Entre el descuido y la improvisación

Frente a las amenazas, solidaridad total con los directivos y trabajadores del Grupo Reforma.  

Columnómetro de Aquiles Baeza.

1.- Nos enteramos con sorpresa que el IMSS está otorgando créditos a la palabra a personas que no lo solicitaron y que tampoco lo necesitan. En su cuenta de Twitter @SOYCarlosMota denunció que entró al portal del IMSS, por interés periodístico, y se encontró con la noticia de que alguien usó su RFC para obtener un Crédito Solidario a la Palabra. Y que se sepa no fue un caso aislado. La denuncia la hizo extensiva a @Tu_IMSS @zoerobledo @SATMX e @Irma_Sandoval

Esto amerita una investigación profunda pues quien esté disponiendo de esos recursos de manera fraudulenta.

2.- El descuido y la improvisación.

Habrá quien diga que nunca nos habíamos enfrentado a una emergencia como la del coronavirus -no se les olvide la crisis de la influenza-, pero eso no justifica que las autoridades encargadas de llevar la batuta para salir lo mejor posible de esta pesadilla improvisen y sean descuidadas.

De entrada, el plan para terminar con la cuarentena se dio a conocer en la etapa más crítica de la pandemia.

Esto sin contar con las contradicciones del subsecretario Hugo López Gatell que un día dijo que los cubrebocas no ayudan y luego se decreta su uso obligatorio; por otra parte la resistencia de López Gatell a la aplicación masiva de pruebas médicas para confirmar o descartar casos, ha hecho más difícil establecer el tamaño de los contagios.

Los datos de la disponibilidad hospitalaria chocaron con las protestas por la saturación en los hospitales y la falta de equipo adecuado para proteger a médicos, enfermeras y para atender adecuadamente a los pacientes.

Y el colmo la publicación en el Diario Oficial (DOF) del borrador del plan de reincorporación con fechas que no eran y una extraña clasificación de empresas esenciales. La verdad es que nadie quiso memorizar este plan porque unos decían una cosa y otros otra.

La cereza de la improvisación de que el plan es voluntario. O sea que cada quien puede hacer lo que le venga en gana.

3.- Hasta los municipios esperancita, lo pensarán dos veces.

Además de que hay gobernadores que están decididos a diseñar su propio plan de salida, nada garantiza que los “municipios de la esperanza” (los propagandistas no duermen o qué), reiniciarán actividades nada más porque les digan. Así es que el primero de junio será una aprueba de fuego.

4.- La zona cero.

También se les filtró en redes sociales un borrador que marcaba el fin de la cuarentena en la CDMX, pero pronto lo desautorizaron.

Todos sabemos que la Ciudad de México es la que tiene el mayor número de contagios y letalidad, por eso y junto con el Estado de México somos considerados la zona cero.

Entonces no hay que esperar que en una o dos semanas se levanten las medidas restrictivas y la lógica es que la reincorporación será mucho más lenta. Más vale.

5.- Que alguien le diga a #YaSabenQuién que Tabasco es una de las entidades más golpeadas por el coronavirus, y que mejor se aguante las ganas de reanudar sus giras a Dos Bocas. La verdad es que nada se sabe del número de personas contagiadas en esa zona y el número de fallecidos supera los 250.

Además, la CNDH se adelantó y propuso suspender actividades no esenciales en los trabajos del Tren Maya, lo que implicaría diferir las gira, ¿qué no?.

6.- Que a Marcelo Ebrard no se le ha visto los últimos días en Palacio Nacional ni en sus oficinas de la Cancillería. Lo que sea ya alimentó el sospechosismo y las teorías de la conspiración. ¿Le hicieron daño los cacahuates de su director de comunicación o lo tienen castigado?

7.- Pues que esperaban.

Este fin de semana se presentará el libro sobre el manejo de la economía en tiempos de la 4T, cuyo eje es dejar de pensar en el PIB, apuntando hacia el bienestar y la felicidad.

Este enfoque ya no sorprende a nadie, sobre todo porque viene de quien cree que no son necesarios los ingenieros y arquitectos para construir casa y carreteras, pues basta con un maestro albañil y su chalán, y que tampoco son indispensables los economistas, mucho menos periodistas y columnistas (no sabemos por qué nos metió en esa bolsa, pero en fin cada quién su karma).

Que se recuerde, es el único mandatario que ha dicho que es muy fácil gobernar un país… “se gobierna solito”. Ajá.

8.- Tome nota.

Tras conocerse el decreto que formaliza la acción de las fuerzas armadas para tareas de seguridad pública, la CNDH consideró que es insuficiente y adolece de certeza jurídica pues no hay claridad en el alcance de que esta decisión sea “extraordinaria”, “fiscalizada”, “subordinada” y “complementaria”.

Eso es preocupante porque ante la indefinición podría establecerse un esquema de participación permanente de las fuerzas armadas en funciones de seguridad pública, planteó la CNDH. ¿Tons?

9.- Memelandia.

__Pues vayamos hacia esa nueva mortal… mor… perdón… nor-ma-lidad. El dislate de Jorge Alcocer.

__Caros y chafas, los ventiladores del hijo de Bartlett. Ya se los regresaron sólo falta que pida indemnización.

10.- A la buena de Dios.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) planteó una vez más la necesidad de crear el Consejo Nacional para la Emergencia Económica pues de otra manera, dijo, andaremos acomodando la economía a como Dios nos de a entender, a la buena de Dios. Y tiene razón.

11.- El embrujo de las candilejas.

A ver a ver, si Hugo López Gatell cree que el coronavirus se quedará entre nosotros para siempre, ¿será que está planeando que las conferencias de la noche serán para siempre?

0.0.0.0.0

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.