Será una mini consulta, no más

Por Jesús Sánchez, periodista independiente // @Chucho_Sanchez

Como diría el clásico, tantos gritos y sombrerazos para terminar en una mini consulta.

Lo lamentable es que los resultados de la primera consulta sobre la revocación de mandato no podrán presumirse como un avance pleno de la democracia participativa.

Es más, su alcance será tan limitado que cualquiera que sea la voluntad ciudadana que domine en las urnas, no será vinculatorio a nada porque estará muy lejos de los mínimos establecidos en la Constitución.

Haga sus cuentas. Los resultados no irán más allá de los votos que puedan concentrarse en el 35 por ciento de las casillas que se instalarán en todo el país, porque con el presupuesto que tiene el INE apenas para eso alcanza. Es lo que hay.

En suma, será un pésimo precedente para un ejercicio que prometía mucho más.

Algo ocurrió que el Congreso hizo mutis y no autorizó presupuesto adicional; el Ejecutivo mandó al diablo a la institución electoral y la Corte optó por cubrir las apariencias autorizando la mini consulta.

¿Y la Constitución? Bien, gracias.

Suponemos que la Corte estaba obligada a ordenarle al Ejecutivo Federal ajustarse el cinturón para proveer los recursos necesarios que le permitieran al INE organizar el ejercicio pleno de una elección de dimensión nacional.

Pero no. Los ministros se achicaron.

Lo más seguro es que los promotores de la mini consulta calcularon que los niveles de participación serán tan bajos que los hará quedar mal con su pastor.

De acuerdo con la Constitución el resultado de la consulta para la revocación de mandato (o la ratificación), será vinculatoria siempre y cuando participe el 40 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal, es decir unos 37.4 millones de mexicanos, cifra que hoy se antoja inalcanzable.

Hay que recordar que la consulta para enjuiciar a los ex presidentes solo movió al 7.11 por ciento de los electores inscritos en la lista nominal, alrededor de 6.6 millones de los 93.1 millones, muy lejos de las metas. Y por eso nadie hizo fiesta.

¿Qué esperar de la mini consulta en puerta? Pues que quienes voten por la ratificación de mandato, que en el fondo es lo que buscan en Palacio, serán muy poquitos.

Pero quizá lo más preocupante tiene que ver con una reflexión que hizo en redes sociales Luis Carlos Ugalde @LCUgalde, ex presidente del IFE.

__Si el @INEMexico ha sido “obligado” -por falta de fondos- a organizar una consulta con el 35 por ciento de las casillas, ¿qué pasará en 2024 en términos de votación si nuevamente “obligan” al INE a instalar menos casillas por falta de dinero?

Grave, muy grave, pues se estarían creando condiciones artificiales para forzar a realizar una elección a modo.

Mientras son peras o son manzanas, hay quien piensa que la andanada desde Palacio contra los periodistas críticos sólo busca justificar las expectativas desinfladas de la mini consulta. Buscan a quién echarle la culpa.

Pero ojo, las preocupaciones de los mexicanos son otras, entre éstas sobrevivir a la pandemia, recuperar los empleos perdidos, sortear la crisis económica de la mejor manera. Todo lo demás es poesía y/o propaganda.

Por cierto. ¿Usted cree que se respetará la veda electoral? Yo tampoco.

Columnómetro de Aquiles Baeza.

1.- El comportamiento del PIB en México, por la calle de la amargura.

Estas son las expectativas actualizadas sobre el crecimiento de México para 2022:

Sondeos de Citibanamex, BBVA y el propio Banxico coinciden en que la economía mexicana cerrará 2022 a duras penas con 2.2 por ciento de crecimiento.

El Bank of America es la institución menos entusiasta pues espera un lacónico 1.5 por ciento.

El asesor de Palacio Nacional que les hace creer que México alcanzará 5 por ciento para 2022, es un encantador de serpientes y deberían despedirlo.

Lo malo es que los factores que influyen en este pésimo pronóstico como la pandemia, la falta de respaldo a los sectores productivos y la desconfianza de los inversionistas siguen presentes.

2.- ¿Pues qué esperaban?

El presidente panameño, Laurentino Cortizo, respondió: “Nosotros decidimos si aceptamos o no a un embajador”. Y rubricó: “el respeto se gana y eso es lo que nosotros exigimos”. ¡Zas!

3.- Triste que en el exterior se quejen de que México les envía basura como representantes diplomáticos.

Y el canciller Marcelo, calladito. Qué pena.

4.- Por cierto, muy curiosa la foto que subió @m_brard en su cuenta de twitter sentado junto a su patrón, a quien se le ve muy amolado, como si llevara muchas noches sin dormir bien.

5.- La respuesta del personaje “Brozo, el payaso tenebroso” fue demoledora y más vista que la ceremonia de Querétaro. Fin del comunicado.

6.- Contra el CIDE, la Universidad de Puebla #UDLAPLibre y la ENAH, todo el peso del Estado, para los vándalos de Ayotzinapa la impunidad disfrazada de tolerancia.

7.- Ha de ser la calor (sic).

__No hay delito, el tráiler venía sin chofer. Alcaldesa de Acapulco.

Lo peor de todo es que aunque lo parezca, no es meme.

8.- Mario Delgado está haciendo rico a Eduardo Bours. La demanda de huevos crece en relación directa con cada mitin al que asiste el dirigente de Morena.

9.- Hay gobernadores que deberían considerar que ya se les acabó aquello de echarle la culpa de todo a la “maldita herencia de los gobiernos anteriores”. Ya no están en campaña, pónganse a trabajar.

10.- Famosas palabras.

¡La ENAH existe porque resiste!

11.- Algo no cuadra. El Proyecto de la #AIFA mostraba 28 posiciones de contacto (SUEs). En la imagen actual se aprecia solo la mitad, 14 posiciones. El #AICM tiene más de 45 (SUEs). (Tuitazo de @fergomezsuarez del 4 de febrero).

Foto de portada, tomada de Internet.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.