¿Adiós a los pájaros en el alambre?

Columnómetro de Aquiles Baeza.

1.- La desaparición del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) para dar paso a un nuevo Centro de Seguridad Nacional, podría ser la misma gata pero revolcada. Ojalá y no sea así, pero la duda existe.

Como si se tratara de una película de Juan Orol, o de una vieja novela de espías en conflicto, la verdad es que ningún documento dice que el CISEN es una oficina de espionaje pero todo mundo sospecha que es como el gran hermano.

Digamos que las críticas más ácidas en torno a la decisión de desaparecer el CISEN para crear otro aparato parecido terminan en el parangón del gatopardo.

En realidad no es nueva la intención de acabar con el CISEN, el aparato burocrático reconocido por el gobierno en tareas de inteligencia.

Lo intentaron aunque sin éxito en la administración de Chente Fox y con Felipe Calderón pasó sin pena ni gloria.

Aunque la estructura se mantuvo, en realidad el problema que tenían era de confianza. Nadie se atrevía a darle la espalda a nadie, y lo admitían. Y si eso ocurría a nivel de gobierno, imagínese usted desde la oposición política.

En lo que va del presente siglo las oficinas burocráticas de política y seguridad del gobierno federal no se han mantenido muy estables que digamos. Fox tuvo 2 secretarios de Gobernación y 3 de Seguridad Pública; Calderón 5 titulares en Segob y uno de Seguridad Pública; Peña 2 en Bucareli y uno e Seguridad Pública hasta que la desapareció.

En la época de Fernando Gutiérrez Barrios buscaron los archivos confidenciales pero nadie los encontró. Estaban en su memoria, comentó alguien muy cercano al veracruzano.

Ahora la novedad es que se reorganiza el CISEN con otro nombre y se volverá a crear la Secretaría de Seguridad Pública.

Mientras llegan los nuevos encargados de la Inteligencia y le dan una fuerte sacudida a lo que quede del CISEN, hay muchas preguntas flotando en el ambiente.

¿Qué tan cierto será que se acabarán los pájaro en el alambre?

¿Será que la nueva ANI será transparente ante el INAI o la información se reservará por razones de Seguridad Nacional?

Varias dependencias del gobierno tienen sus cuartos subterráneos de inteligencia; desaparecerán o se fusionarán. ¿O nadie sabe, nadie supo?

¿Y las empresas privadas que ofrecen servicios de inteligencia?

Para los expertos en puntos de vista de El Rincón del Chamán, la mejor agencia que ha existido en México, es la que citaba en sus columnas el periodista y maestro Manuel Buendía, la “MIA”, por sus siglas en ingles (para despistar al enemigo) como Mexican Intelligency Agency. ¿Qué no?

2.- Dejan a Cota Montaño chiflando en la loma.

Que uno de los primeros damnificados en el ajuste burocrático de ya saben quién fue Leonel Cota Montaño. Dicen que doña Olga Sánchez Cordero no consideró a Leonel para alguna de las tres las subsecretarías que tendrá la Segob, que por cierto ya están ocupadas.

Cierto o no dicen que allá en los círculos de la grilla sudcaliforniana los allegados a Cota Montaño ya andaban repartiendo puestos. Pero no se les hizo.

Y lo peor es que el ex góber anda en la indefinición porque no se sabe si le ofrecieron otro puesto o qué. Vaya, no quedó ni como delegado federal en alguna entidad.

3.- Exportación de marchas y plantones.

Puebla está en los planes del nuevo gobierno federal para ser la sede de la Secretaría de Educación Pública (SEP), confirmado por el propio Esteban Moctezuma. Y no es mala onda, pero eso es buena noticia para los chilangos porque las marchas, plantones y bloqueos viales se trasladarán a la Angelópolis.

4.- Parece que no a todos les llegó el memo.

Cuando el virtual presidente electo enunció los 50 puntos para acabar con la corrupción en México, nadie hizo referencia al fiestononón que se regaló el senador electo potosino Primo Dothé Mata, en un estadio de beisbol en Tamazunchale.

Si lo pagó de su bolsa, muy su gusto, pero la duda queda. Y si no hay llamada de atención, eso es como cerrar los ojos ante lo obvio.

5.- En redes sociales hemos leído más de una vez: “Ya no le digan mi cabecita de algodón”. Ya saben a quién nos referimos.

6.- En eso de los ajustes salariales en la burocracia de alto nivel en encontronazo o choque de trenes ocurrirá principalmente con el Sector Judicial. Pese a la división de poderes.

La Corte curiosamente es la instancia para dirimir las controversias constitucionales.

7.- “Y cundo despertó, ahora sí, el dinosaurio ya no estaba ahí”.

Esta podría ser la última estampa del PRI, organización que fue el soporte del sistema político en el que hoy vivimos los mexicanos.

Después del 1 de julio los priistas saben que para no desaparecer, tendrán que enterrar al dinosaurio con todo y nombre y actual ideología.

Por ahora los grupos que buscan liderar lo que queda del priismo son el campechano, Alejandro Moreno Cárdenas; el oaxaqueño, Alejandro Murat Hinojosa y el hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong. También se mueve Aurelio Nuño, aunque usted no lo crea.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *