Tec&Com2020 // Impuesto a plataformas digitales

Por José Alfredo Pulido Ponce, especialista en Comunicación Estratégica @japponce

Las plataformas digitales son uno de los grandes ganadores de la pandemia global.

La rentabilidad de empresas como Google, YouTube, Facebook, Twitter, Instagram, entre otras, que ayudan a propagar desinformación y confusión a gran escala, están aumentando significativamente sus ganancias. 

Hasta hoy, su modelo de negocio, basado en la oferta de entretenimiento, banalidad y la distribución de noticias falsas e información maliciosa, de rápida propagación a través de personas y de usuarios, les ha dado resultado para fortalecer sus finanzas, en detrimento del entendimiento y la paz social.

Estos grandes corporativos globales sólo capitalizan sus cuantiosas utilidades, no pagan impuestos y pocos beneficios dejan a las sociedades que consumen sus servicios y generan su riqueza. Esto, sin duda, tiene que cambiar.

Facebook, en el primer trimestre del año obtuvo ganancias de casi 5 mil millones de dólares, luego de facturar más de 18 mil millones de dólares. Google obtuvo utilidades en este mismo periodo por 6.8 millones de dólares y YouTube creció un 52% comparado con el mismo periodo del año anterior. (Villamil, 2020)

De acuerdo a la Asociación de Internet (AMIPCI), el tamaño del comercio electrónico en México tuvo un valor de casi 400 millones de pesos en 2018.      

Según pronósticos de Strategy Analytics, la suscripción a servicios de video bajo demanda como Neflix, a nivel global, “podría aumentar en 5% este año, teniendo en cuenta el impacto esperado por la pandemia. La proyección prevé 949 millones de suscriptores de pago en todo el mundo para finales de 2020.

La preferencia de los mexicanos hacia la plataforma se ha visto reflejada en las ganancias de la empresa. A su llegada en 2011, registró ingresos por 1.95 millones de dólares, la cual aumentó a 249 en 2019 y se prevé supere los 300 millones en 2020, de acuerdo con estimaciones de Statista.

Neflix, no obstante, es una de las empresas que prefiere aumentar los precios a sus suscriptores que asumir el costo de los impuestos que debe pagar. De ahí que debamos preguntar, ¿cómo se protegerá al consumidor frente a la avaricia de las plataformas?

Todos estos intermediarios que realizan operaciones comerciales con márgenes de utilidad muy altos, hasta el momento no han sido sujetos de obligaciones fiscales en nuestro país, básicamente por la ausencia de regulación en la materia.

Impuesto digital

México suscribió el pasado enero, en el marco de la Organización Mundial de Comercio, un acuerdo para construir un marco legal que regule el comercio electrónico, lo que implica el establecimiento de políticas regulatorias para el cobro y pago de impuesto a empresas que vendan productos y servicios por la vía electrónica.   

Hoy la medida ya está aquí, con todos los efectos perniciosos para el usuario si no se tiene el debido control y se aplica una regulación puntual.

Desde el 1 de junio, el Gobierno Federal comenzará a gravar con el 16% los servicios de plataformas digitales como Google, Amazon, Facebook, Neflix, Uber y Mercado Libre, entre otras, tal como lo paga el comercio físico. En su origen, la iniciativa tenía como propósito cargar el costo del impuesto a las plataformas, pero hoy parece que, como siempre será el consumidor quién asuma el costo.

Aunque otras organizaciones no han fijado su postura con claridad, Neflix ya dispuso que sean los usuarios quienes paguen los platos rotos. Los suscriptores deberán asumir, ya sea el 100% o el 50% de la responsabilidad impositiva que ha fijado el gobierno de México.

Es importante impedir que los ganadores de siempre se salgan con la suya. Es justo y necesario que las plataformas tecnológicas paguen los impuestos que la autoridad demande, en proporción con sus ingresos. Además, de cuidar que el gravamen no se traslade al consumidor final. 

A todos debe quedar claro que el diseño de una nueva política pública en favor de la responsabilidad y contra de la desinformación, derive en beneficio del país y los contribuyentes. Que así sea, y alcancemos una mejor utilidad de las herramientas para alcanzar un mejor entendimiento, mayor cooperación, bienestar y la paz social tan anhelada.  

Foto de portada: Quadratín.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.