PRI, eje sexenal

Publícalo, pero no se lo cuentes a nadie.
Los ángulos menos explorados del paquete fiscal (transitorio), con todo y sus asegunes.
NAVA1) Dicen que César Nava no actuó solo. ¿A poco? Pero ya le echaron la viga a Agustín Carstens, pues dicen que su información no cuadra, puro redondeo.
Lo malo de esos comentarios es que a lo mejor no llega la carta de don Agustín a Santa Clós, pues, ya se sabe, sueña con ocupar la silla de Guillermo Ortiz. ¿No?
2) Luis Videgaray anda más visitado que San Judas Tadeo; como presidente de la Comisión de Programación y Presupuesto, todos lo buscan para pedirle algo. Ojalá no se la crea.
3) ¿Y luego por qué ven mal al heredero del chorizo power?
4) La pasarela de los gobernadores en San Lázaro tiene obligadamente la visita a Luis Videgaray. No les queda de otra. Es el que recibe las peticiones de presupuesto y el que las palomea o rechaza. También será el más recordado, si no cumple.
5) Hoy le toca a Marcelo Ebrard hacer el cabildeo.
6) También visita San Lázaro el gobernador de Nuevo León, el joven Rodrigo Medina de la Cruz, y bajo el brazo lleva la petición de que le den recursos para echar a andar los 120 proyectos del próximo año.
7) Por cierto que en la Comisión de la Defensa se propuso un aumento de tres mil 800 millones de pesos al gasto de la Sedena, cuando la instrucción del presidente Calderón es bajarle mil millones.
Un buen traductor de la criptografía política diría “atrás los filders”, es decir, que con menos recursos lo más seguro es que la señal sea el repliegue. Malo, pero así se ve. ¿O no? A menos de que Videgaray se saque de la manga unos tres mil millones de pesos.
8 ) Hoy andará por los pasillos de San Lázaro la yucateca Ivonne Ortega. No saben si llegará en camioneta nueva.
9) El PRI ya tiene más de un pie metido en Los Pinos. ¿No?

Por cierto que..

El Congreso tiene grandes definiciones en las próximas semanas.
1) Guillermo Ortiz termina su periodo de gobernador presidente del autónomo Banco de México. No es por nada, pero ojalá tuviéramos reelección en el banco central, porque gracias al manejo de don Memo Ortiz, el país no ha caído más al fondo.
2) El ombudsman nacional. La ampliación de los plazos para agotar el proceso de renovación del titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha mostrado que por encima de los muchos talentos, se cierne la presión de los grupos de interés para imponerse.
Porque si se tratara simplemente de elegir al más votado, uno supondría que los senadores emitirían sus votos inspirados por la experiencia, la seriedad, el espíritu de la autonomía y la honorabilidad, pero no, el cabildeo está de a peso.
En la rebatinga se han identificado al menos tres grupos que han enfilado a sus candidatos en la recta final.
Está el grupo orquestado por José Luis Soberanes -hay políticos que envidian su popularidad, dice-, aunque Raúl González Plascencia hace todo para desmarcarse. También ahí colocan a Mauricio Farah, aunque éste se pregunta: “¿Y yo por qué?”
En la otra esquina está el grupo de la UNAM y dicen que la mano que mece la cuna es la de Jorge Carpizo. Más bien lo impulsan los de Jurídicas, entre ellos el gran Diego Valadés y el rector José Narro. Y ahí colocan a Luis Raúl González Pérez como el favorito de los pumas.
Otro importante aspirante es Emilio Álvarez Icaza, con experiencia y buenas cartas credenciales, aunque mal visto por los oficialistas de Acción Nacional, por su cercanía con las organizaciones independientes y el sol azteca.
Otro grupo de tiradores los ubican en el ala oficialista y otro apoyado por Ricardo Salinas Pliego.
Otra opción es Gerardo Laveaga, quien se ha hecho cargo del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), que sería la solución intermedia y que además no es amigo de Felipe Calderón, como le han achacado para marcarlo.
Lo importante es que el nuevo ombudsman trabaje para garantizar la autonomía de la CNDH y mejore los mecanismos para una cabal defensa de los derechos humanos en México. ¿O no?

> Lavaderus est

* Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza
1) La nominación del ministro de la Corte, José Ramón Cossío Díaz al premio Historia, ciencias sociales y filosofía, propuesta por un jurado de la SEP, es una buena señal, porque por lo que se ve no es el premio a los cuates, sino los méritos más allá del hombre de leyes que es, y que ahora se le reconocen. La propuesta al Premio Nacional de Ciencias y Artes deja una buena impresión, porque además se distinguirá a Carlos Montemayor, a Elena Escobedo y a Jaime Urrutia.
2) Una buena noticia es la presentación que hará el periodista Jaime Ramos de su libro El último cacique, el poder por el poder, de la editorial B. La presentación será en Del Bosque Restaurante y contará con un interesante performance y una narrativa como de radionovela. Felicidades. Por ahí andará más de un periodista suelto.
3) José Represas también estará de manteles largos, pues presentará en sociedad su libro ¡A los 60 jubilación y vida plena!, editado por Círculo Editorial Azteca, cuyos comentarios correrán a cargo de Ricardo Salinas Pliego, presidente del Grupo Salinas, y como invitado estará el secretario de Salud José Ángel Córdova.
4) Un boletín no oficial del nunca bien ponderado Benito Mirón Lince dice a la letra: “El rumbo que le queda a la izquierda es llegar por el voto al poder en 20012.” (Sic y otra vez sic) Y uno pensaba que querían llegar a Los Pinos en el corto plazo.
En el mismo boletín, que fue desautorizado y sustituido por otro, se dio la fórmula de gobierno de la izquierda “debe ir a Los Pinos… a gobernar al país y luego encontrar la forma de gobernar”. (Sí claro, cómo no)
Y remató: …consideró un gran error de la izquierda mexicana “pelearse por los litros de leche cuando aún no se tiene la vaca”. Un comentario aparte de este reportero: todo lo demás es poesía.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

– Y luego dicen que falta mucho para las elecciones de 2012.

Jesús Sánchez Martínez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *