Guerra sucia de radionovela

 

Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.

1.- En la guerra del raiting entre grupos radiofónicos, la moraleja que queda es no hacer cosas buenas que parezcan malas, o al revés.

El plato fuerte de la 59 semana de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) no fue precisamente la pasarela de los presidenciables sino la guerra sucia entre grupos de la industria.

Un pleito casero se convirtió en una superlibre sin límite de tiempo. Precisamente la mañana del arranque del festejo anual de esta industria, los empresarios de la radio y la televisión se desayunaron con un desplegado suscrito por Grupo Fórmula, Radio Mil, MVS Radio, Grupo Imagen, Grupo ACIR y Televisa Radio en el que acusaron al Grupo Radio Centro de manipular el raiting. Las pruebas de la encuestadora INRA fueron que el locutor de Alfa 91.3 FM, Antonio Esquinca, ofrecía dinero a radioescuchas para contestar favorablemente encuestas.

Todavía no se enfriaba el café y Francisco Aguirre, presidente del Grupo Radio Centro se plantó ante periodistas para reconocer que existió la promoción de Esquinca pero no con el objetivo de manipular el raiting del Grupo radiofónico. La promoción se suspendió y el locutor fue sancionado.

Pero… esto sirvió de marco para que don Pancho Aguirre (quien se hizo famoso por aquel triste episodio del canal de televisión que quiso y no tuvo) emplazara a sus críticos y competidores a someterse a una auditoria profunda de raiting con una empresa seria e independiente, cueste lo que cueste. Esto para conformar los resultados de una encuesta irrefutable.

Ahí no quedó la historia pues en entrevistas de radio y en redes se le fueron encima a INRA a la que acusaron de cucharear resultados del raiting de dos grupos –de los seis que iniciaron el escándalo- que después se supo estarían detrás del compló contra Radio Centro, es decir, Radio Fórmula y Radio Mil.

Tiempo para ir por las palomitas… Juan Aguirre Abdo se rió de un tuit en el que intentaba defenderse INRA pero luego declaró que hay sospechas de que esa firma manipula resultados de los grupos aludidos.

En entrevista con Carmen Aristegui, don Pancho Aguirre fue más lejos y dijo que es de dominio público que INRA es una empresa “corrupta y desprestigiada”. Bolas.

¿En qué terminará esta historia de la vida real? ¿Aceptarán el reto de Radio Centro los grupos que ventanearon el conflicto?

Lo cierto es que los radioescuchas nunca imaginamos que la competencia generara resentimientos tan intensos, muy parecidos a los dramas de radionovela.

2.- Que conste.

El Instituto Nacional Electoral (INE) promete que habrá resultados oficiales el 1 de julio, haiga sido como haiga sido.

Esta declaración dominguera que ya se la habíamos escuchado a Lorenzo Córdova, fue hecha por el consejero Marco Antonio Baños ante los empresarios de la radio y la televisión en la 59 semana de la CIRT. Y vaya que si impresionó a los industriales de la radio.

La promesa es que más o menos a las 10:30 de la noche, el INE dará a conocer los resultados de su conteo rápido, ojo, sin importar si la diferencia entre el primero y segundo lugares es por centésimas.

La declaración es una joya si consideramos que el INE ajustó sus herramientas para ofrecerle al Tribunal que estaría en condiciones de disponer de resultados preliminares a partir de las 11 de la noche y no como estimaban los magistrados del tribunal electoral, que eso podría ocurrir por ahí de las dos de la mañana.

El consejero Baños le echó sal a la vieja herida cuando en 2006 el entonces Instituto Federal Electoral (IFE) entró en shock por la diferencia de medio punto a favor de Felipe Calderón.

El problema en 2006 fue que la diferencia estadística fue tan pequeña que generó dudas para declarar al ganador, los dos contendientes punteros se declararon ganadores y sólo tres días después cuando el dato oficial confirmó que la diferencia del primer lugar fue de 0.56 por ciento.

Pues más vale que las herramientas del INE estén al cien para que la tendencia general que ofrezcan, si es mínima la diferencia, se sostenga para evitar correcciones innecesarias posteriores. Pues no vaya a ser que primer ilusiones a uno de los candidatos y luego le rompan el corazón.

3.- Campañas del más allá.

Ricardo Gallardo, alcalde con licencia, busca reelegirse como presidente municipal de San Luis Potosí y para lograrlo ofrece 60 mil servicios funerarios gratis con todo y fosa incluida. Que generoso. Sólo falta que proponga una consulta entre los finados para afirmar que su campaña es de gran trascendencia.

4.- Lavadero en el feis.

A Paco Ignacio Taibo II le siguen jalando las orejas sus propios correligionarios. En su cuenta de Facebook Lorena Villavicencio escribió: “Le pido a Taibo II que deje de emitir juicios personales q (sic) nada tienen q (otra vez sic) ver con AMLO”.

Vale decir que los chairos se le fueron encima con comentarios como este: “Si algo quieres decirle a Taibo buscalo (sic) y guarda el FAB”.

Foto de portada: Quadratín

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *