El despeñadero albiazul

Jesús Sánchez

Es el voto de castigo el que viene perfilándose. La más reciente encuesta levantada por una de las empresas más serias en esta especialidad, Indemerc-Harris, para EL FINANCIERO, confirma la pérdida de más de cinco puntos en las preferencias electorales de la candidatura panista, en las últimas dos semanas, lo que coloca a Josefina Vázquez Mota ya no en un posible empate técnico con Andrés Manuel López Obrador, sino en el tercer lugar.

A estas alturas de la competencia, difícilmente podría creerse que los encuestadores de cabecera de Los Pinos estén considerando como real que doña Chepina esté a un dígito de distancia de Enrique Peña Nieto.

Esto podría explicar los muchos focos rojos que se han encendido en torno a la candidatura albiazul, pues a la vista están la tendencia de que los votos que viene perdiendo Vázquez Mota caen en las bolsas de Peña Nieto y algunos con López Obrador.

La medición de Indemerc-Harris, empresa que dirige Vicente Licona, también plantea que la fuerza de López Obrador está focalizada en el Distrito Federal, donde Peña Nieto está abajo por alrededor de siete puntos.

Lo más grave para el PAN es que incluso a nivel de votación por partido, ya quedó abajo del PRD, y en la mayoría de los estados está acomodándose en la tercera posición. En el DF, ni se diga.

Las definiciones del exdirigente del PAN, Manuel Espino, así como de Lía Limón, simplemente reflejan que el panismo está pagando la factura del desapego a las demandas ciudadanas y de creer que el poder es para siempre. En sí misma, esta situación ya es catastrófica para el PAN.

Paradojas

Es una paradoja, pero la alternancia en la presidencia de la República ha traído consigo una disminución en la participación de los electores a las urnas, lo cual es preocupante en tiempos de una mayor exigencia democrática.

Guardadas todas las proporciones, ninguno de los ganadores de la contienda presidencial de los últimos 12 años ha logrado superar, incluso, la votación que obtuvo el expresidente Ernesto Zedillo.

Zedillo no sólo se colocó en la marca de los 17 millones de votos, sino que tuvo un nivel de abstencionismo envidiable estimado en 23 por ciento. En las votaciones subsecuentes, el porcentaje de ciudadanos que han decidido no acudir a votar ha llegado a niveles de 41 por ciento, lo cual no significa otra cosa que son las minorías las que determinan quién gobierna en el país.

En las votaciones del 1 de julio, el padrón electoral se acerca a los 80 millones de electores y es posible que se rompa con la maldición del ausentismo en las urnas, marcado por el desinterés.

Una amplia investigación realizada por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados (CESOP) plantea que en etapas de alternancia se aprecia una mayor participación en las urnas.

En esta etapa electoral, otro de los factores que se espera puedan marcar la diferencia respecto a 2006 es que la elección no sea tan cerrada como para reeditar el conflicto derivado de la judicialización de los resultados.

Hace seis años el nivel de abstencionismo fue de los más elevados en los comicios federales y, para colmo, la diferencia de medio punto porcentual en la elección puso al país al borde de una crisis política, cuyos costos hoy se siguen pagando.

Es una aspiración de todos que los ciudadanos ejerzan realmente su derecho a votar, así los resultados serán más contundentes y se eliminará la incertidumbre de los últimos años.

> Lavaderus est

** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1.- En pocos días podremos tener en las manos uno de los legados de Carlos Fuentes. Se trata libro Personas que, de acuerdo a las confidencias de “me lo dijo un pajarito”, estará pronto en las librerías y será muy bien recibido porque describe a muchos personajes que trató durante su vida y que no son ajenos a nuestra vida cultural cotidiana.

2.- El Chalo Gaitán no es el Chapo Guzmán, pero cómo que se le parece. En la novela más reciente de Alejandro Almazán su personaje central también se fugó de un penal de alta seguridad (aunque no precisa con qué expresidente) y las revistas de los adinerados lo consideran uno de los más ricos del mundo. El más buscado es el libro de Alejandro Almazán, editado por Grijalbo, en el que la advertencia es clara, “si el Chalo Gaitán le roba el corazón, no llame a su terapeuta”. Es un libro que no debe faltar en su agenda de pendientes.

3.- Échense este trompo a la uña. La dirigencia del Partido del Trabajo del municipio de Huimanguillo anunció que se adhiere al proyecto de Jesús Alí de la Torre, por tratarse de un proyecto “sano, joven y de la nueva generación”. Y le ofrecieron cinco mil votos.

4.- Y la emblemática Rosario Robles, al frente de la Red Nacional Ciudadana de mujeres “Mexicanas comprometidas con la paz”, le dio su voto al tabasqueño Jesús Alí, quien según Parametría, Ulises Beltrán y Mitofski, encabeza todas las encuestas.

5.- En los tiempos actuales el discurso político está claramente dominado por las libertades sociales y los derechos humanos, por lo que nadie esperaría que un candidato se declare admirador de un personaje como Hitler. Pero, ¡oh, sorpresa!, resulta que sí, que hay uno que lo acaba de hacer. Se trata de Óscar Sánchez, aspirante del PAN a senador, quien se proclamó seguidor de Adolfo Hitler y Porfirio Díaz. ¡Ver para creer!

6.- Raúl Rodríguez Rodríguez, analista político y escritor acucioso de los sucesos político-electorales, presenta su primera novela, “Coro de monólogos”, México entre la apatía y la tragedia, donde crea y recrea historias imaginarias que rozan los linderos de la realidad y del absurdo. La cita es en el Foro Universal del Polyforum Cultural Siqueiros.

** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.

– Alejandro Poiré se reunió ayer con los dirigentes de los partidos políticos, quienes acordaron transitar en un clima de civilidad y de apego a la ley, de cara a los comicios federales. Ahora sí se le vio como interlocutor. Bien por eso.

Twitter.com/@Chucho_Sanchez

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *