Se meten el pie y se pican los ojos

Jesús Sánchez, periodista independiente // jesama55@gmail.com

Desde tiempos inmemoriales en política lo que parece es, y por eso lo que ocurre en Morena rumbo a los comicios 2021 huele a presagio.

En redes sociales de Nuevo León, Mario Delgado y Citlalli Hernández presumieron fotos donde aparecen acompañados con sus aliados de ocasión (PT, PVEM y Nueva Alianza) y otras con los aspirantes a la gubernatura, imaginamos a todos sonrientes debajo de los cubrebocas.

Entre todas destacó una foto de la alcaldesa de Escobedo, la ex priista Clara Luz Flores Carrales, a quien nada más les faltó ponerle alfombra roja para darle la bienvenida a las filas de Morena, pues pinta con ser el as bajo la manga en 2021. Hasta podrían ahorrarse el trámite de las encuestas, qué no.

Y mire, no es por intrigar pero de la tía Tatis Clouthier ni sus luces y eso que siempre presumió ser amiga del alma de Mario Delgado. La pregunta es si ya se conformó con ir de candidata por la alcaldía de San Pedro, aunque según las normas todos los aspirantes irán a encuesta y el más votado será quien abandere la coalición. Triste historia.

En otro punto de la geografía nacional, en Tlaxcala, todo pintaba para que Lorena Cuellar, ex priista of course, ex presidenta municipal, senadora, hoy diputada, y súper delegada, cargo al que renunció a finales de octubre, coronara su carrera política como candidata a la gubernatura.

Peeeero cuando Lorena ya se veía inaugurando una escalera eléctrica en Palacio de Gobierno, se le descompuso el escenario. De pronto apareció la empresaria Dulce María Silva, a quien conocimos en su debut en la escena pública como la protagonista de la Boda Fifí de la 4T, cuando casose con el vocero de #YaSabenQuién, César Yáñez, lo cual quedó profusamente documentado en la revista Hola.

La trayectoria política de Dulce Silva es meteórica, pues apenas hace unas semanas se presentaba así en folletines: “Soy Dulce Silva, presidenta de la Fundación Dulce Silva”.

La sorpresa fue cuando aparecieron encuestas “desinteresadas” en las que colocaron a doña Dulce frente a Lorena con una ventaja de cuatro a uno. Es más, la encuestadora Massive Caller aseguró que Dulce le pisa los talones a Lorena en un virtual empate técnico. Literal, ser totalmente Palacio tiene sus ventajas.

No es por tirar mala vibra, pero conforme se acerca la hora de las definiciones en las candidaturas 2021, una imagen recurrente entre los morenistas es que se meten el pie y se pican los ojos.

¿Eso les garantiza el triunfo en las urnas? Pues no.

La sola marca de Morena hoy es insuficiente; los 30 millones de votos en 2018 fueron para un candidato y en 2021 el fenómeno de arrastre difícilmente se repetirá.

El escenario en el que Morena pierde la mayoría en la Cámara de Diputados es tan real como que difícilmente se embolsarán las 15 gubernaturas en juego. A lo mejor por eso se habla con mucha anticipación de fraude electoral, el estilo Trump, porque las posibilidades de perder terreno son muchas.

Las encuestadoras gansito le dan a Morena lo que le gustaría ver, escenarios de ensueño en las que ganaría la mayoría de las 15 gubernaturas en juego.

Esto pese a que la pandemia no ha sido domada, que la crisis económica anticipa un desplome de casi 10 puntos del PIB este año; que los recortes presupuestales a los estados continuarán en 2021 y que las inversiones nomás no se reaniman.

Análisis más serenos y realistas como los de con.estadistica.com de Luis Osvaldo Valle destacan que sólo tres estados están cargados hacia Morena: Baja California, Nayarit y Colima.

En Baja California, Morena retendría la gubernatura pese a la guerra entre Jaime Bonilla y el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz; en Nayarit, hay presiones para los que tuvieron negocios con el ex gobernador Roberto Sandoval, de quien hay orden de captura.

En Colima los morenistas ven venir la orden suprema para que Indira Vizcaíno Silva sea la candidata, a pesar de que no tiene muchas simpatías de sus correligionarios. Y esos son los estados considerados zapato.

Las entidades que cada vez están más lejos de sueños de Morena son Querétaro, donde no ven futuro; Chihuahua, que tiene un gobernador no muy popular y junto a Gustavo Madero son huesos difíciles de roer; y Nuevo León, donde ni a Alfonso Romo le creen.

Las entidades donde los pleitos internos pueden terminar muy mal son Guerrero, Michoacán y Zacatecas.

Y si no que le pregunten a los damnificados que dejarán a su paso el ex súper delegado y hermano de la influyente titular de la SFP, Pablo Amílcar Sandoval en Guerrero; al veterano Cristóbal Arias en Michoacán; y David Monreal -hermano de Ricardo- quien se promueve como el candidato único, pese a que José Narro Céspedes anda haciendo su luchita.

Ah, las contiendas cerradas son en Sonora y Sinaloa. Como sea, muchos suspirantes se quedarán chiflando en la loma.

Columnómetro de Aquiles Baeza.

1.- Cervantes el Fidel Velázquez de la Concamin.

 A Francisco Cervantes Díaz @fcervantes5 se le nota muy desesperado por conseguir una segunda reelección al frente de la Concamin. Dicen que anda buscando al Consejero Jurídico de la Presidencia de la República para que meta presión a su favor, porque en la Secretaría de Economía de plano lo batearon.

La pregunta es si las cámaras industriales están al tanto de estas maniobras extralegales. Uno de los pretextos es que la pandemia no le permitió hacer gran cosa y cierto, se nota que hubo una gestión bastante gris.

Cervantes termina su gestión ampliada el 13 de febrero de 2021, pero se nota que quiere convertirse en el Fidel Velázquez de la Concamin y despachar eternamente.

2.- Memelandia.

__Por pura curiosidad, cómo se dirá dedazo en lenguaje de la cuatrote.

0.0.0.0.0

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *