Crisis bajo la alfombra; el dólar a 19 pesos y las elecciones a la vuelta de la esquina

Hay muchas razones para que nos agobie el tremendismo nuestro de cada día. Lo malo es que parece que llegó para quedarse.

Nos amanecimos con la nota de que el dólar llegó a los 19 pesos. Lo bueno es que como dice Legarreta, no pasa nada. Es lo que dice.

La politóloga Melita Peláez tiene sus dudas. Porque aunque se trate de factores externos, los efectos adversos sobre la economía mexicana tienen a los responsables de conducir la administración pública al borde de un ataque de nervios. Tanto, que nada más falta que le encarguen a algún comentarista deportivo que nos recete una explicación en cadena nacional -con riguroso guión-  de por qué las remesas son 33 por ciento más altas que los ingresos petroleros, para luego consolarnos con alguna conclusión mágica.

Aunque Luis Videgaray se esfuerce con explicar que la economía mexicana ya no depende tanto del petróleo como en otros tiempos, el problema es que los efectos de la pérdida del valor de lo que en otros tiempos fue el soporte de los sueños de la abundancia, no sustituye lo que todos deseamos, una economía estable y en crecimiento, con empleos, con una moneda sólida.

Eso de que la economía mejorará cuando las condiciones externas se estabilicen, no deja de ser un buen deseo que todos compartimos. Pero, ¿y luego?

Hay quienes se la pasan justificando que aunque las cosas no están tan bien como quisiéramos, no estamos tan peor. Pero quién les cree. Por eso las advertencias de Agustín Carstens de que si el gobierno federal no se aprieta el cinturón presupuestal las tasas van a subir, es como atraernos a la realidad de una oreja.

Por fortuna para los nerviosos economistas, que ya no saben como poner en rosa una situación que no pinta bien en mucho tiempo, la visita del Papa Francisco será como el esperado milagro de que las aguas se aquieten,  aunque sea por unos días.

El costo de que las reflexiones del sumo pontífice se conviertan en una llamada de atención en los temas de la inseguridad, los derechos humanos, la migración y la pobreza, es muy bajo para el tiempo de calma que nos dará. Ya después veremos.

Son muchos los frentes abiertos y los estrategas simplemente están administrando el tiempo o colocando la crisis bajo la alfombra. Videgaray se la pasa dando explicaciones, lo mismo que el number one de Los Pinos y todo, para que uno de tantos creativos los haga patinar con esa cátedra de por qué no nos afecta la devaluación del dólar. ¿Qué lo que coloca diariamente el Banco de México para estabilizar el mercado de divisas, es gratis?

En el terreno político, algunos altos jerarcas de la primera burbuja peñista no quieren reconocer que la operación electoral de Manlio Fabio Beltrones ha mantenido a su partido en una posición de competencia electoral, pues ha evitado las rupturas internas en los 11 estados donde negoció candidaturas de unidad. Este 5 de junio se estará votando por la renovación de una tercera parte de las gubernaturas de todo el país. Ni más ni menos.

En medio de la crisis económica -ya lo dijimos, de causa externa, pa´ que no se enojen- una crisis política habría dado al traste con lo avanzado, que en términos de reformas estructurales han sido muy importantes, pero poco reconocidas. Pero esa es otra historia.

Elecciones a la vuelta de la esquina

Los candidatos que se medirán en las elecciones para renovar 12 gubernaturas este año están en las últimas fases de las organizaciones partidistas.

El sonorense Manlio Fabio Beltrones se metió entre las patas de los caballos estatales y logró que pese a los muchos suspirantes, las candidaturas quedaran bien planchadas. A los priistas sólo les falta por resolver Quintana Roo.

Mientras arrancan las campañas, estos son los candidatos por estado.

Durango. Esteban Villegas Villarreal, en realidad fue la primera candidatura de unidad, en la que se acordó que la senadora Leticia Herrera competirá por Gómez Palacio. José Rosas Aispuro va por PAN y PRD.

Tlaxcala. Aunque Marco Antonio Mena logró la candidatura ayudado en buena medida por la mano del gober, no le ayuda la mala administración de Mariano Gonález Zarur.

Hidalgo. En realidad no fue sorpresa que Omar Fayad llegara a la candidatura aunque se quedó en el camino David Penchyna. Las cartas las movió Miguel Osorio Chong.

Está por verse quien le hace competencia. El que repite, para variar, es José Guadarrama Márquez.

Aguascalientes. La candidatura quedó en manos de la ex procuradora federal del consumidor, Lorena Martínez, tras la declinación de Miguel Romo Medina.

Puebla. La candidatura también recayó en una mujer, la ex alcaldesa Blanca Alcalá Ruiz cuyo mérito fue haber ganado la capital poblana en 2007 cuando llevaba 20 puntos abajo del PAN. La ruptura de la alianza entre PAN y PRD se la achacan al gobernador Moreno Valle y eso cambia el panorama de la elección. Miguel Barbosa quiere ser candidato pero en 2018 lo mismo que Javier Lozano.

Chihuahua. Será una de las elecciones más estruendosas. Por el PRI va Enrique Serrano Escobar, ex alcalde de Ciudad Juárez que no se ve mal. Gustavo Madero no entró al quite pero estará detrás de Javier Corral quien va por la segunda vuelta, la primera la perdió ante Reyes Baeza.

Está por formalizarse la candidatura del ex líder empresarial, José Luis Barraza como independiente. Aunque ya se deslindó de Felipe Calderón, el Andrés Manuel (el Peje) López Obrador no lo suelta como beneficiario del michoacano. En realidad la competencia electoral estará entre Serrano y Barraza.

Sinaloa. Quirino Ordaz Coppel va como candidato priista en una competencia en la que se disolvió en los hechos la alianza que llevó al triunfo a Mario López Valdés, Malova, ya que se cuenta que Gustavo Madero lo desconoció y los panistas le tomaron distancia. Podrían retornar los priistas al palacio de gobierno.

Tamaulipas. El economista Baltazar Hinojosa, ex presidente municipal de Matamoros y tres veces diputado federal va a la contienda dejando fuera a Marco A. Bernal, a pesar de que el presidente de la Comisión de Energía en la Cámara de Diputados operó la aprobación de la reforma energética. El PAN aún no define.

Veracruz. Yunes contra Yunes. También por acuerdo los priistas nominaron al senador con licencia Héctor Yunes Landa, quien recibió el respaldo icónico de Miguel Alemán. Destaca en este proceso que Gerardo Buganza renunció a la candidatura independiente a pesar de contar con un importante número de firmas -190 mil, dicen-, mientras que del lado del PAN, Juan Bueno Torio, decidió no sólo renunciar a sus aspiraciones sino además a las filas azules. El caso es que por la alianza PAN-PRD va el ex priista Miguel Ángel Yunes. Van a salir chispas.

Oaxaca. La decisión de los priistas de llevar a Alejandro Murat como candidato muestra que tienen altas posibilidades de recuperar la plaza. Los opositores no definen todavía al contrincante.

Zacatecas. Alejandro Tello Cristerna, ex secretario de Finanzas con Miguel Alonso Raya, se sacó la rifa del tigre, aunque de lado opositor siguen más que divididos. David Monreal, que milita en el PT irá como candidato de Morena. ¿Dónde vimos eso? En el PRD no se ve para cuando se pongan de acuerdo.

Quintana Roo. Es una historia que no acaba de definirse. Un ex subsecretario de Turismo influenciado de la “bronquitis neoleonesa” y que podría renunciar al PRI porque no fue el elegido; la sorpresa la puede dar el secretario de gobierno, Gabriel Mendicuti Loria y por eso le dicen el quinto elemento.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *