¿Adiós al gobierno dividido?

Jesús Sánchez

Échense este trompo a la uña. Para el registro, ayer cinco directivos de encuestadoras: Roy Campos, de Consulta Mitofsky; Francisco Abundis, de Parametría; Jorge Buendía, de Buendía y Laredo; Ulises Beltrán, de BGC Beltrán y Asociados, y Edmundo Berumen, de Berumen, coincidieron en que es posible que se rompa la maldición de los gobiernos divididos de los últimos 15 años. Esto significaría que el PRI podría obtener carro completo, que incluiría la mayoría en la Cámara de Diputados y el Senado.

Los pronósticos: podría el PRI ganar 167 distritos electorales, con lo que alcanzaría 251 curules de 500 y 65 escaños de los 128. Hay quien pregunta que si esta fórmula del gobierno mayoritario significa un avance o retroceso. El tiempo dirá.

Lo que no cuadra son los números de Juan Manuel Oliva, quien ofreció conseguirle a la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, 22 millones de votos. Ayer, Ernesto Cordero aseguró que enviaron una carta al millón 800 mil panistas a los que les piden diez votos por choya para juntar 18 millones de votos. Úchala, le faltaron cuatro millones para alcanzar a Oliva. Y que conste que Marianita Gómez del Campo ofreció conseguir dos millones 300 mil votos para el DF… válgame. ¿Y si no?

¡Asustan!

Mal se han visto las empresas televisoras regateándole al IFE y a los candidatos presidenciables los espacios para la transmisión del primer debate.

Todos sabemos que no tienen una obligación formal de transmitirlos, es libre decisión, pero las actitudes de sus directivos dejan mucho que desear en el ámbito de la democracia, sobre todo cuando la mayoría de los académicos y líderes de opinión que están siguiendo paso a paso la sucesión presidencial tienen precisamente como escaparate los canales de esas casas televisivas. Aunque parece que todos calladitos, se ven más bonitos.

Hay que decirlo, hace apenas seis años las televisoras vendían los espacios y producían los espots de la propaganda de los candidatos, en un negocio que representaba más de tres mil 500 millones de pesos.

La reforma electoral les pegó muy duro porque canceló esa práctica que orientaba la mayoría de los recursos de las campañas al pago de los servicios de las televisoras y radiodifusoras. A partir de ahí se deterioró la relación de los concesionarios con el IFE, ya que por ejemplo los 40 millones de espots que están difundiéndose en esta campaña federal se harán utilizando los tiempos oficiales que corresponden al gobierno federal.

La reacción explosiva de Ricardo Salinas Pliego fue catastrófica. Porque ofreció comparar ratings del debate y del partido de futbol como diciendo que a los mexicanos las campañas les importan algo menos que un puñado de pepitas.

Ésta es una cuestión de resentimientos.

En el caso de Televisa, el anuncio de que esa casa sí transmitirá el debate cayó en el bache de la simulación porque anunció con pompa que será en el canal 5 (el del Tío Gamboín), cuando es el canal de las estrellas el más visto.

MVS levantó la mano y se mueve como la heroica. Triste espectáculo el jaloneo de ver quién sí y quién no cede espacios.

Los concesionarios se comportan como diría un clásico, “como cuentachiles”, ni más ni menos. Pos sí, ¿no?

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1) Los otros milagros. Va un dato interesante que registró un grupo de expertos en redes sociales.

A principios de semana Josefina Vázquez Mota rebasó a Enrique Peña en Twitter, pero la mayoría de esos nuevos amigos pueden ser “fantasmas”.

Datos del Centro de Investigación “Proyecto Internet” del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, dados a conocer por medio de un artículo de la analista Claudia Benassini y registrados por el reportero Nicolás Lucas, refieren que en cinco días Chepina sumó 200 mil seguidores, cuando tardó tres años en sumar 400 mil. ¿Ton’s qué?

El viernes 20 de abril la panista llegó a los 440 mil seguidores -followers- y comenzó el lunes 23 con aproximadamente 585 mil, y para el miércoles 25 su número de amigos llegaba ya a los 604 mil 720 simpatizantes digitales.

Es decir, en menos de una semana la aspirante presidencial del PAN se habría allegado de cerca de 200 mil nuevos amigos en su cuenta de Twitter. Lo raro es que ayer la cuenta de Chepina sumaba 603 mil 782 seguidores, o sea que mil se esfumaron.

2) La evaluación universal a los maestros programada para el 24 de junio ocurriría una semana antes de las elecciones. La posición del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) fue consecuente con un bache en el que se dejó caer a la Secretaría de Educación Pública (SEP) porque durante muchos meses el secretario fue sólo de membrete. Hoy José Ángel Córdova Villalobos debe resolver la negociación salarial de los maestros antes de la fecha fatal del 15 de mayo. Ya se verá cómo lo resuelven.

3) Salinas en proceso, es un interesante libro testimonial de la revista Proceso que compiló y editó Grijalbo en el que se reseñan los puntos medulares de un sexenio marcado por el conflicto electoral con la asunción al poder gracias al PAN, el Quinazo, la privatización de la banca, el ascenso de la nueva élite empresarial, Colosio, el TLC, el hermano incómodo, el alzamiento de la guerrilla en Chiapas, el fatídico 1994.

Vale la pena releer la historia reciente del país en ese libro.

4) Dicen que el PAN en el DF está preparando un expediente que presentará ante el IEDF en contra de varios candidatos del PRD. Será parte de una campaña jurídica y mediática para golpetear a los candidatos perredistas por ostensibles gastos excesivos de precampaña y de actos anticipados. La ofensiva incluye denuncias contra todos.

5) Por cierto que las encuestadoras le dan ventaja a Víctor Hugo Romo, candidato del llamado Movimiento Ciudadano, PT y el PRD en la Delegación Miguel Hidalgo, precisamente donde se asientan Los Pinos.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

Mercaei reconoció que la encuesta que presumió el number one ante banqueros, era sólo de uso interno.

-¿Al cuchareo se le llama utilidad política?

Twitter.com/@Chucho_Sanchez

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *