Los multiversos en el Congreso

Por Jesús Sánchez, periodista independiente // @Chucho_Sanchez

Parece el guion de una película de ciencia ficción, pero no lo es.

Se trata de los multiversos en el Congreso mexicano. Algo así como universos paralelos en tiempo y espacio.

Ver para creer, cuando creíamos que las prioridades a la mitad del sexenio se enfocarían en un esfuerzo extraordinario para superar de la mejor manera la crisis sanitaria y entrarle de lleno a la recuperación económica, sucede que las preocupaciones de la burbuja de la 4T son otras.

En el Senado la máxima prioridad es negociar acuerdos para empujar el tema no de la revocación sino el de la confirmación del mandato, cosa muy distinta, además de pactar una fecha lo más cercana a la sugerida por ya saben quién. Al final todo podría resultar como la Consulta Popular de agosto, un ejercicio innecesario pero caro, oda a la simulación.

En tanto, en la dimensión desconocida de la Cámara de Diputados, avanza una extraña propuesta digna del doctor Cerebro para hacerse de la Presidencia de la mesa directiva y de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), durante los tres años de la Legislatura, creando una súper bancada Frankenstein.

En esa negociación, los grupos del PT y PVEM cederían sus diputados para ponerse la cachucha oficial de Morena, lo que implicaría desaparecer dos bancadas para engrosar una. ¿Y si luego se arrepienten? Para el elector que votó por un partido y ahora resulta que se lo dan a otro, es una tomadura de pelo, ¿a poco no?

Morena quiere armar una extraña creatura, una mega bancada integrada por 281 diputados (el 56 por ciento del total), de los cuales 187 son de Morena, 43 del PVEM y 40 del PT.

El bloque de contención de los opositores suma 196 diputados (39.4 del total), con 112 del PAN, 71 del PRI y 13 del PRD. El caso de MC, el partido bisagra, tiene 23 diputados, el 4.6 por ciento, es un apetitoso grupo para Morena pero no está dispuesto a desaparecer.

Dicen que los reglamentos legislativos no permitirían integrar una bancada Frankenstein pero todo puede pasar y el principio del poder compartido está en riesgo.

Como sea, la nueva Legislatura que inicia sus funciones el 1 de septiembre, tiene como característica que no tendrá una mayoría con el dominio de las dos terceras partes de las votaciones como para modificar la Constitución.

La dimensión desconocida

Pero en el multiverso de Monreal, el senador zacatecano ha declarado que desde el 1 de septiembre buscará empujar acuerdos para que se apruebe el reglamento de la Revocación de mandato, que implicaría un ejercicio que en realidad nada tendría que ver con castigar al actual presidente por la pérdida de confianza sino todo lo contrario.

Sabemos que si Monreal no logra esa encomienda, lo expulsan del paraíso.

El INE advierte que SIN renovación de mandato NI Consulta Popular, solicitaría un gasto para 2022 de 13 mil 84.1 millones de pesos, 36 por cinto menos que en 2021; pero que en caso de que se realicen tanto la revocación como otra consulta solicitará 5 mil 743.5 millones de pesos adicionales.

Mientras son peras o son manzanas, el INE solicitará de manera precautoria los recursos adicionales, pero en caso de no realizarse el plebiscito y la consulta, se devolverán dichos recursos a la Tesorería de la Federación.

Iniciativas disruptivas

Para lo que resta del año el debate se centrará en el presupuesto del gasto público para 2022, pero en la segunda etapa sexenal el debate y la negociación ocupará todo el espacio en al menos tres iniciativas disruptivas. Hagamos un recuento.

1.- Reforma eléctrica.

Se trata de restituir el monopolio del estado en la generación, distribución y consumo de la energía eléctrica a través de la CFE.

2.- La reforma electoral.

Que no es otra que la purga al INE y al TEPJF, lo cual es considerado un retroceso en la democracia.

Podría plantearse adicionalmente la anulación de las curules y escaños plurinominales o de representación proporcional.

3.- La Secretaría de la Defensa asumirá la operación y control de la Guardia Nacional. Para eso la Sedena nombró al primer Comandante del Ejército Mexicano.

Ya se verá si Sí o si No.

Columnometro de Aquiles Baeza

1.- Cambio a mitad del río.

Olga Sánchez Cordero dejó la Secretaría de Gobernación para cumplir con su anhelo de ser senadora, bueno así explicaron su salida. Por cierto, casi se comen vivo a Ricardo Monreal por adelantarse al anuncio presidencial. En fin, a la oficina de Bucareli irá el góber de Tabasco, Adán Augusto López.

Qué conste, Lincoln recomendaba “no cambiar de caballo a mitad del río”.

2.- Qué hay bajo la alfombra.

A partir del 1 de septiembre inicia a regañadientes el proceso de transición en las oficinas centrales de las alcaldías de la CDMX que perdió Morena en las pasadas elecciones.

Dicen que los nuevos alcaldes encontrarán barrido y trapeado, pero seguramente comenzarán a salir las cosas que dejaron mal puestas los antecesores.  Se esperan fuertes reclamos.

3.- La crisis del agua.

Parece que Conagua entró en razón para sentarse con el gobierno de Guanajuato a revisar el Proyecto El Zapotillo y las alternativas de suministro de agua potable a León. El presidente de la República propuso inicialmente habilitar la presa El Zapotillo que solo beneficiaría a Guadalajara y los Altos de Jalisco, dejando fuera a los guanajuatenses, vaya vaya.

4.- Bien por la Alcaldía de Benito Juárez @BJAlcaldia que atiende la emergencia de falta de agua a tiempo y sin condicionar el suministro a través de sus pipas.

5.- Genaro Mejía @genarorastignac inicia un podcast quincenal #EcommerceRockstars @amvomexicoen en el que conversará con los líderes del comercio electrónico. Sigan este enlace  https://spoti.fi/3knALH0

Fotos tomadas de Internet.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.