Que se nos va

Jesús Sánchez Martínez

Las despedidas son siempre nostálgicas, pero la que ayer adelantó el number one de Los Pinos dejó la sensación de que estaba vacunándose ante lo que podría ocurrir en los comicios de 2012 y que hoy es la pesadilla albiazul.

CALDERÓNPorque el país maravilloso que se presentó ayer en el espacio cerrado del Auditorio Nacional, sin más interrupciones que los numerosos aplausos, sin el riesgo de las incómodas interpelaciones y sin la posibilidad de que le pasara lo mismo que a doña Chepina, que se le saliera la audiencia antes de terminar su discurso, no es por norma una garantía del triunfo electoral.

En política lo que siempre se espera es que el candidat@ sea el o la que marque su distancia del presidente en turno y determine su propio proyecto.

Pero la presentación del number one en su balance sexenal, define con claridad que la mejor etapa del país en muchas décadas fue el sexenio del michoacano. Vaya, ni siquiera le concedió a Vicente Fox la posibilidad de reivindicarlo por haber sacado al PRI de Los Pinos.

La administración de Ernesto Zedillo es la excepción que confirma la regla, pues con una economía saneada y una tasa de crecimiento del 7 por ciento del país en aquella época, esto no evitó la alternancia en el poder. Por eso, que el de Calderón sea el mejor sexenio de todos -dicho por él mismo- no garantiza la permanencia del PAN en Los Pinos. ¿O no?

Calderón ya se despidió pero no se ha ido. Ya reaparecerá en la campaña.

Los asegunes

El arranque de las campañas tiene sus asegunes.

Enrique Peña Nieto sigue encabezando las encuestas y eso debe preocupar a su competidora más cercana porque faltan tres meses para las votaciones. Hasta ahora la estrategia de no confrontación, como la que desarrolló Eruviel Ávila en el Estado de México, les ha funcionado.

Por ahora la estrella de Josefina Vázquez Mota no es la mejor, y además del desgastante proceso interno que la llevó a chocar con el number one, pues el favorito era Ernesto Cordero, los tropezones de la candidata son atribuibles a los errores que ella misma ha cometido (como ese de negar que contrató a Antonio Solá, quien en su página web reveló que Chepina es su cliente), pero también al intermitente fuego amigo.

Ayer se reacomodó la estructura del CEN panista para tratar de reforzar la candidatura de Josefina. Esto incluyó llevar al guanajuatense Juan Manuel Oliva a la secretaría adjunta de elecciones. Lo cierto es que en las entidades con mayor votación en el país, Josefina va en tercer lugar.

En el caso de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el tabasqueño no ha logrado romper su marca de tercer lugar nacional.

El colmo del Peje es que en esta ocasión no se ve como triunfador en su entidad natal, como en 2006, ya que las encuestas locales lo presentan cinco puntos abajo del candidato del PRI y el PVEM, Enrique Peña Nieto; en tanto el candidato tricolor Jesús Alí de la Torre aventaja por 14 puntos a Arturo Núñez, aspirante a la gubernatura por el Movimiento Progresista.

Se ve harto difícil que el Peje gane otra vez en su estado, como lo hizo contra Felipe Calderón y Roberto Madrazo, a quienes arrasó a nivel local en la pasada presidencial. La principal razón tiene que ver con las malas administraciones perredistas en diversas alcaldías (donde destaca la de su hermano José Ramiro en Macuspana, misma sobre la cual pesa una demanda por peculado), y la exclusión de perredistas a ocupar cargos públicos por darle espacios a quienes hasta hace unos días militaban en el PRI.

Finalmente, en el caso de Gabriel Quadri, el riesgo de que el Panal pierda su registro es tan real como sus niveles de apenas el 1 por ciento que mantiene en las preferencias.

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1) Después de que le cerraron la puerta a José Luis Luege Tamargo como diputado local pluri, Federico Döring apunta para coordinar a los panistas en la próxima ALDF. Luege perdió la designación por la tercera posición de las pluris con Andrés Sánchez Miranda, sobrino de la candidata panista al GDF Isabel Miranda de Wallace. Dicen fuentes panistas que en esta maniobra se notó la “mano pachona” del exdirigente Obdulio Ávila, quien no sólo apoyó al sobrino de la señora Wallace sino que colocó en la primera posición de la lista a la coyoacanense Laura Ballesteros.

2) Los ajustes en las listas de los partidos por las cuotas de género crearon el fenómeno conocido como “los juanitos”. Entre los damnificados están en la bolsa de “los juanitos” Luis Enrique Mercado y Carlos Orvañanos.

3) No se sabe por qué José Ángel Córdova Villalobos aceptó el cargo de secretario de Educación. El costo es alto pues tendrá que dar la cara por todas las irregularidades en el dispendioso manejo del Bicentenario, comenzando por la Estela de Luz.

Córdova es reconocido por su desempeño en Salud, pero el number one lo dejó a expensas del maltrato del panismo en Guanajuato y allá lo hicieron cachitos. “No me gusta pelear”, ha dicho, y por eso no entró a la presidencial. Vaya, que se sepa, ni Chepina ni Lujambio le dieron batería a la maestra Elba Esther Gordillo, y ahora Córdova. Cada quien.

4) La Escuela Libre de Derecho comenzó la celebración de sus primeros cien años. Fauzi Handam y Francisco José Simón Conejos anunciaron un programa de conferencias para llegar a la conmemoración el 14 de julio. Felicidades.

5) ¿Más fuego amigo? Alejandra Barrales no dejará la presidencia de la ALDF, pese a las presiones. ¿De quién? De los bejaranistas, dicen.

6) A seis meses de terminar su gestión, Juan Manuel Oliva podría solicitar licencia a la gubernatura para integrarse al equipo de Chepina. Estos movimientos fueron al cuarto para las 12.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

-Que en Michoacán la deuda heredada a Fausto Vallejo no fue de 16 mil millones, sino de 38 mil millones de pesos. ¿Dónde quedó la bolita?

(Columna Recuento Político,  publicada hoy en EL FINANCIERO)

Twitter.com/@Chucho_Sanchez

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *