PRD, una tormenta como pocas

prd

La pulverización del PRD y de la izquierda en México enfrentan el peor episodio de las últimas tres décadas.

Y si hoy la bancada del PRD en el Senado de la República ha ido de más a menos y en el Estado de México y Coahuila son una fuerza prácticamente inexistente, para las elecciones de 2018 -cuando se renovarán 9 gubernaturas-, existe el riesgo de que el sol azteca se quede “nomás milando”, incluida la jefatura de gobierno en la CDMX.

El tema de la pulverización de la izquierda en México no es nuevo y parece que los presuntos implicados no hicieron mucho para evitarlo.

Indicios de esta fragmentación pueden encontrarse desde la integración del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), en septiembre de 1992, cuando se registró la primera estampida.

Como olvidar lo dicho por Alejandro Encinas en 2014 cuando advirtió que casi tres décadas de intentos de unificación de las izquierdas derivaron en su fragmentación; los grupos considerados de izquierda no solamente han profundizado sus diferencias sino han venido compitiendo entre si, lo que ha significado un elevado costo político y electoral.

Cualquier parecido con lo que ocurre hoy, pues no es coincidencia.

barrales con gobernadores

En la tablita

De los cuatro gobernadores que presumía, entre ellos el jefe de gobierno de la CDMX, le quedan tres; apenas el año pasado, perdió Oaxaca.

Michoacán se cuece aparte porque no está en competencia aunque Silvano Aureoles también quiere la presidencial.

En 2018 están en juego Morelos, donde se gesta una alianza pero en contra de la administración de Graco Ramírez quien ha hecho todo para buscar la candidatura presidencial del PRD y quién sabe si la consiga.

También está en juego Tabasco, donde a Arturo Núñez le ha tocado una de las peores crisis económicas después del desplome de los precios del petróleo. La competencia será entre el PRI y Morena (donde AMLO no es tan fuerte como parece).

Tome nota. Mientras se toman las decisiones, Benito Neme, Ady García y Georgina Trujillo tienen el mayor porcentaje de simpatías de acuerdo a sondeos locales; de lado de los morenos están Adán Augusto López y Javier May Rodríguez.

En la CDMX no se ve claro del lado del PRD. En tanto por los morenos ya se apuntó Claudia Sheinbaum en primera línea y después Ricardo Monreal que tiene como competidor incómodo a Martí Batres.

Y a nivel federal está en riesgo su presencia en la Cámara de Diputados y ni se diga en el Congreso de la Ciudad Capital del país.

En el resto de los estados donde habrá elecciones el PRD no pinta.

Haiga sido como haiga sido, hoy es bueno traer aquí la reflexión del académico poblano, Miguel Calderón.

“Morena corre un enorme riesgo porque se convierte en un partido que es capaz de cachar a todos los que se desbandan, pero esto puede resultar peligroso para su futuro. Si llegaran a perder la elección presidencial va a haber un montón de fuerzas que se van a disputar la dirección del partido”. (Tomado de El Sol de Puebla).

Ahí queda, para el registro.

Lavaderus est

1.- ¿Apuntado? José Narro fue el orador principal en la ceremonia del XXIII aniversario del magnicidio de Luis Donaldo Colosio, tema al que muchos se suben.

Lo curioso fue que los priistas que buscan mensajes encriptados donde sea para hacerle honor a la teoría de la conspiración, se sorprendieron de ver al secretario de Salud en el PRI y le colgaron de inmediato la etiqueta de presidenciable. Narro resumió lo ocurrido en 1994 como “un año horrible”.

2.- En el PRI, tocó a José Narro responder a las acusaciones “ligeras de juicio” contra nuestras fuerzas armadas, a quien le trasladan culpas que lastiman a la institución.

Y claro, suponemos que hablaba de las barbarosidades de Andrés Manuel López Obrador que sigue enredándose en un tema en el que no se sabe si defiende a los malosos o qué. El punto es que para variar a las cosas no las dicen por su nombre y todo queda en interprételo usted mismo.

3.- ¿Pues qué caras vieron?

Los panistas deben estar preocupados. El estratega de la campaña de Felipe Calderón contra AMLO hoy quiere que lo contrate el tabasqueño: y una estrella de la comunicación que participó en el equipo de Josefina Vázquez, hoy está en el equipo de la candidata a la gubernatura mexiquense por Morena.

4.- Si hoy no tiene nada mejor que hacer, puede checar el primer capítulo de la serie de Netflix “La ingobernable”, una telenovela gringa, con un argumento de ficción, pero con personajes que se parecen mucho a los que todos conocemos. Kate del Castillo la fan número uno del Chapo, es la estrella de esta comedia que no pasará de ser eso. Ojalá y Netflix hiciera algo parecido con personajes de la era Trump.

5.- En el Estado de México la competencia está definida.

“Delfina contra el delfín”. La analogía es del feisbuquero Néstor Martínez.

Fotos: Quadratín e Internet.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *