Recomiendan usar impermeable para las campañas

Aunque sea muy entretenido y taquillero el triste espectáculo de las guerritas de lodo entre candidatos y partidos, auxiliados por los activistas embozados en las redes sociales, vale la pena hacer otros ejercicios de prospectiva electoral para ver en blanco y negro las votaciones que vienen.

Ya no sorprende que a estas alturas de la competencia algunos gurús de la política recomienden hacerse de un impermeable por aquello de lo que vuela en las campañas sucias, son los mismos que presumen conocer el manual de Sun Tzu pero prefieren las predicciones de los brujos de Catemaco.

La revisión de los datos nos ayuda a tener una perspectiva más clara del proceso. Y no es tan aburrido como parece.

El proceso que viene es el más abultado de todos los tiempos (en un mismo día) y estamos hablando de 3 mil 406 cargos de elección popular. La politóloga Melita Peláez (Mela para sus detractores) recomienda multiplicar esa cifra por tres para tener una idea de cuántos candidatos andarán buscando hueso. Más de 11 mil en todo el país.

La verdad es que para nadie será una elección “papita” o fácil, todos tienen riesgos y oportunidades, ya no hay partidos o candidatos absolutos, mucho menos que arrasen en votos. Más bien esperamos votaciones apretadas y cuestionadas, por lo mismo los ganadores serán minoritarios, aunque ganen.

“Los ciudadanos estarán a cargo de la elección”, insiste el INE y tiene razón, aunque eso no les importe a los partidos. Por eso no sobra decir que aunque las autoridades han ofrecido resultados lo más temprano posible, no faltarán las bolas de humo, las fake news para generar dudas. Dicen que en la guerra y las elecciones todo se vale, pero se pasan.

Esto es lo que hay

1.- Se estima que el padrón electoral será de poco más 88.8 millones de ciudadanos, de ahí que si esperamos acuda a votar el 60 por ciento del total, estamos calculando que 53.3 millones de mexicanos acudirán a las casillas a emitir su voto. Esto en siendo muy optimistas.

2.- La boleta electoral de la elección presidencial podría contener las casillas correspondientes a los tres candidatos aliancistas: #YaSabenQuién, #YoMero y #AsíNo.

En el caso de los independientes todo o casi todo se fue por un tubo. Porque de acuerdo al INE los tres aspirantes más fuertes hicieron trampa, intentaron engañar al árbitro. Y aunque Margarita Zavala queda en el supuesto de los tramposos, le están concediendo la posibilidad del registro, pero siempre será cuestionada. Todo esto en medio de la subcultura de la filtración que no desaparece entre las autoridades del INE. ¿Así ocurrirá el día de la elección? La única que no hizo trampa fue Marichuy Patricio y también quedó fuera.

3.- Lo que nadie duda es que la que viene será una votación muy cerrada, por tanto, el ganador deberá reunir por los menos 20 millones de votos, es decir, 800 mil más de los obtenidos por @EPN hace seis años. Aunque la votación sea de tercios, tendremos un Presidente ganador de panzazo.

4.- En la competencia presidencial participan nueve partidos en tres grandes alianzas. En México no ha logrado erradicarse el fenómeno de los bonsai, satélites, de temporal o chiquipartidos, que si bien tienen representación marginal se aprovechan del beneficio de las leyes y de las prerrogativas del dinero público.

5.- Los partidos que no cuentan con al menos una gubernatura en el país son: Morena; del Trabajo (PT); Movimiento Ciudadano (MC); Encuentro Social (PES) y Nueva Alianza (Panal).

6.- A nivel de Congreso las divisiones internas sobre todo en el PRD, el PAN y PRI aceleraron el chapulineo que venía observándose desde los primeros meses de 2017, lo que permitió a Morena, por ejemplo, quedar a dos curules de empatar al PRD como tercera fuerza política en la Cámara de Diputados. En el Senado el PT del ex priista Manuel Bartlett también hizo su ronchita dándole cobijo a perredistas, priistas y panistas; Gaby Cuevas, entre otros. Hay una manera poco elegante para referirse al fenómeno de la pepena política.

7.- Salvo Guanajuato donde el góber de las charamuscas le ha metido todo para mantener el color panista en la entidad, el resto de las plazas estará muy competida. El PRI tiene más posibilidades de conservar Yucatán, pero en Chiapas la mancuerna a fuerzas entre PRI y PVEM mantendrán con trabajos la plaza. Jalisco es una entidad en la que Dante Delgado y su candidato Enrique Alfaro se juega todo, pues si pierden se van a Palenque; en el PRI tienen el efecto Almodovar, no ocultan que están al borde de un ataque de nervios.

En cambio en Tabasco el PRD se enfrenta a Morena; en Morelos todos se la quieren cobrar a Graco; en Puebla el grupo Moreno Valle hace todo para buscar la presidencial otra vez en seis años.

Para Veracruz, la pregunta es si continuará o no la dinastía de los Yunes. Y en la CDMX, lo que presenciamos en una versión región cuatro de Kramer contra Kramer.

8.- ¿La ventaja? En las cinco entidades con mayor número de votos potenciales: Estado de México, CDMX, Jalisco, Veracruz y Puebla, el padrón electoral suma 35.4 millones de votos potenciales, poco más del 50 por ciento de los votos que se esperan lleguen a las urnas el 1 de julio.

Actualmente el Estado de México y Jalisco son gobernados por el PRI; Veracruz y Puebla por el PAN y la CDMX por el PRD.

Como dicen los que saben, el control en las votaciones en estas entidades hará la diferencia entre ganar y perder.

9.- En el corredor de estados fronterizos la mitad son panistas, Baja California, Chihuahua y Tamaulipas; Sonora (PRI), Coahuila (PRI) y Nuevo León (Independiente). En esta región el total de electores potenciales es de 19.5 millones.

10.- Otros estados que influirán para inclinar a uno u otro lado la balanza electoral son Chiapas (PVEM) con 3.5 millones de votos potenciales; Hidalgo (PRI) 2.1 millones; Guanajuato 4.4 millones.

11.- El volado mexiquense. El triunfo del PRI en las elecciones de 2017 en el Estado de México fue con el 33.56 por ciento de la votación, pero Morena le pisó los talones con apenas 2.78 puntos de diferencia.

12.- En 2018 habrá elecciones municipales mexiquenses, pero es interesante observar que de entre los municipios con el padrón más alto Ecatepec, Nezahualcoyotl, Naucalpan, Toluca, Tlalnepantla, Chimalhuacán, Cuauhtitlán, Valle de Chalco, Morena es gobierno sólo en Texcoco.

13.- La CDMX es la joya de la corona y la competencia será entre PRD y Morena. Pero tampoco está envuelta para regalo. El PRI sabe que su participación es marginal y que los votos que logre obtener Mikel Arreola –mejor pelotari que político- será ganancia. El PRD y PAN le echan el hombro a Alejandra Barrales. Claudia Sheinbaum arrastra el desprestigio de los sismos pero cuenta con el perdón de #YaSabenQuién.

El agarrón será con Alejandra Barrales que dijo no salió de ninguna tómbola. En realidad esta competencia es algo así como la versión región cuatro de Kramer contra Kramer.

14.- Para la CDMX las delegaciones con el padrón más elevado son Iztapalapa (PRD), Gustavo A. Madero (PRD), Álvaro Obregón (PRD), Coyoacán (PRD), Tlalpan (Morena), Cuauhtémoc (Morena)y Venustiano Carranza (PRD) con un total de 5 millones de votos.

El PRD cuenta además con mantener su votación en Iztacalco, pero Morena trae bajo la manga a Azcapotzalco, Xochimilco y Tláhuac. Los panistas se sienten confortables en la Benito Juárez y Miguel Hidalgo, mientras el PRI sigue en Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Milpa Alta.

Ya se verá de que cuero salen más votos.

15.- Cuando algunos ciudadanos escucharon la recomendación de usar impermeable en las campañas pensaron que era de mal gusto, pero viendo lo que hay, está plenamente justificado.

Fondo de la imagen: Typorama

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *