De película, Guillermo Padrés reaparece amparado, se entrega en el Reclusorio Oriente y queda detenido

Distinguido con la ficha roja que emite excepcionalmente la Interpol, el ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, le imprimió a su caso un toque de guión hollywoodense.

gober p

El ex funcionario panista reapareció en la escena pública durante una entrevista en las instalaciones de Radio Fórmula para declararse perseguido político y luego se dirigió al Reclusorio Oriente, fuertemente custodiado por reporteros y elementos de la Marina y se entregó para responder a los cargos de defraudación fiscal y operación de recursos de origen ilícito.

Mientras se presentaba junto con el muy conocido abogado Antonio Lozano Gracia, popular por su participación en el caso de la finca El Encanto y la Paca, la PGR detenía a Guillermo Padrés hijo y lo trasladó a un penal del Estado de México para responder por acusaciones de delincuencia organizada.

El ex gobernador tiene cargos por delitos que no son graves -aunque se presume manejo irregular por 8 millones de dólares- y por ello las autoridades determinarán en un plazo de seis días si lo retienen o le permiten seguir su juicio en libertad, aunque sin exagerar ha andado a salto de mata durante más de un año.

Padrés no ha sido expulsado del PAN a pesar de que se le sigue un proceso para ello, encabezado por Luis Felipe Bravo Mena. La posición oficial albiazul, lejos de condenarlo, es que se le de un juicio justo.

El más elocuente fue el senador poblano Javier Lozano quien advirtió “me vale madres” si es del PAN o no, aquí el que la hace la paga; si la hizo que la pague y si no que limpien su imagen.

Y ya entrados en gastos los panistas reclamaban. ¿Y Javier Duarte?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *