Apuntes al vuelo: desconcierto en la burbuja

Por Jesús Sánchez, periodista independiente // @Chucho_Sanchez

Esto es lo que hay.

Cierto o no el ambiente político que rodea a la burbuja de Palacio es tan voluble que cualquier ruido es un escándalo.

La idea de inminentes cambios en puestos clave del gabinetazo se ha convertido en algo más que la comidilla de radio pasillo, tanto que dicen que el saludo obligado entre los cercanos a #YaSabenQuién más bien es una pregunta __¿Ah, todavía sigues ahí?

Y eso ocurre a todos los niveles. Por ejemplo, el Fiscal General de la República fue electo apenas en enero del 2019 por un periodo de nueve años, pero parece que nadie lo garantizó la permanencia porque ya le están buscando sustituto. A pesar de ser tan cercano al Presidente se llegó a cuestionar su independencia, qué cosas.

El punto es que las teorías de la conspiración tienen tanta demanda y aceptación en el primer círculo como las tostadas del AIFA.

Al ministro Arturo Zaldívar lo han candidateado tantas veces en las benditas redes sociales para ocupar el cargo de Fiscal que sus reiteradas negativas parecen decir, por ahora no, gracias. El titular de la Corte no da su brazo a torcer, aunque lo que publican de él lo trae de muy mal humor.

Zaldívar termina su periodo como titular de la Corte el último día de diciembre de 2022 y como tuvo que rechazar el regalote de dos años más al frente de la Tremenda, ahora puede enclaustrarse en su cubículo o en un descuido buscar nuevos horizontes en el Palacio, pero de Covián no sean malpensados.

Hay quien dice que el uno dos es entre Zaldívar y Augusto López para un enroque. Zaldívar a la Segob y López a la Fiscalía.  Lo más seguro es que quién sabe.

Por lo pronto desde la Fiscalía y la Corte se hace magia para desaparecer las indagaciones en torno a los sobres amarillos con los “apoyos” a #YaSabenQuién. Todo gracias a la ministra Esquivel, aunque se suponía que las resoluciones del TEPJF eran definitivos. Ajá.

Esto no acaba hasta que acaba. Hay que esperar ahora a ver si a Juan Luis González Alcántara le cumplen lo prometido. ¿La presidencia de la Corte?

La duda crece cuando hay quien asegura que López, el otro tabasqueño, iría como candidatazo para el 2024 en lugar de la señora que despacha como Jefa de la CDMX.

Doña Clau no ha entregado buenas cuentas. En las elecciones intermedias dejó ir la mitad de las Alcaldías de la capirucha, tremendo y muy costoso resbalón.

Y deje usted los escándalos de la Línea 12, episodio en el que el carnal Marcelo no sale bien librado. En las dos votaciones de consulta popular tampoco le abonó buenas noticias a su guía, todo mal, todo mal.

Ah y dicen que con todo mundo trae pleito, principalmente con Ricardo Monreal a quien ya lo ven como el sucesor incómodo, al menos en la candidatura para la Jefatura de la CDMX en 2024. Por cierto, la mala campaña que trae Ricardo se la hace gratis su propio hermano en Zacatecas.

El punto es que la antipatriótica pero resucitada oposición podría ganar la CDMX, aunque en el Palacio del Ayuntamiento crean lo contrario.

El desconcierto de la 4T está por todos lados.

A veces, Marcelo Ebrard no se comporta como una opción seria para las elecciones de 2024. No se ve que tenga alma ni luz propia.

__¿Entonces, quién?

En el lado oscuro de la 4T

Mario Delgado anda muy calladito, pero tampoco tiene buenas cuentas que dar. Se le van acumulando los negativos.

Y aunque trae el marcaje personal de Citlalli, quien tomó un diplomado en patrioterismo caribeño, los errores que ha cometido el colimota en la selección de candidatos se los van a cobrar más temprano que tarde. Al rato le cuelgan el sanbenito.

Parece que las expectativas de las elecciones estatales de junio en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas, no son como cantar triunfos por adelantado.

Aunque dicen qué en Hidalgo, Omar Fayad sueña con el servicio diplomático, donde sea, la candidata de la alianza PRI-PAN-PRD está más blindada que el morenista de origen tricolor; en Oaxaca hay muchos damnificados en Morena y en Tamaulipas los del MC esperan que se repita la historia de Jalisco y Nuevo León. ¿Pues con quién se arreglaron? La conclusión es que las votaciones son de pronóstico reservado y que Morena está perdiendo el toque mágico.

Esto sin contar con otros pleitos internos como el que trae Sergio Gutiérrez Luna @Sergeluna_S quien sueña con ser el candidato al gobierno de Veracruz, pero falta que Cuitláhuac lo deje pasar. La campaña de Gutiérrez Luna utiliza las instalaciones del recinto legislativo de San Lázaro y lo malo de usar a Luis ´Matador´ Hernández para hacerse propaganda es que ofrece un gobierno de la patada, como el de Cuau.

Y también vienen casos como los del Estado de México, en el que Delfina Gómez nomás no levanta; tan triste está la cosa que en la SEP extrañan a Esteban. En Coahuila ya se repartieron la plaza y dicen que es para el rey del carbón, Armando Guadiana, cuyas empresas son proveedoras de la CFE… para que son los amigos, pues.

El margen de maniobra de la 4T se está reduciendo. Y si en lo político lo que aumenta son las dudas, en lo económico las cosas tampoco pintan nada bien. Será un sexenio sin crecimiento económico real. La inflación golpeará fuerte este 22 y seguramente hasta el 2023. Ni qué decir del empleo, a cuentagotas, y la inversión productiva en sus peores niveles. De la inseguridad una conclusión, es de terror, da mucho miedo.

Y lo peor que esas campañas de odio como la de acusar de traición a la patria a los opositores nos remite a dos episodios, uno de la historia y otro literario.

Entre héroes y traidores, es una lógica binaria que uso el ejército argentino para formar a sus conscriptos en el contexto de la violencia política previa al golpe de marzo de 1976, se puede leer en un estudio de Santiago Garaño. No es lo mismo, pero es igual. ¿Qué no?

Mejor échense un clavado a la película La estrategia de la araña (Strategia del ragno) de Bernardo Bertolucci (1970) y ponga el ojo en un cuento clásico del escritor Jorge Luis Borges con El tema del traidor y del héroe.

¿Y qué nos dice Borges en su mini cuento, eh?

Se trata de un relato situado en algún país marginado cuyo personaje principal es Kilpatrick, un encantador de serpientes seguido por las masas, pero a quien lo descubren como el traidor de la historia, aunque sus detractores prepararon todo para desaparecerlo sin dañar la imagen del popular Kilpatrick, al final el capitán de los conspiradores terminó como héroe de la causa revolucionaria.

Las campañas de odio son ruines y deleznables. Y se pueden volver en contra de quienes las alientan. No vaya a ser.

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- En política la conjugación de los verbos ganar y perder cambia según para donde sopla el viento y por eso preferimos decir: “Ganaste, ganamos; perdiste, lástima Margarito”.

0-0-0-0-0-0

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.