Sigue el análisis en @Chucho_Sanchez

Pobres, ¿generación espontánea?

com_89_4alta

La reorientación del discurso gubernamental para que la cobija presupuestal cubra a los más pobres merece un reconocimiento, por colocar en el primer plano de las prioridades del país a este segmento de la población que, por cierto, es mayoritario.
Pero todavía son más las preguntas que las respuestas, porque los discursos con harto sentimiento para los más desprotegidos no responden a por qué aumentó en cinco millones el número de pobres en el país en estos últimos tres años. No creo que Ernesto Cordero se refiriera a la generación espontánea. Esto se lo van a cuestionar hoy en la comparencia en el Senado de la República.
Como dicen los clásicos, en el fondo los discursos de buena voluntad, apegados al asistencialismo, simplemente actuarán para darle mantenimiento a la pobreza y a los pobres, de sobrevivencia.
El sospechosismo no invade porque, con todo y las medidas de austeridad, la alta y rechoncha burocracia seguirá gastando el presupuesto sin que nadie le reproche que 80 por ciento seguirá destinado al gasto corriente -sueldos y prestaciones- y el resto seguirá perdiéndose en diseñar planes para presentar programas que llamarán a crear mesas especiales de trabajo para seguir pensando en que ya está el cambio de sexenio a la vuelta de la esquina.
¿Una candidatura presidencial bien vale un presupuesto? La pregunta viene a cuento porque, como dice el teacher, de otra manera no se explica por qué entonces Ernesto Cordero ya tiene ese trato prospectivo. Se entiende que Gerardo Ruiz Mateos no esté en el ánimo de la eficiencia, sino de la lealtad, hasta se extraña a Eduardo Sojo, ¿o no?
El de Cordero será el presupuesto que administrará la respuesta agradecida de los pobres. Agradecimiento que se espera se traduzca en las urnas. ¿O no?
Ahí estará el dinerito mensual, una beca para el niño, atención médica (aunque sea con puros similares). Es la ilusión de la cobijita a tres años de las elecciones presidenciales.

Todos recortan
Lo de los recortes parece un deja vu de la era salinista. Es como meterse a una dieta sin adelgazar realmente.
El caso es que a la par de los gobernadores que anunciaron que recortarán los sueldos de los funcionarios de primer nivel, en Nuevo León, el gobernador entrante Rodrigo Medina, anunció que a partir del 4 de octubre la primera acción de gobierno será reducir 50 por ciento la estructura gubernamental, a fin de crear, dijo, “un gobierno más esbelto, eficaz, productivo y cercano a la ciudadanía”.
Y que conste, Rodrigo Medina afirmó que su gobierno no será una agencia de colocación de sus amigos, familiares.
En Oaxaca, el gobernador Ulises Ruiz propuso al Congreso desaparecer cuatro dependencias públicas como parte del plan anticrisis que establece lineamientos de disciplina y austeridad presupuestal.

Lujambio pinta la raya
El secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio Irazábal, salió de los reclamos que le formularon los propios panistas, ante la percepción de que en la SEP los únicos que mandan son los dirigentes del SNTE. El extitular del IFAI dijo: “Esta Secretaría de Educación Pública, bajo ninguna circunstancia, por ningún motivo renuncia a ejercer cabalmente su autoridad. Y esto es hoy y lo será siempre, en tanto yo, por supuesto, sea titular de la Secretaría de Educación Pública”.
Claro que no consideró ninguna ruptura con la maestra Elba Esther Gordillo ni nada por el estilo. Lo que sí hizo fue reconocerle a los maestros la tarea que les toca, el compromiso con la reforma educativa, pues si éstos no asumen su parte, la reforma no irá hacia ningún lado.
Y si bien planteó que 40 por ciento del presupuesto se destina a la educación superior, lo que claman los titulares de las universidades del país es que Lujambio no dé un paso atrás y no permita recortes que pueden absorberse en otras muchas actividades improductivas del gobierno federal.

> Lavaderus est
** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
1) Este sábado el doctor Fernando Toranzo Fernández tomará posesión como gobernador constitucional de San Luis Potosí. La expectativa de los potosinos es que se restablezca el vínculo entre gobernante y gobernados, que se rompió con Marcelo de los Santos.
2) En la anunciada alianza PAN-PRD para la gubernatura de Oaxaca, sólo hay que imaginar sentados en la misma mesa a César Nava y a Andrés Manuel López Obrador. Vaya vaya.
Por cierto, AMLO estará de gira a principios de octubre por Tabasco, donde habrá elecciones el 18 del mismo mes. Poco tiempo para levantar del piso a sus candidatos, pues las encuestas reflejan que en municipios como Comalcalco, Jalpa, Nacajuca y Huimanguillo, bastiones históricos perredistas, las inconformidades internas en el PRD auguran la recuperación de esas plazas por parte del PRI, mientras que en otros cinco municipios, muchos inconformes con la imposición de candidatos se quedaron dentro de las filas del sol azteca, pero sólo para dinamitar la casa a golpe de votos de castigo.
3) El Fonhapo, que encabeza Salvador López Orduña, hizo entrega de dos mil 560 subsidios para mejoramiento de vivienda a familias purépechas que más lo necesitan en 41 municipios de Michoacán.
4) Como en los viejos tiempos. Raúl Cuadra, extesorero hidrocálido, dijo que sí quiere ser candidato, y el gobernador, Armando Reynoso Femat, dijo: “yo lo veo bien, muy bien”. O sea que lo destapó. ¿Son panistas?
5) En Chihuahua no va Gustavo Madero. Al menos así lo dejaron sentir los panistas que destaparon el fin de semana al alcalde Carlos Borruel Baquera, en un festejo a propósito de los 70 años del PAN. Ahí estuvieron Teresa Ortuño y Javier Corral.
6) Una buena. La Subsecretaría de Educación Básica, a cargo de Fernando González Sánchez, valora la elaboración de un manual para guiar a los alumnos ante la pandemia de la influenza, el cual sería distribuido entre los maestros de 220 mil planteles en el país.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
– Si Juanito ganó en las urnas, que lo dejen gobernar. ¿O el voto no cuenta?

Jesús Sánchez Martínez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *