De Frente y de Perfil: Salario rosa

Por Ramón Zurita Sahagún, periodista y director de la revista Personae.

Cinco meses después de asumir la administración del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza hace válida una de las promesas de campaña.

Se trata del tan ofertado “salario rosa”, con lo que un gran número de mujeres que habitan en esa entidad, serán remuneradas con una cantidad que rebasa los dos mil pesos, cada dos meses.

El ofrecimiento causó polémica en su momento, pero funcionó como atractivo electoral y algunos lo consideran como gancho o gozne para marcar la diferencia entre el triunfo y la derrota.

Los comicios del Estado de México y su resultado electoral del año pasado son referencia marcada como antecedente de lo que puedes suceder el próximo primero de julio.

Se establece que la maquinaria puesta en marcha en aquella entidad, palidecerá ante la que operará en el proceso electoral federal que lleva como gema de la corona, la Presidencia de la República.

Los recursos humanos y económicos aportados en aquella elección se multiplicarán en la federal, razón por la que los priistas marchan sin sobresaltos.

Es cierto que las campañas electorales, las verdaderas aún no inician, pero los augurios no son buenos para el priismo, ya que cada encuesta publicada resalta la inferioridad numérica en que se encuentra el partido tricolor.

Cada una de los sondeos y encuestas levantados por distintas casas dedicadas a ello muestran al candidato del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, situado en tercer lugar y apenas una o dos lo ubican cercano al segundo sitio, sin que hasta el momento se conozca la que, asegura, el dirigente nacional priista, Enrique Ochoa Reza, da cuenta de su empate técnico con quien las encabeza, Andrés Manuel López Obrador.

A pesar de esa diferencia que se marca hasta ahora, los dirigentes priistas manifiestan cuentas alegres, las que van desde la consideración de una votación de 20 millones de sufragios para su candidato, así como el 40 por ciento de los votos emitidos.

Las cuentas alegres contrastan con las caras largas de Ochoa Reza y de Aurelio Nuño Mayer, los que no encuentran la forma de transmitir esa confianza que dicen tener a  la militancia o al mismo candidato presidencial.

El malestar de la militancia y de algunos cuadros dirigentes es manifiesto, aunque se trata de evitar que trascienda y puede hacer crisis en fecha próxima cuando los cargos de representación proporcional se hagan públicos.

De acuerdo a lo que se advierte con los candidatos a gobernadores en las entidades en las que este cargo de elección popular está en juego, los números no lo cuadran a los priistas.

Se destaca que de esos nueve, los priista podrían ganar no más allá de dos o tres, ya que en su mayoría los candidatos no responden a lo esperado por los ciudadanos y en otros más, en los que los abanderados resultan adecuados, la marca (PRI) les pesa demasiado.

Eso mismo sucede con el candidato presidencial, José Antonio Meade Kuribreña, a quien los colores del PRI no le sientan bien y para colmo de males resulta ser un candidato no militante de ese partido, al que algunos sectores del partido ven con recelo.

No hay crecimiento de su exposición pública, por el contrario la encuesta dada a conocer por el Diario Reforma establece que hay un decrecimiento, conforme transcurrieron los días de precampaña.

Por el momento no se advierte una estrategia que lleve al abanderado del PRI a un reposicionamiento, aunque las sorpresas pueden darse en los tres meses de campaña que se inicia el 30 de marzo.

Ahí es donde pueden darse una serie de ofrecimientos que como el “salario rosa” en el Estado de México coadyuve a que los votantes decidan otorgar su sufragio al que más ofrece, sin importar a que alianza pertenece.

Existen rumores insistentes de que los priistas preparan un gran operativo para el día de los comicios, en el que habrán de jugarse el todo por el todo, sabedores de que las cosas no se les darán en lo que resta del tiempo de campañas y que será entonces cuando se produzca la sorpresa.

Recuerdan que en el Estado de México, los momios operaban a favor de la candidata de MORENA, Delfina Gómez Álvarez, la que encabezó la mayoría de las encuestas, hasta que llegó la verdadera, la del día de la votación y de ella emergió el priista Alfredo del Mazo Maza como ganador por una diferencia de tres puntos porcentuales.

Por lo pronto, el tiempo transcurre y será el primero de julio cuando se ratifique o rectifique todo lo que las campañas provoquen y los rumores, filtraciones y versiones que corren durante ese tiempo.

ESPÍAS CON ESPUELAS

Seguramente era uno de esos espías con espuelas, el enviado del CISEN que seguía a Ricardo Anaya Cortés y a su comitiva en sus desplazamientos por el país, ya que su presencia era sumamente notoria.

Si esa es la forma en que opera este centro de seguridad nacional, nos damos cuenta del porqué son el Ejército y la Marina los que ejecutan las tareas de inteligencia.

De verdad que el CISEN es un desastre y su operación es peor, por lo que además de sancionarlos y evitar que sucedan pasajes similares en lo futuro, el gobierno debe actuar de forma transparente.

No importa si el abanderado de la alianza PAN, PRD, MC, Ricardo Anaya Cortés, montó un circo para denunciar el acoso, ya que estaba enterado del hecho y guardó el video hasta el momento oportuno, la realidad es que el gobierno no debe hacer cosas buenas que parezcan malas y menos en estos tiempos electorales.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *