El camino fácil de Rosa Icela Rodríguez

Por Avelino Granados, periodista especializado en temas de seguridad

La designación de Rosa Icela Rodríguez Velázquez como nueva titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) sorprendió a muchos, principalmente a los futurólogos y analistas sobre temas de seguridad.

La verdad es que nunca se pensó en que la servidora pública, recientemente designada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador al frente de la Coordinadora General de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, saldría de esa dependencia para llegar a sustituir a Alfonzo Durazo Montaño.

Y no porque se trate de una mujer, eso, como muchos, lo vemos acertado; sino porque se esperaba a alguien con más experiencia en el ramo de la seguridad pública, con la preparación para encabezar una verdadera estrategia en el combate a las bandas criminales de la delincuencia organizada. En suma, alguien que vendría a revertir la ineficacia que desde un principio caracterizó al ahora candidato por morena al gobierno de Sonora.

Pero la verdad era mucho pedir aunque sea lo que tanto urge en estos momentos de violencia e impunidad que permea a lo largo y ancho de nuestro país. Ese panorama era el nuestro pero, al parecer, muy diferente al que tiene el Presidente, quien como siempre tiene otra visión, otros datos y otra realidad.

Lejos de buscar un cambio en la ruta que marcó Durazo Montaño, por lo visto esta designación está dirigida a continuar con la misma “estrategia” basada en la inoperancia que dejó como herencia el sonorense, de la cual el Primer Mandatario está más que conforme puesto que, dijo, “Alfonso” le hizo “muy buen trabajo..” y quedó muy “agradecido” con su apoyo.

Esto quiere decir que López Obrador tiene otros planes, no los que nosotros los mexicanos creíamos que se atenderían en lo referente a la seguridad.

Si el Presidente ya determinó que el Ejército Mexicano tendrá el control absoluto de todo lo referente al combate a la delincuencia o, como él dice, para “pacificar al país”, ¿qué lo toca hacer a Rosa Icela Rodríguez?

Se supo que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena)  adquirió ya pleno control operativo sobre la Guardia Nacional (GN). En el interior de la corporación se menciona que de acuerdo con un oficio nada fundamentado, se indicó que por instrucción presidencial, las Coordinaciones Regionales de la GN, no obstante continuar bajo el mando de la Comandancia y las Coordinaciones Estatales, serán ahora coordinadas operativamente por la Sedena a  través de los Comandantes de Región Militar.

Es decir, toda la seguridad pública bajo el mando castrense, aunque en el papel se insista en que el mando de la Guardia Nacional es civil, como lo fue con Alfonso Durazo y ahora con Rodríguez Velázquez, egresada de la escuela de periodismo Carlos Septién García.

Por tanto, hay dos caminos que puede seguir Rosa Icela en cuando asuma el cargo; buscar ese giro de 180 grados que requiere la estrategia de seguridad o, el más fácil, administrar un organismo burocrático como la SSPC, ya sin su brazo fuerte que era la Guardia Nacional.

No creo que la nueva secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana se atreva a decir: no señor Presidente, por ahí no va la cosa; es necesario dar un vuelco en la política de seguridad. Vamos a dejar la estrategia de  abrazos y no balazos que ha sido un total fracaso. Ya no vamos a decir a los delincuentes que aumentaremos los programas sociales para que dejen de robar y se porten bien; ahora instauraremos un verdadero programa de acción que incluya estrategias para combatir a los cárteles y las bandas criminales.

No. Nada de eso dirá Rosa Icela al Presidente. Nada cambiará. Se continuará con la misma línea.

¿Qué le queda entonces por hacer a la nueva titular de a SSPC si no habrá intención de arreglar el “cochinero” que dejó Durazo”, como la mayoría de los funcionarios de esta administración dijeron que harían cuando llegaron al poder?

Pues López Obrador lo sabe bien, y en su afán de continuar con su idea de “combatir a la delincuencia desde la raíz” a  base de programas sociales, pone al frente de esa institución a una mujer experimentada precisamente en esos menesteres, no en seguridad pública.

Seguramente la nueva titular se aplicará al trabajo administrativo de los órganos desconcentrados que quedan en esa dependencia, a saber: el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Prevención y Readaptación Social (PyRS), la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase), el Servicio de Protección Federal (SPF), el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) (antes Cisen).

Sobre todo, considerando que estos organismos se manejan con total independencia, principalmente el CNI, cuyo titular es el general Audomaro Martínez, muy cercano al Presidente, con quien al parecer acuerda.

Ante este panorama,  lo más probable es que Rosa Isela Rodríguez se recargue mucho más en el SESNSP para enfocar sus baterías con miras a responder a las exigencias y ocurrencias del Presidente. De otra forma, no nos la imaginamos dando instrucciones al general Luis Rodríguez Bucio, titular de la GN, corporación que con su grueso de militares seguirá simulando ser civil pero atendiendo las instrucciones del general Luis Cresencio Sandoval González​ de la Sedena.

Mucho menos se podrá ver a la nueva titular de la SSPC coordinando al Gabinete de Seguridad, salvo, ahora sí, escuchar las sesudas propuestas de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien en su momento se quejó de misoginia en ese mañanero cónclave, donde acusó que no se tomaban en cuenta sus opiniones sobre temas de seguridad por el hecho de ser mujer. Buena dupla de expertas.

-0-0-0-

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *