De Frente y de Perfil: Las y los pluris del PRI

 

Por Ramón Zurita Sahagún, periodista y director de la revista Personae.

Si algo cuidaron en demasía los priistas fue evitar la filtración de los nombres de sus candidatos plurinominales al Senado de la República y el sitio en que serían sembrados cada uno de ellos.

Es cierto se sabía que Claudia Ruiz, Miguel Osorio y Pablo Gamboa, estaban ciertos de formar parte de la lista, aunque otros como Vanessa Rubio, Lorena Cruz Sánchez, Julia Echeverría y Carolina Viggiano, fueron nombres un tanto sorpresivo que fuesen incluidos.

Los nombres de ellas muestran la desesperación dentro del PRI por incluir caras nuevas dentro del esquema de un partido que no ha procurado la formación de cuadros nuevos.

El PRI combinó los nombres de algunos personajes con los que traía compromiso, pero evitó situar dentro de esta lista de posibles senadores cuadros desgastados como los  de los dirigentes petroleros.

No se advierte dentro de la lista senatorial a los infaltables sindicalistas, ya que regularmente el cargo de senador era alternado entre Carlos Romero Deschamps (actual senador) y Ricardo Aldana, ex senador.

El desprestigio de los dirigentes del sindicato petrolero fue evitado y si acaso por ahí aparece Víctor Kidnie de la Cruz en el lugar 13 de la tercera circunscripción a la Cámara de Diputados, un lugar distante y casi imposible para acceder a San Lázaro.

Dos hijos de gobernadores ocuparon ese lugar en el pasado y quedaron fuera del Congreso de la Unión, por poco margen, siendo que el PRI  obtuvo una votación copiosa: Óscar Rodríguez (hijo de Rafael Rodríguez Barrera) y Federico Madrazo (hijo de Roberto Madrazo Pintado).

Y aunque en el caso de los sindicalistas llevan un lugar destacado con el dirigente nacional de la casi extinta CTM, Carlos Aceves del Olmo, posicionado como segundo en la lista senatorial, llama la atención que su suplente sea de lujo y sin nexo alguno con dicha central obrera.

La presencia como suplente de José Calzada Rovirosa da idea de que Aceves del Olmo será marginado tan pronto tome posesión y se entiende el porqué Calzada haya aceptado dicha condición de suplente, considerando su abultado curriculum de senador, gobernador y secretario del gabinete presidencial.

La lista del grupo de mujeres candidatas plurinominales al Senado de la República, por parte del PRI inicia con Claudia Ruiz una beneficiada del sistema por los apellidos que porta.

Claudia ha sido dos veces diputada federal plurinominal, sin que destacara mayormente dentro del Congreso de la Unión y la única vez que fue candidata de mayoría, resulto derrotada en su primera aspiración senatorial.

Es la tercera ocasión en que llegará al Congreso de la Unión por la vía de la representación proporcional, sin que su contribución sea notoria.

Vanessa Rubio fue incluida en la lista como parte primordial del equipo del candidato presidencial, José Antonio Meade, ya que se trata de la jefa de la oficina del candidato. Es uno de los personajes más cercanos al candidato y ya fungió como subsecretaria en Hacienda y se entiende que, en caso de ganar el abanderado del PRI, pasaría a formar parte del gabinete.

Beatriz Paredes fue, en su momento, una destacada joven priista y cuenta con una amplia carrera. Ya fue varias veces diputada federal, otra más senadora. Dirigente del sector campesino del PRI, gobernadora, Embajadora, subsecretaria y presidenta nacional del PRI.

Sin embargo, trae en sus alforjas puras derrotas en sus más recientes incursiones electorales. Perdió dos veces el gobierno del Distrito Federal y aspiró dos veces a la presidencia del PRI con una perdida y una ganada. Su nominación molestó dentro del gremio de mujeres, ya que es la cuarta vez que es beneficiada con una candidatura plurinominal.

Lorena Cruz Sánchez, presidenta de Inmujeres y ligada al grupo mexiquense fue situada como séptima (cuarta entre las mujeres) propuesta priista al Senado de la República. Ella se desempeñó antes como directora estatal del DIF (con Enrique Peña de gobernador) y Vocal Ejecutiva del Consejo estatal de la Mujer en EDOMEX. No tiene experiencia legislativa.

Julia Echeverría Martínez es la novena persona que forma parte de la lista plurinominal priista al Senado de la República y se trata de una posición otorgada al candidato del PRI (que no priista) al gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola. Julia se desempeñó como jefa de enfermería en el IMSS y cuenta con un libro publicado dedicado a la enfermería. Como Lorena carece de historial legislativo.

Finalmente, con escasa posibilidades de arribar al Senado de la República, aparece Carolina Viggiano Austria, dos veces diputada federal de mayoría y quien fue sembrada en el sitio once. Ella tiene una carrera política interesante, donde ha sido de todo en su natal Hidalgo y cuenta con el respaldo de la posición de su esposo, el actual secretario de Elecciones del CEN del PRI, Rubén Moreira, quien aseguró su propia posición a la Cámara de Diputados, como tercero en la segunda circunscripción plurinominal.

Carolina y Rubén ya fueron diputados al mismo tiempo y ahora aspiran estar cada uno en su propia Cámara legislativa.

De acuerdo con los pronósticos en la carrera presidencial se duda que el PRI como partido pueda superar la barrera de los 30 puntos porcentuales, por lo que su fracción de pluris en el Senado de la República sería sumamente magra.

De conseguir la cifra mágica de los 30 puntos como partido, podría aspirar hasta a nueve senadores de lista, logrando la inclusión de Claudia, Vanessa, Beatriz, Lorena y, tal vez, Julia.

Habrá que ver, cuáles de ellas se quedan en el camino, si su candidato presidencial no crece.

LOS PLURIS

Dentro del grupo de mujeres que postuló el PRI al Senado de la República por la vía plurinominal se aprecian caras nuevas con la mezcla de mujeres beneficiarias de siempre de ese tipo de cargos.

Esa mezcla resulta interesante, aunque la de varones es diferente, al preferirse posicionar a personajes políticos, con experiencia legislativa y en cargos de elección popular.

Hay que observar que la presencia de Carlos Aceves del Olmo, es simplemente testimonial, por tratarse de un disminuido dirigente obrero, cuya central no resulta ser siquiera representativa y cuya salud se encuentra quebrantada.

Aceves del Olmo es como sus compañeras de partido, Claudia Ruiz y Beatriz Paredes, un usuario constante de las candidaturas plurinominales, ya que dos veces fue diputado federal y otra más senador, por lo que por cuarta vez se enlista por esa vía de representación proporcional.

La cuarta oportunidad le llega en el momento en que se encuentra disminuido físicamente y su central obrera (CTM) perdió presencia, por eso llama poderosamente la atención que su suplente sea José Eduardo Calzada Rovirosa, ex secretario de Agricultura y ex gobernador de Querétaro.

Para el cuarto lugar (los sitios uno, tres, cinco, siete, nueve y once, correspondieron a mujeres) fue ubicado Miguel Ángel Osorio, ex secretario de Gobernación y contendiente a la nominación presidencial por parte del PRI y sus aliados.

En compensación por no obtener la candidatura, le fue ofrecido un sitio de privilegio dentro de los senadores, aunque se le bajó del segundo al cuarto lugar, tiene seguro su escaño.

Considerando que el también ex gobernador de Hidalgo se mostró molesto con la decisión de su partido de no postularlo como candidato presidencial, le fue ofrecida la coordinación de los candidatos al Senado, tomando en cuenta que amagó con aliarse a otras corrientes, al sentirse desplazado.

Eruviel Ávila es el sexto (tercero de los varones) de la lista de plurinominales al Senado presentada por el PRI, por lo se considera que su sitio está asegurado, aunque para ello el PRI tendrá que asegurar cuando menos veinte puntos porcentuales, cifra que se considera por el momento se encuentra en los límites.

Como es ampliamente conocido, Eruviel fue un fenómeno electoral, ganando en cuanta elección fue postulado, aunque su popularidad decreció con un gobierno sumamente fallido en el Estado de México.

Eruviel como Aceves del Olmo y Osorio Chong cuenta con gran experiencia en cargos de elección popular por sus dos veces como Alcalde Ecatepec, diputado local y gobernador en el Estado de México, pero además operó la elección de Alfredo del Mazo Maza y con rasguños, pero fue factor para obtener la victoria.

Creyó ser aspirante a la candidatura presidencial, por lo que fue remitido a su realidad, designándolo delegado del PRI en la Ciudad de México e incorporándolo como uno de los principales coordinadores de la campaña de José Antonio Meade, abanderado presidencial del PRI.

Charbel Jorge Estefan Chidiac, se posicionó como el octavo personaje priista en la lista de aspirantes plurinominales al Senado de la República y se considera que de seguir las tendencias como van, podría ser el último en alcanzar un escaño por esa vía.

Tres veces diputado federal, logrando los suficientes votos para serlo, Charbel Jorge es en varón el símil de Vanessa Rubio, el hombre de José Antonio Meade, metido en las listas de los posibles senadores.

Abogado vinculado a temas hacendarios y ex director del Banco de Ahorro Nacional y Servicios Financieros, Estefan Chidiac, cuenta con amplia experiencia legislativa y de gobierno, tanto en lo estatal como federal.

Para que ingrese al Senado, su partido tendría que obtener, cuando menos, el 25 por ciento del total de los votos emitidos el primero de julio y de acuerdo a las tendencias se considera que este podría ser el tope priista, considerando que la elección se vaya a tercios y sus aliados contribuyan con otros seis o siete puntos.

Sin embargo, el décimo de los candidatos pluris resulta ser Pablo Gamboa, hijo del coordinador de los senadores priistas, Emilio Gamboa, quien sacrificó su lugar para lograr incluir a su hijo.

La historia de Pablo es sorprendente, ya que consiguió ser diputado federal de mayoría, algo que su padre jamás ha intentado y desde ahí a tierna edad (31 años) pretendió ser el candidato del PRI al gobierno de Yucatán.

El hijo de Emilio fue secretario auxiliar de Enrique Peña Nieto en el gobierno mexiquense y con esa medalla y el aval de su padre fue impulsado a la nominación al gobierno yucateco, aunque en su contra actuaron dos factores: su total inexperiencia política y el que los más recientes jóvenes postulados por el PRI a un gobierno estatal, se encuentra hoy en la cárcel. Javier Duarte y Roberto Borge.

A Pablo se le considera lejano de la posibilidad de llegar al Senado, igual suerte que correrá Fernando Pacheco, representante del sindicato petrolero que encabeza Carlos Romero Deschamps y quien desplazó a Ricardo Aldana de esa posición.

Como se advierte de este grupo de los casi seguros saldrá el futuro coordinador de los trabajos senatoriales del PRI: Claudia Ruiz, Carlos Aceves del Olmo, Vanessa Rubio, Miguel Ángel Osorio, Beatriz Paredes, Eruviel Ávila,  y Lorena Cruz Sánchez y, tal vez, Charbel Jorge Estefan.

Claro que de ganar el PRI la contienda presidencial, cuando menos un par de ellos podrían ser incorporados al gabinete federal.

De ahí que la coordinación podría quedar entre Vanessa Rubio, Miguel Ángel Osorio y Beatriz Paredes.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *