Y el día después?

Un recuerdo fraterno para Carlitos Monsiváis

¡Orga-nícen-se!… ¡orga-nícen-se!, gritan agitados los estrategas electorales partidistas ante lo que se ve venir el 4 de julio.
Porque en el PRI, por ejemplo, están muy seguros de que no sólo retendrán las nueve gubernaturas tricolores en juego, sino que ven muchas expectativas en dejar al PAN literalmente chiflando en la loma, lo que significaría que los panistas perderían su dominio no sólo en Aguascalientes, también en Tlaxcala. Y la cereza del pastel -en la perspectiva tricolor- sería Zacatecas.
En cuanto a los expertos albiazules que ya ni duermen, las expectativas están limitadas, hay que decirlo. Y aunque creen que podrían retener Tlaxcala, esperan el milagro de echarse a la bolsa Puebla  y hasta Oaxaca. De lo demás, ni hablar. Silencio.
Para el equipo de los Chuchos, las apuestas van en otro carril porque esperan no un milagro sino dos milagros y tienen las veladoras prendidas en Durango, Sinaloa, Oaxaca y hasta en Hidalgo. ¿Será?

¡Lode-ros…!
2378970580_45f0f94f0dEsto es lo que a nivel partidista se espera para la jornada electoral, empero, los recursos de que han echado mano para hacerse notar y desbancar al adversario, han permitido el peor ambiente electoral del que se tenga registro, lo cual sin duda habrá de traducirse en un desaliento a la participación de los potenciales votantes en las urnas.
Resulta lamentable que los comicios en curso no hayan privilegiado las propuestas de gobierno, de desarrollo estatal o municipal, pero lo más grave es que la estrategia de los partidos se haya enfocado a desatar una guerra de lodo que salpicó a todos, incluso a las autoridades electorales.
La pregunta es ¿qué va a ocurrir el 5 de julio?
Porque el día después de las elecciones en las que se renovará la tercera parte de las gubernaturas en el país, exigirá de cabeza fría de los que ganaron para asumir los compromisos derivados del triunfo y de madurez de los que pierdan.
Ayer en la tribuna de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, los legisladores reconocieron que los mexicanos siguen perdiéndole la confianza a la clase política.
Acusaciones como las del líder del Senado en turno de que hay un cártel de gobernadores, dan pena ajena.
Alguien evocó esta etapa de la vida política del país con la película de Juan Orol, Gangsters contra charros. Ni más ni menos.

Prospectiva
Por eso son relevantes las reflexiones de Manlio Fabio Beltrones, quien anticipa que pasadas estas elecciones la cruzada será convencer al number one para hacer equipo, “porque México nos necesita a todos”.
Ha sido difícil para el presidente Calderón quitarse la etiqueta de que no atina a diferenciar el compromiso partidista con su cargo.
Si pierde el PAN, no tendrá razón de ser César Nava, aunque el calderonismo ya confirmó su dominio en la estructura panista.
Si el PAN pierde, comenzarán a rodar cabezas, incluida quizá la de Manuel Espino, quien se ha convertido en uno de los contados panistas que se atreve a decir lo que cree.
Ya no se diga lo que ocurriría en el PRD si pierden Zacatecas, hace fiesta Ricardo Monreal.
Si el PAN logra remontar los marcadores y le gana la mano al gober precioso en Puebla, tampoco cambiaría mucho la perspectiva electoral de la presidencial en 2012.
En 2011 habrá cambio de dirigencias partidistas y Enrique Peña Nieto, antes de pensar en que sigue amarrado en la presidencial, tiene que resolver su propia sucesión. Pero ésa es otra historia.

> Lavaderus est
** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
a) El senador Carlos Navarrete no estuvo en la sesión del Senado. ¿Le zumbaron los oídos?
b) Quien esté libre de culpa, que desconecte sus caimanes.
c) Héctor Osuna renunció a la Cofetel. En una semana hay elecciones en Baja California, ¿será que ya se perfila como sucesor de su primo?
d) Mala señal el estallido de una granada en las instalaciones del IEE en Aguascalientes. Todos perdemos.
e) En Puebla sacaron de su sarcófago a nuestro buen amigo Manuel Bartlett, quien le dio el espaldarazo a Mario Marín.
f) Rafael Luege Tamargo apoya a Rafael Moreno Valle, quien cerrará su campaña en el Estadio Cuauhtémoc el sábado y el domingo lo hará su competidor Javier López.
g) Por lo que se ve, Rodolfo Torre Cantú barrerá sin contratiempos a sus opositores en Tamaulipas. Su ventaja es de más de dos votos a uno.
h) La incorporación de la panista Perla López Loyo a la campaña de Mariano González Zarur en Tlaxcala, no es buena para Adriana Dávila.
i) De acuerdo con las encuestas de María de las Heras, Francisco Olvera lleva una diferencia de 26 puntos en las preferencias electorales de Hidalgo respecto a Xóchitl Gálvez.
j) Para Quintana Roo no hay vuelta de hoja y se pefila Roberto Borge Angulo.
k) En Zacatecas los sondeos del Gabinete de Comunicación Estratégica indican que Miguel Alonso Reyes lleva el 31.2 por ciento de las preferencias, seguido del panista Cuauhtémoc Calderón con 17.9 por ciento y en tercera posición Antonio Mejía Haro con 14.6 por ciento. Dicen que Amalia García ya prendió sus veladoras. De Berumen, ya ni hablar.
l) En Durango, el priista Jorge Herrera Caldera le lleva una ventaja de 11 puntos al aliancista expriista José Rosas Aispuro.
m) En Veracruz, Javier Duarte mantiene sus 20 puntos sobre Miguel Ángel Yunes. Dante Delgado va en tercero. Todos dicen que ganaron el debate pero en lo anecdotario, como que Yunes asumió aquella actitud de Pancho Labastida, cuando se quejó amargamente de Fox. ¿No?
n) Sinaloa con Jesús Vizcarra va a la cabeza con casi 14 puntos. Malova se desinfló.
o) En Chihuahua, César Duarte aventaja con diez puntos a Carlos Borruel.
p) En Oaxaca la diferencia apenas es de cuatro puntos a favor de Eviel Pérez sobre Gabino Cué; es la contienda más apretada.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
Sueños guajiros de Rivelino. Que el domingo México le ganará a Argentina. Será un partido histórico, para celebrar el Bicentenario. ¿No desayunó?

Jesús Sánchez Martínez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *