dudas.

Anoche nombraron a Patricia Flores Elizondo, dicen que sobrina de Rodolfo (El Negro) Elizondo, para ocupar la cartera de Gerardo Ruiz. Pero ya no hay glamour ni influencia.

Calderolandia

Algo preocupante es lo que reconoció ayer el number one. No nos referimos al intercambio de reclamos y rectificaciones que tuvo con Marcelo sino los focos amarillos que prendió para la economía. Algo feo viene.
Pero si vivíamos en calderolandia, un país maravilloso con hartos empleos mucha competitividad.
Claro que en los últimos meses los funcionarios del Banco de México fueron contracorriente y pese a los llamados de atención del michoacano, no se mostraron colaboradores para mover las tasas a la baja. Lo que no quisieron es perder la autonomía, y de plano le dijeron no a la intención de manejar la política económica y financiera desde Los Pinos.
En cambio la inflación comenzó a romper la tranquilidad de la prospectiva oficial. Lo peor es que en el primer semestre no hubo excedentes petroleros, nos sorprendieron hasta con dos gasolinazos. No sabíamos por ejemplo del subsidio a las gasolinas, menos la turbosina.
Que hay de aquel 16 de enero cuando bajo los rayos solares de Acapulco, el number one se puso girito y reconoció que hasta le “emocionaba un poquito” el escenario adverso internacional.
Eso nos armó mucho de valor, sobre todo cuando Calderón se confesó “especializado en navegar contracorriente, primero adentro de mi partido, luego en la campaña electoral, y bueno, pues a mí esto del escenario preocupante del 2008, realmente hasta me emociona un poquito y me asegura que vamos a salir extraordinariamente bien este año 2008.
“Y yo les puedo decir que en el caso de México y del equipo mexicano que está al frente del gobierno, a nosotros nos acomoda bien y nos gusta y nos agudiza el desempeño, el trabajar en un escenario bajo presión, es decir, estamos hechos a la adversidad”, aseveró.
Y como pa’que no quedara duda, nos dibujó así:
“Ante una tormenta por fuerte que se avecine, México tiene un navío de gran calado, que tiene una enorme estabilidad, una balastra que es capaz de sostenerla con rumbo ante cualquier circunstancia que enfrente.” Eso lo dijo Calderón, que conste.

> Lavaderus est
** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
1) Un reporte de BBC mundo.com ofrece un amplio análisis que abre con una pregunta: ¿Está la prensa enamorada de Barack Obama, el virtual candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos?
Según su rival republicano, John McCain, los medios no sólo están enamorados de Obama, sino que viven un gran romance que se transmite a diario por millones de pantallas de televisión.
Las principales cadenas de televisión tienen asignadas a sus estrellas para cubrir la campaña de Obama. A McCain, ni lo fuman. Mientras a Obama lo retratan junto a jefes de Estado y con las tropas estadounidenses en Irak, McCain apareció en un carrito de golf junto a George Bush padre.
Las encuestas van bien para Barack, lo importante al final es que cumpla con las expectativas de ciudadanos estadounidenses y de quienes esperamos un cambio en el mundo. Si no, será otro fracaso mediático.
2) Mañana viernes, Adrián Fuentes Villalobos rendirá su segundo informe de labores como presidente municipal de Huixquilucan.
3) Por su lado, la Lotería Nacional celebrará su 238 aniversario.

** Tarjetazos de la politóloga Carmelita Peláez.
– Que Mouriño valora si va o no como candidato a Campeche. Eso dicen.

Jesús Sánchez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *