Falta para llegar a 2018, pero ya arrancó la temporada de grillos

Como chapulines en comal andan los suspirantes presidenciales, aunque faltan dos años para que se definan las candidaturas.

Por lo visto el letrero que tiene Manlio Fabio Beltrones en su oficina que dice: “Se prohíbe pensar en el 2018, estamos trabajando en el 2016”, a muchos les ha pasado de noche.

La lógica de los eternos aspirantes a los cargos públicos no tiene remedio. El 2018 pasa necesariamente por el 2016, piensan muchos, por eso es que cada quien adapta a sus circunstancias las cartas que tiene a la mano para perfilarse.

IMG_2791

Hay de todo, desde aquel que dice en cientos de espots de radio y televisión que lo quieren silenciar, que no quieren que salga en la tele, pero sigue saliendo. Se trata de quien tiene un partido a su imagen y semejanza y que ve enemigos hasta en su propia sombra -o en la de su carnal- y ni se diga lo que piensa de  que los independientes. Como todos saben a quién nos referimos, no decimos su nombre para que no se moleste.

Pero en la otra esquina, están aquellos que quieren ensayar en México la receta argentina o gringa, en la que los lazos de la pareja son tan fuertes que el poder presidencial se puede compartir. Es el síndrome Evita o el efecto Clinton.

Pero es la onda grupera la que afecta a los albiazules y a los demás partidos, no la preparación política de los protagonistas. Pero en este caso es el problema que tiene la panista que fue primera dama hace algunos años, es ese, llevar el sello de quien ocupó la primera magistratura. Porque con ese estigma Margarita tendrá que enfrentar a los demonios azules de su propio partido y que son muchos. Y de cómo le vaya al PAN en las votaciones de junio, dependerá la fortaleza o debilidad de esa candidatura.

Los grillos azulitos están a la vista, uno se la pasa tejiendo alianzas y en los espots de la radio y la televisión -como el dirigente tabasqueño del que hablábamos hace rato-, y otro que está a punto de terminar su gestión como gobernador y ahora dedicará todo su tiempo libre a cultivar su candidatura. Aunque dicho sea que Moreno Valle anda en campaña desde hace mucho.

Del lado del PRD, las cosas están del cocol. Porque nadie se cree aquello de que al final tengan que respaldar una candidatura de un aspirante sin partido, como lo es nada mas y nada menos que Miguel Angel Mancera. ¿Pues quién más?

Mancera tiene su propia pista de aterrizaje, que es la CDMX que para 2018 llegará con Constitución propia y las primeras elecciones de alcaldes, Congreso y jefe de gobierno. Un boleto de oro para Mancera que no tendría empacho en definirse como independiente, aunque eso haga que el tabasqueño se ponga verde de coraje.

Y del lado tricolor, dicen que no pero todos se mueven. Cada quien trae su agenda propia, aunque todos recibieron el santo saludo y bendición de don Francisco.

Los recortes al gasto, la inflación y el decrecimiento de la economía no le ayudan mucho a uno de los tiradores, pero nadie puede objetar el dicho de que de las crisis también se pueden construir proyectos. Pero todavía falta ver los estragos de los vientos financieros huracanados.

Otro más trae la bandera educativa, después de quedarse con la estafeta de Emilio Chuayffet. El asunto del magisterio todavía no llega al final feliz y si bien está en marcha la reforma educativa, seguimos siendo un país con maestros que aprueban de panzazo y alumnos con nivel de quinto de primaria y reprobados en matemáticas. A Nuño le hace falta algo más que esa precampaña.

Aunque el grupo del chorizo power, o sea los mexiquenses, llevan hoy la mano, no se sabe si el siguiente sexenio es el del paste power. Pero el tema depende de que en la parte del combate a la inseguridad y el fortalecimiento de las políticas de respeto a los derechos humanos, los resultados sean tales que recuperen la credibilidad perdida. Ah, que El Chapo sea extraditado. Y que los carteles criminales ya no sean parte del escenario aspiracional ni de la alfombra roja del cine

Mucho tiempo se dijo que el jefe del Ejecutivo, con todo y los conflictos inmobiliarios y otros asuntos de orden nacional, no se veía que el gabinete hiciera algo para sacar la cara por su jefe. La verdad es que las cosas no han cambiado mucho.

Lavaderus est

***Ya se sabe que no hay quinto malo, sobre todo para Ernesto Nemer como titular de la Profeco, está en un lugar clave que lo coloca en la primera fila de los aspirantes al gobierno del Estado de México. Nomás que se cuide porque el cargo de procurador ha resultado muy tóxico para algunos. Y si no que le pregunten a Humberto Benitez y a Alfredo Castillo, En cambio Lorena Martínez soltó el cargo antges para irse de  candidata a Aguascalientes.

Eruviel Ávila también está en la recta final de su administración y todo dependerá del number one para el siguiente paso.

***”Hay de Yunes a Yunes”, respondió Manlio Fabio Beltrones a los reporteros que querían saber como seguiría una de las campañas electorales en la que las descalificaciones al adversario están a la carta.

Beltrones le puso el cascabel al expriista y hoy candidato del PAN y PRD. “El PRI nunca habría hecho a Miguel Ángel Yunes su candidato” y remató: “Vamos, no puede gritar nadie que el otro es corrupto, mientras no aclare que él está limpio. Eso es por principio.”

***Finalmente a Javier Duarte lo dejaron respirar un poco. Y la dirgencia de su partido aclaró que no sólo el gobernador veracruzano tiene que solventar los señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación, también Rafael Moreno Valle (Puebla), Arturo Núñez (Tabasco), Manuel Velasco (Chiapas) y Egidio Torre Cantú (Tamaulipas).

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *