¡Volveré!, anuncia Beltrones

“Si me permiten -dice la politóloga Melita Peláez-, Manlio Fabio Beltrones renuncia a la dirigencia del PRI, pero no a seguir activo en la política”.

Experimentada analista en tiempos de crisis, doña Melita para sus amigos, advierte que este nuevo escenario le permite al sonorense entrar de lleno a la competencia presidencial en 2018. Aunque usted no lo crea.

Y explica que esto lo hará con un proyecto político al que han puesto oídos sordos buena parte de los que integran la burbuja de Los Pinos, y que salvo un lacónico tuit de you know who, ayer enmudecieron.

Ante los integrantes de la Comisión Permanente del CEN tricolor, Manlio Fabio Beltrones les mostró el tamaño de la crisis política priista derivada de los resultados electorales del 5 de junio. Reconoció que el voto de castigo al PRI en las urnas tuvo su origen en políticas públicas equivocadas y en políticos que incurrieron en excesos y no actuaron de manera responsable (el subrayado es a propósito).

Los expertos en puntos del vista coordinados por doña Melita Peláez (Mela para sus detractores) concluyeron en un rápido análisis que Beltrones les dio una probadita de lo que vendrá en el debate interno priista.

Captura de pantalla 2016-06-20 a las 11.54.12 p.m.

Gobernadores electos y otros en funciones le pidieron al sonorense reconsiderar su decisión. Pero desde Los Pinos de dos tuitazos no pasaron.

Beltrones presentó un duro diagnóstico en el que admitió que pese a las reformas estructurales esperadas durante lustros, no se han dado respuesta a lo que la gente reclama.

Y reiteró lo que muchos de sus correligionarios saben pero no quieren admitir, que los mexicanos no están satisfechos sólo con enterarse de que vamos bien sino que quieren sentirse bien, lo que les importa es que la modernización se refleje en los bolsillos, en empleos mejor remunerados.

El proyecto de Manlio 

El sonorense no lo dejó a la imaginación y ofreció un panorama de su participación en un debate interno por un nuevo proyecto de país.

Aquí la transcripción de lo planteado por Beltrones antes de anunciar su renuncia al PRI.

Mi vocación es la política y seguiré en ella, no obstante toca hoy hacer una pausa necesaria, para continuar después en la búsqueda de los mismos objetivos que desde hace años hemos venido platicando para encarar las nuevas circunstancias que México vive.

“Veamos los grandes retos que la gobernanza del país nos impone. Vivimos en el México de la pluralidad y el poder compartido y así seguirá siendo en el futuro inmediato. Por eso debemos alcanzar un nuevo sistema político que permita mayorías estables que den a México gobernabilidad con estabilidad, lo que nos permitirá la verdadera transición política, más allá del infuncional (sic) cambio de un partido político por otro. Dejemos el ligero discurso de que son los partidos los que ganan y démosle como lo es, el triunfo a los mexicanos.

“Los gobiernos de coalición deberán hacer posible otra transición la que los conduzca a una democracia de calidad y a gobiernos con resultados positivos para la sociedad y para la nación.

“Pasemos a los gobiernos compartidos y dejemos atrás a los gobiernos divididos a partir de convertir a las coaliciones electorales en coaliciones gobernantes que se hagan cargo del ejercicio del poder para servir a todos.

“De lo contrario todo se reducirá a cambiar unos por otros, pero con los mismos resultados. Estos planteamientos no son producto de una propuesta voluntariosa sino que podrá lograrse con la voluntad política de todos.”

Con este movimiento político, Beltrones le pone un contrapeso a lo que se veía venir como la reedición del viejo esquema de la designación del candidato presidencial del PRI, desde la Presidencia de la República. Ya tienen competencia interna.

Y mientras, ¿quién podrá defenderlos?

Ahora la pregunta del concurso es quién ocupará la dirección nacional del PRI.

En puerta vienen los procesos electorales de 2017 en el Estado de México, Coahuila y Nayarit. Y luego la sucesión presidencial en 2018.

Por lo pronto, algunos analistas ven que con la renuncia de Agustín Basave en el PRD y de Manlio Fabio Beltrones en el PRI, 2018 se resolverá entre el PAN y Morena. ¿A poco?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *