Reconquista del poder

A la UNAM, ¡GOOOOOYA!carlos-navarrete-04_0

Compungidos, qué digo, perplejos quedaron los arqueólogos políticos del Chamanic Center al conocer la confesión de parte del guanajuatense Carlos Navarrete de que no participará en la contienda presidencial de 2012.
Ya lo perdimos, opinaron los expertos que cayeron en cuenta de que apenas se enteraron de las aspiraciones del guanajuatense. Así es de ingrata y efímera la memoria.
Y sí, Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador son los que llevan la delantera. ¿Quién hizo creer a Navarrete que él también?
Su paso por la presidencia del Senado lo hizo subirse al tabique… y se mareó.
Ahora sólo hay que esperar el encontronazo entre Ebrard y AMLO. Ojalá y AMLO no le haga a Marcelo las de Juanito y lo convenza de ganar y luego de entregar la banda presidencial, ¿o no?

El desdén

“Tenía cosas que hacer”, comentó Marcelo para justificar la ausencia de López Obrador a su cuarto informe en la ALDF. Hasta dicen que AMLO ya se parece a Mony de Swaan, quien confesó en Twitter que tenía mil cosas mejores que hacer que preparar su comparecencia con los senadores; sólo le faltó decir, “qué güeva”.
Navarrete aspira ahora al GDF. Pero no va solo: Mario Delgado Carrillo es en realidad la carta fuerte de Marcelo, ya sea para heredarle la oficina en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.
Las malas lenguas dicen que Martí Batres Guadarrama tiene los días contados al frente de la Secretaría de Desarrollo Social, pues plantean que Ebrard quiere que Mario Delgado (otra vez) se haga cargo de la Red Ángel que domina los 324 programas sociales en el DF, los mismos que están orientados en favor de López Obrador.
Antes de irse, Marcelo tiene que arreglar la casa. Y si Martí anda en la tablita, dicen, a Armando Quintero lo ven como el Bejarano de otros tiempos.

Y por si fuera poco, dicen que diferencias con el personal de la SSP-DF frenan la adjudicación de un contrato a la empresa León Azteca Internacional. Los susodichos argumentan que se está creando el fondo para la campaña del jefe para 2012. ¿El cochinito?

¿Para dónde?

Los panistas están en el dilema calderonista. No saben para dónde hacerse, y están más divididos que el PAN de caja.
A Alonso Lujambio la situación puede complicársele pues nadie va a dejarlo ni a sol ni a sombra por el tema de los onerosos gastos usados en los efímeros festejos patrios.
Tampoco lo soltará el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) por salvaguardar los intereses de las grandes empresas proveedoras de alimentos chatarra en las escuelas.
A Ernesto Cordero lo ven como el apellido, dedicado sólo a darle mantenimiento a las finanzas del país.
Los espacios se abren para Francisco Blake quien, a decir de los expertos en puntos de vista, Calderón lo trae placeándose por todo el país para posicionarlo. ¿A poco?
Y ni qué decir de Javier Lozano Alarcón, quien defiende más a Calderón que cualquiera de sus más allegados, que ni se despeinan.
Cada quién para su santo. A César Nava quieren tenerlo calladito y más de un panista está preparándose para el relevo; Josefina Vázquez trae su propio ritmo, y ni se diga de Santiago Creel y otros panistas que abogan por recuperar el panismo.
Las cosas están color de hormiga. Anoche Calderón llamó a los panistas a dejar de comportarse como perros acorralados (que ladran, pero tienen miedo), inspirado en un discurso de Carlos Castillo Peraza.
Y, como jefe de los panistas, dijo: “Es válido ir nuevamente a la conquista del poder”. ¿Será?

> Lavaderus est

** Columnómetro a cargo del licenciado Aquiles Baeza.

1) Francisco Blake Mora no se despeinó y le fue bien en su primer encuentro con los senadores en la Torre El Caballito.
Es más, en la reunión conducida por Jesús Murillo, los senadores Pedro Joaquín Coldwell, del PRI, y Ricardo Monreal, del PT, felicitaron al secretario de Gobernación destacaron su “actitud de hombre de Estado”.
Como sintetizó el reportero Rivelino Rueda, Blake no se puso los guantes y abogó por el diálogo.
No hubo bufalada ni golpes sobre la mesa; el comportamiento de Blake Mora fue distinto, ya que les “inspira confianza” institucional.
Monreal reconoció incluso el tono moderado del secretario, el cual -dijo- “ayuda a la construcción de acuerdos”.
2) Y aunque lo hubieran querido, no incluyeron a la maestra Elba Esther Gordillo en la Cápsula del Tiempo que sembraron ayer el number one, la primera dama y Alonso Lujambio en los patios de la SEP. Seguro que la maestra piensa: “Ya se les ofrecerá”.
3) El gobernador electo Javier Duarte de Ochoa ha trabajado para atender a los damnificados por las lluvias al paso del huracán Karl. El reto para la reconstrucción no es sencillo pues estima Fidel Herrera que requerirían de al menos 50 mil millones de pesos para lograrlo. Tomás Ruiz González, uno de los asesores clave del nuevo gobierno, reconoce que buena parte del presupuesto del próximo año se irá a la reconstrucción.
4) Este viernes el gobernador potosino rinde su primer informe de gobierno. Se les cayó la inversión de la VW, la cual salió dando tumbos de Puebla -le echan la culpa al gober precioso de eso-, y se fue a Guanajuato.
5) El gobernador electo de Puebla, Rafael Moreno Valle, pidió a la Secretaría de Hacienda informes del monto de la deuda pública de la entidad que le heredó el gober precioso. De entrada se fue la VW a Guanajuato, y los poblanos perdieron cinco mil empleos.
6) Se espera que prospere la propuesta del gobernador tabasqueño, Andrés Granier Melo, para que el Plan Hídrico se registre como proyecto independiente y en éste se incluyan los planes de protección civil y ambientales de la entidad. El caso es que el plan avanza lento y la temporada de lluvias aún no termina.
(7) Emilio Gamboa, líder de la CNOP, se reunió con organizaciones agropecuarias del PRI a las que dijo que no se trata de recuperar la Presidencia de la República sólo por tener el poder; es para resolver las grandes demandas de los mexicanos, como la desigualdad social, la inseguridad y el desempleo.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
-¿Niño fresa o rey del barrio?
-Jefe de Gobierno -respondió Marcelo Ebrard.
Tomado del libro Confesiones osadas, de Yasmín Alessandrini. Ediciones B México.

Jesús Sánchez Martínez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

http://twitter.com/Chucho_Sanchez

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *