Deslinde /// Morena – Sosa, costo electoral

Por Alberto Witvrun, director general del diario Vía Libre http://diariovialibre.com.mx/

A poco más de dos años de la reunión en el restaurante Tiro Girault del Club Universitario de Tenis en que Gabriel García Hernández entonces secretario de Organización de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el delegado en Hidalgo Octavio Romero Oropeza y el presidente estatal del partido Abraham Mendoza Zenteno cerraron el trato electoral con Gerardo Sosa Castelán que ofreció “lana y estructura”, el costo político electoral es alto para este instituto.

El jefe del Clan Universitario, quería ser candidato a Senador en lugar de Julio Menchaca Salazar, porque la primera fórmula estaba asignada a mujer y fue para +Angélica García Arrieta, pero Menchaca Salazar, no cedió y esto permitió a Gerardo Sosa, obtener nueve candidaturas para diputados locales y dos para diputados federales, los que sin campañas montados en la ola lopezobradorista hoy ocupan las curules.

Pero nunca hicieron trabajo partidista ni se alinearon con la dirigencia morenista, porque obedecen solo a los intereses de su jefe político que mantenía un enfrentamiento con el gobernador Omar Fayad Meneses y fueron contra la reforma para la Interrupción Legal del Embarazo, antes al imponer como coordinador del Congreso a Humberto Veras Godoy, generaron una crisis legislativa donde quien más perdió fue Morena.

Ahora amaga con llevarse su lana y su estructura al Partido del Trabajo (PT) en reacción al congelamiento de cuentas bancarias a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) por más de 3 mil millones de pesos por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), medida que se amplió a las cuenta personales de Gerardo Sosa Castelán, Adolfo Pontigo Loyola y Humberto Veras Godoy así como al periódico El Independiente a una empresa comercializadora y a la Fundación Hidalguense.

Estas acciones legales en contra del Clan Sosa, perjudica la imagen pública de Morena y le generan incertidumbre porque ahora tienen al enemigo en casa, porque Sosa Castelán parece que se mantendrá como en los últimos años con un doble juego, porque busca postular candidatos por Morena y PT, que apuntalen su proyecto que hoy más que nunca es buscar ser candidato al gobierno del estado en 2022 por la vía independiente, mientras tratará de llevar a sus leales al mayor número de ayuntamientos si Morena y el PT se lo permiten.

El otorgar el paquete de candidaturas a diputados locales y federales al Clan Sosa, desplazando a los verdaderos morenistas se refleja ya en esta etapa electoral, porque la población reprueba en términos generales a sus diputados, que solo llevaron agua al molino universitario no al del partido, donde se pugna por no darle una sola candidatura a presidente municipal al grupo universitario.

Columna Deslinde, autor Alberto Witvrun, Diario Vía Libre, publicada en El Rincón del Chamán con autorización del autor.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.