Qué quita el sueño a nuestros políticos

Por Jesús Sánchez, periodista independiente // jesama55@gmail.com

En lo que menos están preocupados nuestros políticos es en vencer la pandemia y superar la crisis económica. Veamos.

A Santiago Nieto ya le dijeron que no se emocione, que se queda; Rocío Nalhe difícilmente irá de candidata -tampoco su hermano- porque se vería mal que dejara a medias la obra de Dos Bocas, menos cuando parece parque acuático; la detención del general Cienfuegos le movió el piso a los generales que suspiran con la vacante que dejará Alfonso Durazo, hoy no mueven ni una pestaña.

Los tiempos electorales son como las películas de Pedro Infante, ya las hemos visto muchas veces; los suspirantes se olvidan de lo que prometieron y no cumplieron (en política el tiempo nunca alcanza y siguen justificándose con frases trilladas pero siempre efectivas, “si el pueblo me lo pide”, “el país es primero”.

Como en el juego de la perinola todos quieren, aunque no estén preparados. Como siempre lo importante es estar bien con #YaSabenQuién. Lo de menos es la pandemia, el desempleo, los robos de medicamentos oncológicos, vacunas contra la influenza o los aparatos para la hemodiálisis; “se investigará”, dicen.

En estos días ya se dejan sentir los empujones y pisotones. Mientras se definen las renuncias de los que tienen que hacerlo, los más preocupados son aquellos que sienten que ya les toca.

Mientras son peras o perones, hagamos un repaso de lo que les quita el sueño a nuestros políticos.

Al súper carnal Marcelo lo acomodan en todo. En realidad, se desempeña extraoficialmente como Vicepresidente, además de canciller, jefe de jefes en la Segob y hasta da bomberazos en el sector Salud. Es más, con la partida de Durazo, los fans de Marcelo ya lo vieron como el bueno para la Secretaría de Seguridad Pública, pero sería como eliminarlo del 2024.

Ser titular de Seguridad Pública ya no es tan atractivo, menos ahora que la Defensa Nacional tendrá el control total de la Guardia Nacional, siempre lo tuvo. Además, Marcelo tiene una mancha en su historial, pues en 2004 Vicente Fox lo destituyó como Secretario de Seguridad Pública capitalina tras el linchamiento de dos policías en Tláhuac.

Seguramente usted ya notó que hay muchas encuestas, que surgen de la nada y que tienen un denominador común, el carro completo Morena. Pero otras son las historias que se cuentan a nivel Congreso -ya lo hemos documentado- y a nivel regional en los estados.

Kramer vs Kramer región 4T

En Guerrero, por ejemplo, Félix Salgado Macedonio se subió otra vez a la moto electoral, pero la sonrisa se le borró cuando se enteró que Amílcar Sandoval ya siente el arrullo de la voz del pueblo, cobijado con el manto sagrado de la secretaria de la Función Pública (su hermana) y por la asesoría de su cuñado el multifacético John Ackerman.

En Zacatecas muchos andan distraídos con el juego de Rocío Nalhe, a quien en realidad no se le ve fuera de Tabasco. Arturo Nahle, hermano de doña Rocío y presidente del TEJ estatal, está imposibilitado por ley, pero eso no le impide decir que las pandillas ya tienen sus candidatos. La verdad es que Lázaro Cárdenas Batel sigue soñando, ya se había visto como secretario de Energía y antes como director de Pemex, y nada.

Otro zacatecano, José Narro Céspedes está más que apuntado, pero el adversario a vencer en Morena es nada más y nada menos que David Monreal, hermano del ex gobernador y actual coordinador en el Senado de la república, Ricardo Monreal, un hueso duro de roer.

En Baja California, Jaime Bonilla anda del chongo con el alcalde de Tijuana Arturo González Cruz. Casi se muerden. En Michoacán, Cristóbal Arias sufre, sufre como Demóstenes, porque no todos lo apoyan.

Los superdelegados del sexenio, los príncipes de la 4T, dan mucho de qué hablar. En Baja California Sur, Víctor Castro Cosío ya tiene hasta lema de campaña “Puro pa´delante”. Pero algunos morenistas lo quieren echar «pa´trás» como Rubén Muñoz y Armida Castro (a quien la dejaron fuera de la contienda pues le suspendieron seis meses sus derechos partidistas) quienes ya hicieron alianza en contra de su correligionario. Todo mal, todo mal.

Nada se sabe aún del futuro político de Bertha Luján, esposa del abogado laborista Arturo Alcalde y padres de Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo que en los hechos administró Morena en los últimos seis años. Si va o no como candidata de Chihuahua es lo de menos. Lo malo es que ya está apuntado Cruz Pérez Cuellar, expanista, exMC, más lo que se acumule.

En Nuevo León está peor la cosa porque unos dicen que Alfonso Romo dejaría su influyente oficina de negocios en Palacio Nacional para irse al terruño, pero hay más dudas que certezas. Aparte se sabe que la tía Tatis, doña Tatiana Clouthier, quiere pero no se la ve entusiasmada ¿llegará por dedazo… digo por consenso popular?

Más expectativas han generado otras figuras como Ildefonso Guajardo, ex secretario de Economía y artífice real del T-MEC. El senador Samuel García es muy taquillero en redes pero es una mala broma, pues es el mismo que se disfrazó de sultán y el mismo que mostró el cobre misógino contra su esposa. Otra historia es Luis Donaldo Colosio Riojas que por ahora va por la alcaldía de Monterrey para perfilarse después al 2024.

Mientras se tuestan las habas en Morena, digamos que la oposición no está de brazos cruzados y que puede meterle un susto a los paladines de la 4T. La pandemia y la crisis económica, bien gracias.

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- Hoy se sabrá qué tanto impactó la pandemia a la participación ciudadana en las elecciones de Hidalgo y Coahuila.

2.- Lo dicho, los asesores de Palacio no se esmeran mucho. AMLO pidió no juzgar a García Luna y al general Cienfuegos hasta que se demuestre culpabilidad en Estados Unidos. La declaración llama la atención si se compara con la que dijo horas antes: “esto es una muestra inequívoca de la descomposición del régimen”. ¿Ton´s?

Fotografia de portada: Quadratín (archivo).

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *