Seis testamentos políticos, para reír o llorar

Por Jesús Sánchez, periodista independiente // @Chucho_Sanchez

Parece extravagancia de la política mexicana, pero no.

El testamento político aparece en distintos momentos de la historia universal como un recurso para asegurar un legado o trascender en el tiempo, de cierta manera es un boleto de viaje a la inmortalidad.

Quien decide escribir un testamento político muestra un estado de sublimación casi divina y seguro cree que la historia es parte de su patrimonio personal, aunque también puede que se trate de un alma desesperada por no caer en el olvido.

En México la Constitución, en su Artículo 84, define los pasos a seguir en caso de la ausencia definitiva del Presidente de la República. Cualquier remiendo o decretazo por encima de estas reglas no tiene efectos ni validez constitucionales.

Pero vamos por partes y echemos una ojeada a los testamentos políticos atribuidos a Hitler, Lenin, Franco, Perón, López de Santa Anna y Hugo Chávez.

*El testamento privado de Adolfo Hitler fue firmado dos días antes de su suicidio -el 29 de abril de 1945-, y éste se refiere no solo al destino de algunas de sus propiedades como su colección de arte, también hace un balance de su proyecto político y se dice dispuesto a perder la vida por lo que cree. Pero también propuso el reemplazo de su gabinete, nombró a Karlk Dönitz al frente del Estado alemán, el mismo que luego ordenó firmar la rendición de Alemania. Hitler nombró además a Joseph Goebbels, canciller y a Martin Bormann (su albacea) ministro de partido; en fin renovó toda la cartera burocrática antes de quitarse la vida.

*Otro interesante documento es el testamento político de Lenin, redactado un año antes de su fallecimiento, en el que propuso cambios profundos en la estructura de los órganos rectores soviéticos, entre otros, la remoción de lósif Stalin como secretario del Partido Comunista de la Unión Soviética. Algo le sabía. Pero Lenin fue relegado, Stalin monopolizó el poder, aunque curiosamente se esforzó en aparecer como discípulo privilegiado de Lenin.

*Un mes antes de morir, Francisco Franco escribió de su puño y letra un mensaje póstumo en el que pide perdón a todos y perdona a sus enemigos. El dictador se aseguró de incluir el nombre, en letras mayúsculas, de su sucesor y pidió que los derechos dinásticos y la jefatura de la Casa Real fueran transmitidos a Juan Carlos de Borbón como nuevo rey de España. El dedazo español, qué tal.

*En la última etapa de su vida, Juan Domingo Perón retoma las riendas -por tercera ocasión- de un país sumido en el caos. Perón propuso construir un Modelo Argentino enfocado en conseguir un acuerdo entre Estado, trabajadores y empresarios para discutir la distribución del ingreso, tema que 48 años después sigue pendiente.

Del brazo del coronel Vicente Damasso, su vicepresidente, el impulsor del justicialismo nacional, social y cristiano, pasó sus últimos años afinando el Modelo Argentino que se convirtió en un librito publicado el 8 de enero de 1976, mismo que no pasó de ser un compendio de ideas, sin pena ni gloria, no más.

*Los serios problemas de salud de Hugo Chávez favorecieron a Nicolás Maduro para quedar al frente del gobierno en Venezuela.

Unos días después de que Chávez confirmara por televisión su decisión de que Maduro asumiera la presidencia venezolana, el ex canciller leyó el Plan de la Patria, testamento político de Hugo Chávez, cuyo fondo era la continuidad del chavismo y el control del gobierno militar en la persona de Maduro.

*Del dictador vitalicio, Antonio López de Santa Anna se conocen varios testamentos (tres) pero ninguno de orden político. Eso sí, antes de su renuncia y exilio a Colombia, emitió un decreto para crear un triunvirato, si fuera necesario, para hacerse cargo del gobierno. Dicen que la desvergüenza de su Alteza Serenísima llegó a su máximo nivel cuando anunció que dejaría en un sobre lacrado el nombre de su sucesor.

Como dato curioso López de Santa Anna fue tan osado que se sometió a un plebiscito para determinar si seguía o no en la presidencia, esto el 1 de diciembre de 1854. Y qué cree, el resultado fue 435 mil 530 votos a favor de que continuara y 4 mil 075 en contra. Aunque usted no lo crea.

Sospechosismo galopante

Aunque en México las leyes son claras y no puede existir nada encima de la Constitución, el anuncio de AMLO de que tiene listo un Testamento Político en caso de ausencia total, dejó espacio al sospechosismo y a las burlas por aparecer como dueño del país.

Y qué tal y hereda el trono, o sea la silla presidencial a uno de sus más fieles súbditos o súbditas, o bien mete en política a las fuerzas armadas. Asústan.

El artículo 84 de la Constitución prevé que ante la ausencia definitiva del Presidente el Congreso nombrará a un presidente interino o sustituto en un periodo máximo de sesenta días, en tanto el Secretario de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del gobierno.

El encargado de despacho no podrá remover o designar a los secretarios de Estado sin autorización previa del Senado. El presidente sustituto -cuando la ausencia ocurra en los últimos cuatro años del sexenio- terminará el periodo. El nuevo gobierno se definirá en las urnas.

Esperemos que prevalezca la legalidad y no los afanes de pasar a la inmortalidad, por decreto.

Columnómetro de Aquiles Baeza.

1.- Qué tanto le deben en Palacio Nacional a Pedro Salmerón como para hacer oídos sordos del rechazo general por sus antecedentes de acosador.

El consenso es que #UnAcosadorNoDebeSerEmbajador, por ello si se esperan al eventual rechazo de las autoridades de Panamá, el gobierno mexicano quedará en ridículo.

Pero también se seguirá dañando al Servicio Exterior Mexicano como lo explica Agustín Gutiérrez Canet en su artículo En el SEM todo sigue igual, Milenio 20-01-22.

La cancillería mexicana se ha prestado a respaldar todo lo que se comprometió a combatir, el costo también lo pagará Marcelo Ebrard.

2.- Parece que la secretaria Nalhe y el senador Monreal tienen a la Chimoltrufia como intérprete, pues el mensaje de la secretaria de Energía de EU, Jennifer Granholm @JenGranholm fue de preocupación por la carga negativa de la contrarreforma energética entre los inversionistas de aquel país y ellos entendieron otra cosa.

3.- Popularómetro.

Claudia Sheinbaum sigue sumando puntos a su popularidad, pero en contra, por la decisión de aumentar 35 por ciento la tarifa por consumo de agua en 165 colonias de la CDMX, las cuales se ubican en las alcaldías que el año pasado perdió Morena en las urnas.

4.- ¿Y la gasolina de Deer Park la van a vender a 10 pesos el litro? Es pregunta.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.