¿Otro truculento complot?

El excandidato presidencial Manuel Lopez Obrador no tardó en responder.

Para que vean que él si cree de verdad en su “gobierno legítimo” y no como otros (o sea los dirigentes de PT y Convergencia), que ven esto como un juego, AMLO tranquilizó a sus seguidores al anunciar que no buscará un sitio en el Congreso.

Enojado, exclamó: “¡Es que creen que voy a ir a hacerles el juego! ¡No es así, porque el movimiento para la transformación de México que encabezo es muy serio!”, estableció el político tabasqueño durante una gira por Chihuahua.

Y no se quedó, ahí, sino que sostuvo que ésta “es una prueba más de que mis adversarios quieren que deje de participar en la defensa de la economía popular y de la soberanía nacional”. (Léase: truculento complot)

pinky1.jpg

Así que ahora son sus adversarios los líderes del PT y Convergencia. Más concretamente, Herón Escobar y Miguel Carbonell, que anduvieron pregonando el miércoles en conferencia de prensa que Lopez Obrador podría convertirse en su candidato a diputado federal.

Lo que nos quedará por saber es si los integrantes del “gabinete legítimo” siguen el ejemplo de su líder y no caen en la tentación de tener una chamba en la que tampoco harán nada, pero quizá les pagarían más. Ser diputado, después de todo, sigue siendo en el imaginario colectivo una de las formas más fáciles de hacer dinero sin esfuerzo.

Perla Oropeza

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *