A la izquierda se llega por el centro o pegados a la derecha; a AMLO y Trump los une la arrogancia, ¿será?

La crisis moderna de la geopolítica en el mundo, que no es otra cosa que una crisis de ideologías, lleva muchas décadas.

En particular, a la izquierda le aquejan muchos males, a veces los mismos que enferman a la derecha o al centro.

Es muy escasa la autocrítica en la izquierda, muchos dirigentes que se auto clasifican como demócratas pero pocos admiten que la arrogancia de algunos no ayuda a la unidad de las izquierdas.

Hoy la izquierda en los países de América Latina ha perdido espacios importantes, ha dejado de ser gobierno y la pregunta es si ya tocó fondo o no.

En México, por ejemplo, el PRD llegó a ser la segunda fuerza política en el Congreso y aventajó a la derecha representada por el PAN. Hoy la izquierda está más que dividida y perdiendo espacios hasta pulverizarse. El principal enemigo de la izquierda perredista está en la izquierda que antes les dio abrigo. La izquierda se destruye a si misma y para entenderlo hay que ver los resultados electorales de 2015 en la Ciudad de México.

El mejor ejemplo es la división en las izquierdas en México lo planteó Jesús Ortega, dirigente de la organización Demócratas de izquierda, así:

“Las actitudes arrogantes, de prepotencia, fatuas que enarbolan algunas gentes, algunos liderazgos de la izquierda no ayuda a la unidad. Es como (Andrés Manuel) López Obrador y (Donald) Trump, piensan que solos van a resolver los problemas de México y Estados Unidos”, opinó.

El coordinador nacional de Nueva Izquierda añadió: “solamente es arrogancia, por lo tanto, nuevamente, (se requiere) humildad, disposición a escuchar, abrirse a las ideas de los otros, reconocer a los otros para poder lograr esta unidad que es muy importante para las elecciones del 2018”.

Y si el desgaste de la izquierda es evidente en México hay que ver a Brasil donde hacen todo para meter a la cárcel a los líderes de izquierda por corrupción. Argentina es otro ejemplo de la crisis que llevó a una manera particular de entender a la izquierda y el poder. No se diga Venezuela y Cuba en su etapa de apertura. En Costa Rica y Bolivia también se cuecen habas.

Destra e sinistra 1995. Hace dos décadas, en Turín, Norberto Bobbio escribió una obra reflexiva sobre lo que algunos consideran que la izquierda y la derecha son nombres sin sujeto.

Cada vez es más difícil definir qué está a la izquierda y qué o quién a la derecha. El centro que es la aposición más cómoda es el principal atractivo de los que no se hallan en los extremos. Pero valga aclarar que nos referimos al mundo occidental o europeo. En otras latitudes la ideología tiene otros matices y otras interpretaciones, hablamos de los polo oriental y árabe.

Todo esto viene a cuenta con la realización en México del Segundo encuentro internacional La Izquierda Democrática, esfuerzo de Jesús Ortega Martínez y otros demócratas mexicanos que llevaron a la mesa de los debates el análisis de lo que ocurre en la izquierda, o lo que queda de ésta, dirían sus críticos.

Organizado por Sintropía, el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas y por Demócratas de Izquierda, asistieron también ponentes de América Latina, Europa, Asia y África, y contó con la colaboración del Instituto Lula de Brasil, la Universidad Iniciativa Sur de Argentina, la Fundación Pablo Iglesias de España, la Fundación Liber Seregni de Uruguay y la organización Dundazione Italianieuropei, así como universidades mexicanas.­

Ortega y Mancera

 

Las izquierdas requieren hacerse contemporáneas

En el arranque de este foro que se realizó del 25 al 29 de enero, Jesús Ortega, ex dirigente nacional del PRD planteó que las izquierdas se encuentran obligadas a desprenderse de todo fetiche político, de los usos y costumbres y de visiones totalizadoras y de los dogmas para repensarse a sí misma, reconsiderar críticamente su acción y pensamiento, idearios y programas.

“Las izquierdas requerimos en la mejor acepción de modernidad, hacernos contemporáneas, es decir, globales y por lo tanto, dejar atrás anacronismos nacionalistas, visiones chauvinistas que frecuentemente derivan en concesiones autoritarias.”

Se requiere dejar atrás la idea de que con sólo oponernos a la injusticia y desigualdad es suficiente para justificar nuestra existencia como corriente política o en el quehacer revolucionario, dijo Ortega.

josé narro

También participó el ex rector de la UNAM, José Narro quien dijo que la solución a los viejos y nuevos desafíos debe construirse dentro de sistemas democráticos, con una mayor representatividad, fortalecimiento de las instituciones democráticas y sobre todo, con una mayor participación de la sociedad.

Narro se dijo convencido de que serán las formas democráticas las que ayudarán a resolver nuestros problemas, “ni el autoritarismo ni la exclusión forman parte del planteamiento deseado”, remarcó.

Opinó que en paralelo a los avances científicos y tecnológicos se han profundizado las brechas sociales y económicas, además la desigualdad se ha evidenciado más que nunca.

”Soy uno de los muchos que piensan que la desigualdad constituye uno de los males mayores de nuestra época”, anotó Narro Robles.

La izquierda pegada al centro. El jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera, observó que debe entenderse la necesidad de correr la línea de la izquierda extrema hacia algunos planteamientos de convergencia del centro, pero lo que nadie desea es caer en los pensamientos dictatoriales o totalitarios, muchos son los ejemplos y sus características que costaron muchas vidas injustamente, dijo.

“La experiencia sugiere que no debemos sucumbir al caudillismo o a un presidencialismo, como degeneración del sistema presidencial, sin equilibrio de poderes”, dijo Mancera Espinosa.

Además se refirió a la reciente declaratoria de constitucionalidad de la Reforma Política para la Ciudad de México y explicó que se pretende que el constituyente sea progresista como la política de la misma capital del país.

2016Ene25_IzqDem_Becerra_Sendic_Woldenberg (1)

Germinal democracia mexicana en riesgo si no se apuntala: Woldenberg

“México ha construido una germinal democracia pero falta apuntalarla, ojalá no nos arrepintamos de dejarla tan desprotegida y acosada por todos los flancos”, advirtió el consejero presidente del IFE, José Woldenberg.

Durante su participación, Woldenberg señaló que “una densa nube de molestia y fastidio acompaña los logros de la política”. El académico destacó las bondades de la democracia pero estableció que no es con una “varita mágica” como se van a resolver todos los problemas de un país, por lo cual es necesario fortalecer este proceso con un efectivo combate a la corrupción, la impunidad y generando condiciones de crecimiento económico y sociales.

“El drama mayor de nuestra democracia germinal es que ha coincidido con el estancamiento económico y su estela de calamidades sociales”, dijo.

Corrupción y poderes fácticos.  El vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic, coincidió en que la corrupción y los poderes fácticos, entre ellos los medios de comunicación, son dos de los principales adversarios que enfrenta la democracia por lo cual es importante fortalecer el Estado de derecho y las políticas públicas en materia educativa y social para enfrentar estas amenazas.

El burro y el caballo. Roberto Jiménez, de la Fundación Pablo Iglesias e integrante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), fustigó las políticas populistas que disfrazadas de justicia social reparten pobreza en el mundo. Dijo que “la diferencia entre el populismo y la verdadera justicia social puede compararse con el burro y el caballo; el populismo es un asno y la justicia social un pura sangre.”

Cuidar a la empresa y los emprendedores. Salomón Chertorivsky, secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, dijo que las empresas y emprendedores van de la mano con los gobierno de izquierda, sin embargo, en México, debe haber políticas públicas encaminadas a dignificar las empresas y los emprendedores para multiplicar la economía legal, mejorar ingreso y distribución de la riqueza”.­

Izquierda y bien común. “Gobernar por el bien común y por el buen vivir”, es el gran compromiso de la izquierda democrática, aseguró el embajador de Ecuador en México, Leonardo Arizaga al destacar que el crecimiento económico sostenido, políticas sociales efectivas, educación de calidad, infraestructura y calidad de vida de la gente, son la esencia de toda revolución ciudadana. El diplomático reconoció que Ecuador ha apostado por una economía de mercado para lograr crecimiento y beneficios para su población, pero sin ceder el control de esa economía a los grandes capitales. 

 

2016Ene29_EncuentroInt_Aureoles_Zambrano1

Partido mundial de izquierdas. La izquierda global enfrenta riesgos comunes y enemigos que con el poder del dinero pretenden mantener el establishment o su estatu quo en el mundo, por lo cual se requiere dar un paso adelante y coordinarnos en un movimiento progresista internacional similar a un partido mundial que enfrente estos embates de esos adversarios poderosos, convocó el presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano. Consideró que así como la derecha y los poderes fácticos se organizan entre ellos para mantener sus intereses, el movimiento progresista también debe dar respuesta a los nuevos retos que derivan de un mundo globalizado.

¿Otra catarsis para seguir igual?

La agenda en este segundo encuentro internacional de las izquierdas incluyó temas que en otros tiempos no eran destacados como el terrorismo, la crisis ambiental, la inseguridad, las empresas, el bien común, la corrupción, los salarios y la política humanista.

El ejercicio resultó muy interesante pero la reflexión es la misma, que al final de la catarsis, el espíritu se relaja para dejar que el espacio lo ocupe el gatopardo. La siguiente evaluación será en el tercer encuentro internacional y hasta entonces se verá si la izquierda avanzó o se sigue varada.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *