Tec&Com2020 // ¿Conectados o desconectados?

Por José Alfredo Pulido Ponce, experto en Comunicación Estratégica @japponce

Aunque las TIC faciliten el flujo de información en todo el mundo, el gobierno de la cuatrote apuesta por la desconexión y pobre innovación.   

El abandono de políticas públicas y presupuestos para reforzar la conectividad universal, ubica a Méxicocomo uno de los países que peor han utilizado la tecnología de la información y la comunicación /TIC) para gestionar la pandemia, el intercambio de conocimientos, la cooperación y para estimular el desarrollo sostenible.

Sin herramientas y políticas claras, transparentes y eficaces para el rastreo de contactos de los contagiados, sin salud electrónica, sin un eficaz sistema de aprendizaje en línea y sin programas de estímulo al teletrabajo y comercio electrónico, se constata la debilidad en el desarrollo de la administración electrónica, con pocas esperanzas de que esto cambie en el futuro inmediato.

Gobierno electrónico global

El informe 2020 de la ONU, que evalúa el estado de desarrollo del gobierno electrónico, establece que el 88 por ciento de los países miembros no han mejorado su nivel y que la brecha digital persiste, especialmente en los países más atrasados, México incluido.

Se reconoce que, aunque la pandemia del Covid.19 ha revigorizado el uso de la tecnología, el papel del gobierno digital, desde el punto de vista convencional de prestación de servicios, se estancó y vamos para atras.

De 2018 a la fecha, nuestro país ha descendido tres lugares por su menor capacidad para proveer servicios en línea, conectividad de telecomunicaciones y formación de capacidad humana. El estudio indica que, aunque México ha tenido avances en materia de gobierno electrónico, no han sido tan rápidos como los que tuvieron otros países. Son notorias las fuertes disparidades regionales y la persistente desigualdad entre los segmentos de la sociedad mexicana.

Naciones Unidas ha fijado 17 grandes retos, a los que ha llamado Objetivos del milenio. Todos ellos estarían más cerca de cumplirse gracias a la tecnología. Hoy México hace muy poco y no reporta avances en el uso de la tecnología para estimular su desarrollo sostenido.  

Internet para todos

El Plan Global de Desarrollo 2019-2024, establece que “habrá cobertura de internet inalámbrico para todo el país… a efecto de conectar a toda la población en carreteras, plazas públicas, centros de salud, hospitales, escuelas y espacios comunitarios”. De esta forma “se combatirá la marginación y la pobreza, mediante la integración de las zonas deprimidas a las actividades productivas”.

Hasta el momento la promesa ha sido incumplida y son escasos los avances al respecto. CFE Telecomunicaciones no ha podido “conformar una red pública de telecomunicaciones sin fines de lucro, en condiciones de acceso efectivo a la población que no cuente con cobertura de dichos servicios”.

La nueva empresa ha fallado y hay mucha opacidad en su tarea de conectar y abrir oportunidades a millones de mexicanos dispersos en miles de pequeñas comunidades de país.

Los datos operativos son una incógnita. La falta de claridad en el ritmo y plan de CFE Telecomunicaciones e internet para todos, están poniendo en riesgo la conectividad y la viabilidad que México necesita para progresar en la economía y mundo virtual.

Hay 34 millones de personas que no tienen acceso a Internet en México. Seis de cada 10 viven en zonas urbanas, donde la falta de capacitación digital y la precariedad económica las dejan en la marginalidad. En el contexto rural, a esos factores se suma la falta de infraestructura. De ese tamaño es el reto.

Desafío

El riesgo de limitar la conexión entre el gobierno y sus gobernados es muy alto. Podría marginarse del desarrollo a un gran número de personas, abrir espacio a más violencia y dejar pasar la oportunidad de generar una verdadera transformación social.

Necesitamos fortalecer las herramientas de conexión, pero lo más útil será generar con ello la armonía y la cooperación sostenida que tanto necesitamos y que ha quedado en evidencia con la pandemia.

Incumplir el mandato global y negar el derecho de los mexicanos a las nuevas tecnologías de la información, pondrá en riesgo nuestra viabilidad y el desarrollo. La contingencia sanitaria demostró la urgente necesidad de contar con una red confiable de telecomunicaciones, que facilite la prestación de servicios en hospitales, casas, negocios y dependencias. Es hora de actuar.

Foto de portada, tomada de Internet.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.