Imagen presidencial

calderon-lamorralla.gif

Dijo Felipe Calderón en Jalisco: “Me habré quebrado una rama, pero el tronco está a todo lo que da”. Lo cierto es que su imagen lastimosa con cabestrillo en el brazo contrasta con la violencia que han alcanzado las bandas criminales en el país. Mientras él se prepara para dar el grito y nadie sabe cómo le va a hacer para tocar la campana y ondear la bandera, las autoridades aún están identificando los cuerpos de los 24 ejecutados en La Marquesa y llegan noticias de muertes y secuestros en todo el país. Todo enmarcado en nuevas malas noticias económicas de nuestros vecinos del norte, que inevitablemente tendrán repercusiones en México.

Hoy se dará el grito de Independencia con un país profudamente dividido, con una oposición irresponsable y oportunista, y con un gobierno que no sabe dar dirección a este caótico barco, que además avanza poco y mal en materia económica.

Esta noche, de cualquier forma, estaremos atentos a cómo resuelve Calderón la formalidad del ritual a una mano. O si le ayudan, quién va a ser la “mano amiga”.

Mientras tanto, Juan Camilo Mouriño irá a Dolores Hidalgo, con la representación presidencial. Otra figura sin fuerza y cuestionada por sus negocios en el sector energético, que en nada ayuda a Calderón.

Mal y de malas vamos rumbo al Bicentenario.

Perla Oropeza / Ilustración: Juan Alarcón -EL FINANCIERO

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *