Pan de caja

creel.jpg

El diagnóstico que presentó el senador Santiago Creel en torno a una titubeante conducción del gobierno de Felipe Calderón, confirma que el ejercicio del poder ha hecho flaquear los liderazgos panistas, alejándolos del principio que motivó al PAN a buscar la representación popular más alta del país.

También patentiza que en el actual sexenio, por un lado están los calderonistas -los que viven del presupuesto- y los que no lo son. Y se repite lo que ocurría en la etapa más rancia del priismo medieval: los que no están conmigo son mis enemigos.
Resulta por demás interesante observar las reacciones de los panistas ante las duras y realistas reflexiones de Creel, en la entrevista publicada en EL FINANCIERO en su edición del 27 de agosto. Los gobiernistas acusaron a Santiago de hablar con resentimientos, de haberse dejado dominar por el hígado.
Pero hay otros panistas que con preocupación admiten que hay mucho de cierto, pero pocos se atreven a dar la cara.
Aunque lo más seguro es que no renuncie al PAN, Creel va de vuelta hacia la representación ciudadana y desde esa trinchera tejerá su futuro.
Creel ha sido centro de las campañas negras más feroces, desde dentro y fuera del PAN. Su confrontación con las televisoras, por haber respaldado la revisión de la Ley de medios, es un capítulo que aún no cierran los legisladores.
Pero quizá lo más grave es que la dirigencia de su partido le diera la espalda.
Y fue Germán Martínez Cázares quien dispuso que Creel dejara de ser el jefe de la bancada del PAN en el Senado de la República, aduciendo que su relación con los medios electrónicos era muy mala. El primer calderonista del país puso la cabeza de Creel en bandeja de plata para las televisoras.
El Partido Acción Nacional ya parece un pan de caja, porque está partido en rebanadas.
Manuel Espino y los foxistas están a años luz de distancia. Javier Corral apenas el 18 de agosto renunció al Comité Nacional. Otros panistas mejor ni se acercan, nadan de a muertito.

2009, ¿y los cuates?
Dos aspectos de la entrevista con Creel que publicó EL FINANCIERO, son la recomendación a que Felipe Calderón haga un alto en el camino, y valore un cambio de rumbo.
Pues advierte que de no establecer cambios de fondo, todo seguirá en la simulación. en el autoengaño.
Las políticas económicas no han dado los resultado esperados, Calderón no es el presidente del empleo, tampoco el del crecimiento. Las expectativas de corto y mediano plazos no son las mejores, más bien son malas noticias.
Pero Creel también abordó el tema del gabinete calderonista y le pidió al jefe del Ejecutivo una evaluación de la gente que está en su equipo.
En un tono distinto, Manlio Fabio Beltrones acusó a Calderón de tener un gabinete de cuates. Pero el sonorense fue más a fondo cuando se lamentó que el gobierno calderonista no reconociera sus errores. Fue cuando dijo que incluso los alcohólicos anónimos comienzan su rehabilitación reconociendo su enfermedad. Esta referencia fue mucho hilo para desmadejar.
Calderón ya hizo cambios en Gobernación, en Sedesol, Economía, en la Función Pública. Puros cuates, ¿o no? Pero no puede hacer cambios en el Banco de México y no lo hará en Hacienda.
En materia de seguridad no ha logrado resolver el problema que muestra la Secretaría de Seguridad Pública, que se maneja muy por su lado y lo más lejos que puede del procurador Eduardo Medina Mora.
Incluso extrañó la aparente cercanía entre Juan Camilo Mouriño y Genaro García Luna, mancuerna que no han logrado cambiar la pésima imagen de la AFI que aparece como un generador de personal especializado para el crimen organizado, y sus emblemas se utilizan sin ningún control en el mundo del hampa.
Santiago Creel deja hoy la mesa directiva del Senado de la República. Y podrán acusarlo de todo, pero no de complicidad silenciosa. En 2009, el escenario no es el mejor para los panistas. De poco le servirán los cuates.

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
1) Eruviel Ávila termina muy bien su gestión como líder del Congreso mexiquense este fin de semana y pasa la estafeta al PAN. Ávila es de los contados liderazgos que esperan remontar los resultados electorales de 2006. En el plano federal de los 40 distritos electorales, el PRI mexiquense sólo ganó siete y sumó otros dos pluris para hacer un total de nueve.
Pero hay tiradores que ven el temblor y no se hincan, tanto que el líder tricolor mexiquense, Ricardo Aguilar Castillo, los ha llamado a “no ponerse el pie entre ellos”.
2) Que Eduardo Bours ya anda como la muñeca fea. No le hacen caso en Los Pinos y, lo peor, él mismo confiesa que no es bien visto en la cúpula priista.
3) El gobernador de Tlaxcala, Héctor Ortiz Ortiz, designó a Adalberto Campuzano, como nuevo secretario de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda. Campuzano ocupaba la representación de Tlaxcala en el Distrito Federal, cargo que ahora ocupará Bertha Leticia Rosete Solís.
4) El presidente de Honduras, José Manuel Zelaya Rosales, reiteró su reconocimiento al gobernador de Chiapas, Juan Sabines Guerrero, por su labor en defensa de los derechos humanos de los migrantes centroamericanos al imponerle la orden José Cecilio del Valle, máxima condecoración que otorga el gobierno hondureño a un extranjero. En la ceremonia estuvieron presentes los cancilleres Patricia Espinosa y Edmundo Arellano.
5) Dicen que de un momento a otro la Juez Primero de Distrito en Procesos Penales Federales del Reclusorio Norte, Silvia Carrasco Corona -quien tiene en sus manos la averiguación previa UEIFF/ FINM02/64/2006-, emitirá una orden de aprehensión en contra de Napoléon Gómez Urrutia.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
-Nos vemos en el Ángel de la Independencia el sábado 30 de agosto a las 18:00 horas. “Si no pueden, que renuncien”.

Jesús Sánchez Martínez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *