Candados a la propaganda en redes sociales

Para quienes lo dudaban y a pesar del pataleo y el ambiente negativo que le crearon sus más duros críticos, los consejeros del INE se atrevieron y lo votaron.

Por una parte, aprobaron los lineamientos para evitar que los dirigentes de partido y sus voceros actúan con doble cachucha y usen los spots oficiales para su beneficio personal; pero también acordaron establecer candados en la compra de espacios para propaganda electoral, nada más y nada menos que en las redes sociales. Sí, en Internet, aunque usted no lo crea.

La nota también fue que los consejeros del INE vencieron las resistencias de los representantes partidistas que pretendieron ganar más tiempo en los lineamientos que finalmente aprobaron en una sesión extraordinaria.

Los representantes partidistas no dejaron de advertir que meterse en el terreno de las redes sociales era temas de alto riesgo.

Y dejaron claro que impugnarán estos acuerdos en los tribunales electorales.

Los consejeros llevaron a la mesa de los debates dos ordenamientos, uno que tiene que ver con el uso de los spots y otro con restricciones al uso de las redes sociales para propaganda.

Y claro, los nombres de las figuras que flotaron en el ambiente fueron los de Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya, a los que se acusa de haberse servido con el cucharón las pautas otorgadas a sus partidos.

Los nuevos lineamientos, restricciones al fin, tendrán vigencia a partir del 8 de septiembre cuando inicia el proceso electoral 2018.

Lorenzo Córdova aclaró que el INE no actúa por consigna ni por presión de nadie ni establece reglas a la medida.

¿Y cómo van a saber que un dirigente partidista tiene o no intenciones de participar en los procesos electorales? Pues les van a preguntar. Si dicen que no y a la mera hora salen con que sí, serán sancionados.

Los acuerdos votados después de una largo debate, causaron tanta incomodidad entre los partidos que los consejeros y el propio Lorenzo Córdova debieron aclarar también que el INE no pretende regular Internet ni las redes sociales, tampoco la libertad de expresión, sino evitar el uso del dinero público y privado en un terreno poco explorado, y que podrá convertirse en causal de delito electoral.

La sesión de ayer en el INE no fue tersa. Los consejeros cerraron filas para desechar la petición de los representantes de todos los partidos para diferir una vez más la discusión de los lineamientos a los que el INE denominó de “cancha pareja”. Los consejeros no cedieron.

También debieron capotear los suspicaces comentarios de que los candados estaban dirigidos a limitar y acallar a Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya.

Los partidos tampoco quitaron el dedo del renglón pero no hicieron cambiar de parecer a los consejeros.

“El regalo del INE para el presidente Enrique Peña fue callar a Andrés Manuel López Obrador”, acusó el representante de Morena.

El daño está hecho, dijo el PRI, “llegamos tarde”, pues de los 2.7 millones de spots pautados para Morena en los últimos años 2.3 millones los ha usado AMLO para promover su imagen. Y ni se diga de Anaya, abundaron.

Los priistas aportaron además un dato chocarrero.

–Una persona necesitaría estar dos años frente al televisor para ver el total de spots en los que apareció AMLO. Hasta la transmisión de Guerra de Tronos se quedó corta. (Risas)

Bajo los criterios aprobados ayer por el INE, los dirigentes partidistas o voceros que aspiren a una candidatura deberán ceñirse a las mismas reglas que el resto de los aspirantes y no aparecer en los spots reservados para la promoción de los partidos.

El otro punto relevante es que a los aspirantes no se les coarta la libertad de expresión en redes sociales, es decir que pueden dar entrevistas, enviar mensajes (tuitear o feisbuquear)  y acudir a actos públicos pero lo que no podrán hacer es pagar para promover su imagen.

Tampoco entran en estas consideraciones los espacios editoriales en medios de información, incluidos noticias, reportajes, artículos y columnas.

Y lo repitieron varias veces, lo que se busca el INE es regular el dinero, la adquisición y el pago de espacios. Y faltar a este lineamiento significará que los gastos que hagan en propaganda se sumarán a los gastos de los aspirantes y en caso de rebasar los topes, podrían ser causal para negar el registro de una candidatura.

Los representantes partidistas se fueron echando chispas y los consejeros deberán invertir muchas horas extra para explicar que no hay trajes a la medida y que tampoco se trastoca el fabuloso mundo de las redes sociales.

Fotos: Sesión del INE.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *