Los chicharrones del TEPJF

Jesús Sánchez

Los expertos en puntos de vista del Chamanic Center están convencidos de que a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se les pasa la mano muy seguido y exhiben a los consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) como un árbitro que toma decisiones a la ligera.

Esto ha sido recurrente y la imagen que ofrecen los jueces del máximo tribunal electoral, que preside Alejandro Luna Ramos, es que sólo sus chicharrones truenan, aunque tampoco son infalibles.

La más reciente decisión que echó por tierra el acuerdo del IFE para realizar los conteos rápidos, marcó la diferencia, porque ante las fuertes críticas que recibieron los magistrados porque las televisoras sí podrían dar a conocer los conteos rápidos de las encuestadoras y el IFE no, puso al TEPJF contra la pared y lo insólito, hicieron una aclaración vía comunicado de prensa difundido a la medianoche del martes.

Leonardo Valdés, hay que decirlo, asumió un papel decoroso y le restregó a los consejeros que la revocación del conteo rápido no abona a la certeza del proceso electoral.

Y dijo, textualito: “Nos sorprende la reciente decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para revocar el acuerdo de nuestro Consejo General para realizar un conteo rápido el próximo 1 de julio.”

El TEPJF contestó que no dijo lo que dijo y que nunca pretendieron anular el conteo rápido. ¿T’ons? Los magistrados pidieron que les envíen el método para seleccionar la muestra y todo arreglado. Y así será.

De haber prosperado la prohibición a los conteos rápidos, lo único que hubieran logrado es sacar de las mazmorras al monstruo de la especulación y arrojar al vacío al puñado de confianza institucional que nos queda.

Usted está aquí

La prestigiada Carpeta Púrpura, por excelencia una de las mejores herramientas de análisis en el país, esfuerzo realizado desde hace 25 años gracias al profesionalismo de Yuri Serbolov, sistematiza en su última entrega los datos duros de la elección presidencial que ofrecemos en este espacio con la autorización de los analistas de CP.

a) El más reciente cruce de escenarios de Carpeta Púrpura refleja que de la lista nominal de 79.6 millones de electores, podrían votar 47.8 millones que representan el 60 por ciento del total. Esto supone un abstencionismo de 31.8 millones de electores.

b) La participación media histórica ha sido de 64.8 por ciento. La peor elección fue en 1988, cuando “se cayó el sistema”, y participó el 49.7 por ciento.

c) Las encuestas señalan en promedio que 37.5 millones ya tienen decidido su voto y un segmento de 10.3 millones está en el rango de los indecisos.

d) Enrique Peña Nieto tiene el 50.2 por ciento de los votos definidos, es decir, la mayoría absoluta de los votos decididos. Esto representa 18.8 millones de votos, con lo cual rebasaría los 17.2 millones de votos que obtuvo Ernesto Zedillo en 1994 cuando el padrón era de 46 millones, la mitad del actual.

e) Josefina apenas tiene 10.3 millones de votos, el 27.5 por ciento de la votación efectiva; casi seis millones abajo de Vicente Fox y cinco millones abajo de Felipe Calderón.

f) Andrés Manuel López Obrador tiene apenas 8.9 millones de votos, es decir, el 23.7 de la votación efectiva. Cifra sustancialmente inferior comparada con los casi 14.8 millones de votos que logró en 2006.

g) El Partido Nueva Alianza y su candidato Gabriel Quadri tienen un lugar aparte en virtud de que el Panal llegó a proyectar una votación promedio de 4 o 5 por ciento como aliado de PRI-PVEM.

Se desplomó a cero cuando decidió ir solo en la competencia. Sin embargo, Quadri ha desempeñado un buen papel, tanto que tras el debate se alzó con la expectativa de 2.2 por ciento de la votación total efectiva, lo cual significa que prácticamente garantizó el registro de su partido. Situación similar ocurre con Rosario Guerra como candidata del Panal al GDF, una mujer que ha sorprendido bien.

h) Cosas raras. En el DF la lista nominal es de siete millones 235 mil electores, cuando el Censo Nacional de Población del Inegi dice que en el DF hay seis millones 551 mil ciudadanos mayores de 18 años.

 > Lavaderus est

 Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza

1) Tome el dato y haga sus cuentas. El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados confirma que el electorado juvenil lo representan en México 23 millones de votos.

El CESOP, dirigido por la doctora María de los Ángeles Mascott Sánchez, también señala que 3.5 millones de jóvenes votarán por primera vez.

2) El candidato del PRI al gobierno de Morelos, Amado Orihuela, registró un incremento de cuatro puntos en la preferencia electoral al subir a 38.4 por ciento la aceptación entre los morelenses, según la encuesta que levantó en los primeros días de mayo la empresa Mitofsky; el PRD con Graco Ramírez registra 21.1 contra 20.5 por ciento de Adrián Rivera, del PAN. Por cierto, Jorge Morales Barud, el candidato del PRI a presidente municipal de Cuernavaca, también registra una buena aceptación entre los electores con un 34.6 por ciento de preferencia, contra 20.5 para el PAN y 12.6 para el PRD.

3) Hay que reconocer que ha sido prudente la actitud de Javier Duarte de Ochoa.

4) Fausto Vallejo Figueroa afirma que hay una compulsa entre diferentes fuerzas que ha derivado en la toma de instalaciones de la Universidad Michoacana, cuando él intenta aplicar otro tipo de política que destierre la subcultura de la impunidad.

5) Víctor Hugo Romo sigue abriendo espacios rumbo a la Miguel Hidalgo y muy cerca del Panal. El problema es que hay demasiados jefes y pocos apaches.

 Twitter.com/@Chucho_Sanchez

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *