Cordero, el chavo del 8

Paredes y Cordero. Autor: Juan Alarcón.

Paredes y Cordero. Autor: Juan Alarcón. EL FINANCIERO.

Cuando Beatriz Paredes comentó que Ernesto Cordero debería estar preocupado por su suerte política porque en el PAN pueden “comerle el mandado”, tenía razón.

Porque Cordero ya se puso de a pechito y está expuesto a que le lluevan todas las críticas por usar doble cachucha. Porque sin dejar su posición de funcionario hacendario, ha venido cuestionando todo lo que huele a priismo, sin caer en la cuenta de que casi todos los integrantes del sector hacendario tienen raíces tricolores, ¿a poco no?

Ya comenzaron a cumplirse los tiempos y el desgaste de Cordero ha sido meteórico, tanto que ya comienzan a referirse a él como “el chavo del 8”, porque resulta que en las encuestas no pasa del 8 por ciento en las intenciones de votos que lo mantiene en una lejana tercera posición.

Que Cordero entrega y se va, insisten en los filtradores profesionales de mitos. Y que el viernes se quita una cachucha y se la pasa a José Antonio Meade, aseguran, pero hay que esperar.

Sin entrar en sospechosismos, dicen que una señal interesante fue que Dionisio Pérez Jácome (SCT) fuera el representante presidencial en el Sexto Informe de Enrique Peña Nieto. Por algo será, ¿no?

La verdad es que Alonso Lujambio tiene que agradecerle mucho a la maestra Elba Esther Gordillo por haberle abierto los ojos para darse cuenta que él pues no tenía ni la más remota posibilidad de ser el elegido, según cuenta Alejandro Ramos en sus Redes de Poder. Porque la verdad no había ni siquiera una señal de tránsito de Los Pinos para el profe. Vamos, ni una lucecita que le iluminara el camino. Y para acabarla, su deslinde de Cordero lo hizo verse peor. A Lujambio sí se lo llevaron al baile.

Al chavo del 8, según las encuestadoras del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), GEA-ISA y la de Roy Campos, le urge un cambio de estrategia.

Las encuestas, dicen los expertos, sirven para medirle el agua a los camotes. Bueno, eso dicen.

Veamos. GEA-ISA colocó a Santiago Creel a la cabeza de las preferencias electorales panistas (con 34 por ciento), seguido diez puntos abajo por Josefina Vázquez Mota (con 24 por ciento), mientras que a Cordero lo reconfirmó como el chavo del 8 (por ciento).

El sondeo más dramático es el de GCE, ya que le otorga un abultado 41 por ciento a doña Chepina, el 30 por ciento a Creel y un 11 a Cordero. Ya mejor no mencionamos al gober piadoso de Emilio González Márquez, que no pinta ni entre sus cuates.

A nivel de conocimiento Creel se lleva la marca en GCE, pues más del 80 por ciento de la gente lo conoce, a Chepina el 65 por ciento y apenas el 44 por ciento sabe algo de Cordero. En el caso de que el PAN decidiera ir por una encuesta abierta para definir a su candidato, sería equivalente a seguir el esquema del merenguero, apostarle todo a un volado. ¿No?

Adiós al rencor

En el PRD es otro cantar, ya que Marcelo Ebrard ya rebasó por la derecha (es un decir, claro) a Andrés Manuel López Obrador. Dice GEA-ISA que el jefe de Gobierno del DF, con todo y el saludo de Felipe Calderón, se colocó en el 53 por ciento de las preferencias, seguido por AMLO con el 34 por ciento.

Realmente sólo a un segmento de los perredistas les incomoda la figura de Calderón, porque es sabido que a raíz de las alianzas amarradas con el PAN cambió el trato institucional de quienes no son tan afines al Peje.

Que Marcelo Ebrard saludara a Felipe Calderón en la reunión con motivo del mensaje alusivo al Quinto Informe de Gobierno, no debió sorprender a nadie. El caso es que el propio Marcelo cultivó durante muchos años esa condición de no tomarse la foto con el michoacano en solidaridad con AMLO. Tan sólo recuérdese la toma de posesión de Calderón en San Lázaro.

Que Marcelo le diera la mano a Felipe políticamente debería ser considerado un gesto meramente anecdótico. Nota sería que el Peje se tomara la foto con Calderón. ¿O no?

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1) El beso del diablo. Parece un exceso que Marcelo Ebrard echara a Martí Batres por sus críticas al cruce de manos con Calderón. Pero el acercamiento de Calderón a los perredistas se considera más que una maldición gitana.

Ayer, una organización internacional le otorgó un reconocimiento al procurador Miguel Ángel Mancera durante el foro de transparencia que organizó el IFAI. Felipe Calderón ya se iba, pero se regresó para decir que estaba enterándose de la noticia y quería felicitar al abogado de la Escuela Libre de Derecho. Los chamanes coincidieron: “con que no le cebe la candidatura”.

Muy temprano, Mancera le comentó a Carmen Aristegui sobre el tema Batres: “las órdenes del jefe de gobierno no se discuten, se acatan”.

2) Los tabasqueños lograron un trascendente acuerdo en el Congreso, realizar los comicios estatales el 1 de julio de 2012. Serán elecciones concurrentes a las federales, lo que evitará incluso las campañas en tiempos de aguas. Eso significa que los procesos partidistas para la elección de sus candidatos subirá de presión a mediados de noviembre.

3) La elección de Michoacán no es un referéndum al gobierno de Leonel Godoy, quien lo vea así tiene mala puntería. Porque a Godoy le tocó bailar con la más fea, a pesar de que el presidente de la República nació en esas tierras. Silvano Aureoles va muy abajo, en tercera posición. Mientras tanto, Luisa María Calderón no levanta porque la estructura panista es muy débil. En cambio, Fausto Vallejo tiene una doble ventaja, es la fórmula que podría reconciliar al estado.

4) Avanza el nuevo proyecto periodístico de Raymundo Riva Palacio, que tentativamente tendrá el cabezal de 24 horas y que esperan vea la luz a principios de octubre.

5) El alcalde de Monterrey, Fernando Larrazábal, no quiere irse, se aferra al cargo y es capaz de mandar muy lejos la petición de Gustavo Madero. Mal síntoma para el PAN.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

-¿Y quién toleró el enriquecimiento ilícito del exdirector operativo de la CFE?

Jesús Sánchez Martínez / Recuento Político (EL FINANCIERO)

Twitter: @Chucho_Sanchez

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *