Llegó Trump ¿y… qué vamos a hacer?

¡Extra, extra! El martes 31 de enero Donald Trump recibe a @EPN en Washington. La posición de Trump fue muy clara en su discurso de juramentación, establecerá unilateralmente sus reglas con la advertencia de levantarse y se llevase su bolsa de canicas.

El presidente Enrique Peña dará hoy lunes un mensaje sobre las expectativas nada fáciles de la relación bilateral, los mexicanos quieren escuchar un mensaje firme, no cabe la tibiesa sobre todo en la defensa de los connacionales, el NO rotundo al muro y menos a pagarlo, y en dar una respuesta a las amenazas del proteccionismo. Ya se verá.

D9D66F1D-7337-407F-B9DA-DE9FDD7A7E81 (1)

La única certeza que tenemos con el nuevo inquilino de la Casa Blanca, el presidente Donald Trump, es que llega con una agenda repleta de ocurrencias, en la que la estrella del espectáculo es un muerto viviente, el proteccionismo.

A pesar de todos los análisis que se han hecho en torno a la singular personalidad de Trump -descrito como uno de los hombres más hambrientos de notoriedad y poder de nuestro tiempo-, nos remite a la imagen simple del personaje de televisión el “doctor cerebro” quien todos los días se levanta maquinando desde su torre en cómo conquistar el mundo, o cómo joderlo, diría Melita Peláez en un lenguaje más florido.

Pero no todo debe verse con catastrofismo, aunque para levantar un poco el ánimo hay que reconocer que “lo mejor de todo es lo feo que se está poniendo”, como dirían con agudeza los tabasqueños.

Hay quien ve en las crisis una invaluable oportunidad de salir fortalecidos. Alguna vez le atribuyeron a don Enrique Olivares Santana que “lo que no mata fortalece” y le agregaríamos otra frase pero del académico Noam Chomsky, profesor del MIT (El Economista 13 enero 2017), que a modo de consuelo admite que “ha habido tiempos mucho peores”.

Y una de las mejores reflexiones es la del rector de la UNAM, Enrique Graue, quien insiste en que debemos reinventarnos para afrontar la crisis que tenemos encima, por eso anuncia que la máxima casa de estudios apoyará a los jóvenes connacionales que sean deportados.

147F4ACE-BCB1-4011-81AC-5AEEB3600D8A

¿Qué vamos a hacer?

Los expertos en puntos de vista del equipo de Aquiles Baeza coinciden con la percepción general de que faltan definiciones y respuestas claras de nuestros gobernantes a la manera en cómo vamos a resolver como país esta etapa de crisis económica y política. Por eso fue desafortunada la frase de ¿y ustedes qué harían?

Los escenarios no son los mejores para México, en eso coincidimos. La perspectiva para 2017 en cuanto a crecimiento del PIB ha caído hasta el 1.7 por ciento (ojalá no caiga más); la inflación se coloca en el rango del 4.7 por ciento y el dólar se fue a las nubes pues se cotizó en los 22.36 pesos. Y parece que no ha bajado pese a los rezos de Meade.

Trump, el dueño de las canicas

Trump llegó a la Casa Blanca después de dejar un tiradero en el patio del vecino. En el Bajío mexicano Trump tiró importantes inversiones como la de Ford en San Luis Potosí, pese a esto los empresarios y secretarios de finanzas de aquella región están decididos a dar la batalla productiva apoyados en la fortaleza económica de la región (El Financiero-Bajío 19-01-2017).

El problema es que nadie sabe hasta dónde llegarán las ocurrencias y presiones de Trump y a qué otras industrias afectará.

La agenda comercial de Trump está enfocada al cierre de fronteras y a cambiar las reglas del juego del TLCAN y a la confirmación del descarrilamiento del TTP, como si fuera el dueño de la bolsa de las canicas.

La construcción del muro –más bien su ampliación porque ya existe-, y la presión para que México lo pague, es un tema que obligará a México a ser cauto para no caer en las provocaciones del vecino bravucón.

Lo que si es grave, es la incertidumbre que ha generado la política de deportaciones masivas de connacionales y de ciudadanos de otros países a los que pondrán en la puerta de México.

Un grupo de gobernadores fronterizos se reunieron para analizar el tema pero no hay claridad en cómo enfrentarán esta situación lo que anticipa una crisis humanitaria en la frontera norte de nuestro país.

La revista Forbes confirmó que los empresarios mexicanos crearon un Consejo Consultivo para defender a México de las embestidas de Trump, integrado por Jaime Serra. Herminio Blanco, Luis de la Calle y Jaime Zabludovsky (nada que ver con los Chicago boys, ¿o sí?, pero de que saben, saben).

De Trump se puede esperar cualquier cosa. Por ejemplo, Trump y sus muchachos le echaron el ojo al TLCAN no hay seguridad de que EU quiera sentarse a negociar y el riesgo es Trump quiera imponer nuevas reglas sobre la mesa sin posibilidad de diálogo.

Nacionalismo trasnochado

¿Qué esperamos del gobierno mexicano? Posiciones claras.

En las horas previas a la ceremonia en que Trump hizo su juramento ante la Biblia, hubo voces que veían con preocupación posiciones de nacionalismo trasnochado en contra de empresas de EU que decidieron acatar las advertencias de Trump y reorientar sus inversiones productivas fuera de México.

Esas actitudes anti empresas le hacen doble daño a México porque se cae en el juego del presidente de EU, sintetizó con acierto el analista Marco V. Herrera.

Pero no ha faltado quien sugiera acciones radicales a las embestidas del doctor cerebro-Trump. México podría dejar de colaborar en la retención del flujo migratorio de otras naciones hacia EU; aprobar la legalización de la mariguana; corresponder con aranceles extraordinarios en caso de que EU aplique esa misma política unilateralmente –dicen que ni en EU tienen seguro si se aplicará la sanción del 35 por ciento a empresas de aquel país que invierten fuera. 

Tarjetazos de Melita Peláez.

1.- Después de juramentar como presidente de Estados Unidos, Trump se mostró como devoto del proteccionismo y de las fronteras cerradas, así lo sintetizó: “La protección va a llevar a más prosperidad”.

2.- Queda la duda de si Trump le pirateó a Bane -el villano de Ciudad Gótica en “The Dark Knigth Rises”- su discurso. El punto es que Bane le puso más enjundia. ¿Qué no?

3.- Hay un problema de percepción pues para algunos “dos años se pasan rápido” y el paquete se lo dejarán al que gane las elecciones en 2018. Hasta se nos enchina la piel.

o.o.o.o.o

 

 

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *