Al Borrego no lo detiene nadie

16122008-borrego.jpg

Una verdadera “joya” discursiva es la que presentó Ernesto Gándara El Borrego, aspirante priista a la gubernatura de Sonora, en la plaza central de Hermosillo el pasado 16 de diciembre, luego de pedir licencia a su cargo de alcalde de la capital, para buscar la candidatura tricolor. Entre otras curiosidades, destaca su mención a “los judas y juditas”, que le han dado la espalda. Debido a que no tiene desperdicio, presentamos aquí el mensaje completo:


Yo sé que tengo el apoyo de la gente.

Yo sé que no tengo el apoyo de intereses mal sanos, yo sé que las alianzas en lo oscurito, tarde, tarde o temprano se van a descubrir.
Les veo sus caras, los veo de frente y a los ojos.
Y ¿saben qué? Están temblando de miedo, quien tenga miedo, quien tenga temor, no los necesitamos.
Quién quiera hacer ataques, que los haga, porque se va a topar con pared. ¿Saben qué? No, no, no, no estoy sentado. Estoy de pie.
Y la traición, la única traición es hacia la gente y a esa, esa nunca se traiciona. Donde quiera que esté, aquí en mi Hermosillo querido, mi Hermosillo, nuestro Hermosillo, nuestra gente.
Aquí y acullá, vamos a dar la batalla. El tamaño de los ataques, el tamaño de las componendas, es el tamaño del miedo.
Al Borrego no lo detiene nadie. Al Borrego no lo detiene nada, y ¿saben porqué? Porque no estoy solo, ¡estoy con mi gente!.
Ni el dinero, Sonora no tiene dueño, Hermosillo, ni Sonora no es empresa, y ¿saben qué? Dónde quiera que vayamos, los obstáculos que nos pongan, las alianzas que hagan en lo oscurito, todas las trampas que nos quieran hacer, se van a enfrentar a ustedes, y yo no me voy a quebrar, no me voy a doblar, ni ustedes me van a dejar, ni todos nosotros vamos a dejarnos.
Hay mucho camino por andar, vamos a darle, vamos a construir lo mejor, como hemos construido Hermosillo.
Esa fortaleza del corazón que hoy me dan ustedes es la que siempre tuve en estos meses de Presidente Municipal. Esa fortaleza de corazón que hoy me dan ustedes es la que tuve cuando todo mundo me decía -desde luego los timoratos, los miedosos- me decían que no podíamos hacer un proyecto por Hermosillo, que Hermosillo era ya propiedad de alguien.
Quiero aprovechar, a nombre de Pily, mi esposa, para decirles que en esta Navidad, que en estos días de Diciembre, en el próximo año, de todo corazón, les deseamos a los hermosillenses lo mejor.
Hermosillo es la casa de mucha gente que ha venido de otras partes del Estado, del Río Sonora, de la sierra, de la costa, del norte, del sur, de la frontera; ese es el gran Hermosillo que tenemos y no vamos a dilapidar este patrimonio que tenemos, y el patrimonio que tenemos en Hermosillo, es su gente.
Alguien me decía por ahí que si voy a faltarle el respeto a la ley, y yo le dije que, desde luego, que no. Yo voy a respetar la ley, la ley electoral. Voy a respetar al Consejo Estatal Electoral, pero, lo que nadie me puede impedir y vaya, que yo no ando haciendo simulaciones, vaya, que yo no voy a hacer recursos, ni pedir recursos del Ayuntamiento.
No voy a hacer simulaciones, pero óiganme, no le voy a parar, y si voy a recorrer el Estado de Sonora, construyendo un proyecto para una vida mejor. Hay muchas formas y ustedes lo saben.
Voy a esperar los tiempos electorales. No voy a decir lo que ustedes ya saben que tengo que decir, pero voy a andar por todo el Estado. Les quiero pedir permiso a nombre de los hermosillenses, para a partir de mañana ausentarme de Hermosillo, para ir a otras partes del Estado, pero nos vemos de vuelta el 7 de Enero.
¡Y luego nos vamos a ver mucho, muchas veces!
Óiganlo bien, ataques, ya empezaron, ya empezaron. Cualquier ataque, si quieren que me lo den en el corazón, porque no me van a hacer nada.
Aguas con esos judas, esos judas y juditas, aquellos que vinieron a decirme hace unas semanas, hace unos meses, que creían en un proyecto por un Sonora mejor, y luego vinieron como maricones, a decirme que no podían, porque estaba en riesgo su futuro político.
Yo les dije a algunos que no tienen vergüenza, les dije que su futuro político no se las garantiza una oficina de gobierno. Hace mucho ya pasó el tiempo en el que se arreglaba todo en las oficinas de gobierno, y en las alianzas entre los partidos, que aparentemente son enemigos y luego los unen los intereses.
¿Saben qué? A quien tenga temor y que crea que su futuro político, que quiera tomarse una foto porque si no, no puedo decirlo, pero le van a cortar… en su salud lo hallará.
Si alguien me dice a mí de frente y a la cara que está con un proyecto, me parece muy bien, que no sea el nuestro, me parece muy bien.
Ah, pero si alguien viene, en lo oscurito, y me dice a mí: “oye, estoy contigo, si quiero”, con todo respeto a su integridad, espero que logre el logro de su familia, con todo el respeto, le digo. A esos timoratos, a esos que creen que garantizan su futuro político, la gente, el pueblo, no los necesitan.
Hace varios meses he sido vetado en la televisión oficial, no me han visto mucho, pero, ¿saben cuándo si me ven? sólo me sacan cuando inventan problemas, pero ¿saben donde si me ven realmente? con la gente, en las colonias, y en las comunidades rurales.
Así es que cada ataque que me den, ese ataque, se lo van a comer solitos, y nadie, nadie con mala intención, a nadie de nosotros nos van a parar.
¡Voy con todo!
¡Qué viva el Hermosillo de todos nosotros!
¡Qué viva Sonora!
¡Qué no vivan las vanidades!
¡Abajo los ataques mal sanos!
¡Qué viva, que viva Sonora!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *