Optarán por candidatos que garanticen gobiernos estables, no sólo figurines; calientito el ambiente en Quintana Roo

Es una realidad, comenzaron a pasar de moda los políticos cuyo principal capital era la imagen. Hoy los estrategas electorales prefieren que los aspirantes cuenten con valor agregado, esto es, que garanticen gobiernos estables.

Se trata de evitar que a la larga los electores y la población gobernada se decepcionen y confirmen que desperdiciaron sus votos.

El 5 de junio se elegirá en las urnas a 12 gobernadores, 388 diputaciones locales y un total de 965 alcaldías en el país.

A estas alturas los partidos han comenzado a definir sus candidaturas.

En Quintana Roo no se ha definido todavía al candidato de unidad por parte del PRI. Para suceder al gobernador Roberto Borge la competencia mediática la protagonizan el diputado José Luis Toledo; el ex secretario de Finanzas Mauricio Góngora  Escalante; el ex subsecretario de Turismo, Carlos Joaquín González y Raymundo King.

La expectativa es que el PRI mantenga el gobierno en la entidad, pero las fracturas internas están a la vista. La participación del PAN y PRD en aquella latitud, hay que decirlo, es marginal.

Algunos ya andan en campaña apoyados por el gobernador, otros por distintas familias enquistadas en el poder local, pero hay otros que sin descuidar sus funciones empiezan a sonar como opción viable.

Por la libre. Caso aparte es el de Carlos Joaquín González quien renunció a la subsecretaría de Turismo para buscar la candidatura del PRI a sabiendas de que de no conseguirla por sus diferencias con el actual gobernador, buscará ir como bandera de la oposición partidista o como candidato independiente, ahora que están de moda.

Caballo negro. Y sin hacer mucho ruido el actual secretario de gobierno, Gabriel Mendicuti Loria, está en la competencia interna.

mendicuti

Además de ser empresario de la construcción, Mendicuti es la carta de mayor experiencia política pues ya fue presidente municipal de Solidaridad, mejor conocido como Playa del Carmen, secretario de Comunicaciones y, titular de Agricultura en la entidad, además de secretario de Gobierno con Roberto Borge. lo cual lo convierte, dicen los que saben, en garantía de un gobierno estable.

La definición de la candidatura del PRI para Quintana Roo agotará los tiempos legales. El riesgo de la ruptura interna es real en virtud de que algunos aspirantes siguen manejándose en el esquema tradicional de los cuates y las cuotas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.