Están viendo y no ven

Una corcholata en el camino (El Rincón del Chamán)

Por Jesús Sánchez, periodista independiente /// @Chucho_Sanchez

I.

Mientras el mundo está a punto del infarto ante el riesgo de enfrentar los embates de una nueva y profunda recesión económica, en México seguimos entretenidos en la grilla nuestra de cada día.

Hace una semana se realizaron elecciones en seis estados del país y ayer el partido en el gobierno dio el banderazo de arranque para definir su candidato a las elecciones mexiquenses del 2023 y, de paso, airear a las desgastadas corcholatas presidenciales.

La situación económica del país está del cocol, pero todos los recursos del Estado están concentrados en los procesos políticos que vienen, con la apuesta a que la popularidad presidencial los mantendrá en el poder. Están viendo y no ven.

Y si las cosas salen mal, como ocurre, siempre hay a quien echarles la culpa de todo.

Pero la realidad es más oscura que una noche tenebrosa.

Así como están las cosas no dude que la inflación podría cerrar el año entre 9 y 10 por ciento; la tasa de interés interbancaria determinada por el Banco de México rondará los 9 puntos, si bien nos va, mientras que el crecimiento del PIB, otra vez será prácticamente nulo.

La revelación de Jonathan Heath de que apoyará un aumento de 0.75 puntos a la tasa interbancaria del Banxico que hoy está en 7 puntos, no es otra cosa que la decisión de activar una política monetaria más agresiva para bajar la inflación a niveles manejables. Aunque encarece el dinero.

Por cierto, eso de creer que las remesas que nos llegan de EU son la tablita de salvación está por verse. Cada mes las cifras de las remesas son espectaculares, pero el país sigue enfrentando los mismos problemas.

Créalo, en un mes se recibe el equivalente a dos terceras partes de todo lo que el país recibía hace 22 años, ¿y…? (Antonio Sandoval, Alto Nivel 02-06-22)

Coincidirá usted en que la crisis global se ha convertido en un pretexto para cubrir las incapacidades de algunos gobierno; pues esto no es otra cosa que una manera de justificar el apalancamiento de la mediocridad.

Imagen
De la cuenta en Twitter de @GabySillerP

II

En lugar de planes o estrategias para salir del hoyo, lo único que hay es un discurso diario para justificar el inmovilismo, que no es otra cosa que la oda al “nos cayó como anillo al dedo”.

_La inflación está canija, pero está más alta en Estados Unidos.

_La gasolina cuesta casi 25 pesos, muy lejos de los 12 pesos prometidos, pero en Estados Unidos cuesta 5 dólares el galón.

_Que no habrá crecimiento, lástima, hubiéramos querido crecer al 4 por ciento, pero no está en nuestras manos.

Y así…

III.

Una incógnita que deben despejar politólogos y antropólogos sociales: Por qué la gente vota por proyectos de gobierno con pésimos resultados en lo económico, lo social y el combate a la inseguridad, que lejos de combatir la pobreza la multiplican.

Lo extraño es que miles de ciudadanos siguen votando por un modelo que se cruza de brazos ante la adversidad y que gira en torno a la popularidad y la propaganda.

La dispersión de dinero entre la población a manera de becas, apoyos, ayudas o como quieran llamarle, tiene un razonamiento simple, “si te mantiene el gobierno serás feliz”.  Aunque tristemente es un insulto a la inteligencia, funciona a los intereses de los gobiernos totalitarios.

Lo malo es que las nuevas generaciones han quedado atrapadas en este callejón sin salida, con niveles educativos por los suelos, sin posibilidades de ser laboralmente competitivos.

Lo peor, imagine que pierde la 4T y el nuevo gobierno decide cancelar esos recursos para invertirlos en programas sociales de largo aliento, los afectados lo van a considerar como un despojo. De ese tamaño es el daño que se está causando a las nuevas generaciones.

Por cierto, Claudio Lomnitz es uno de los académicos que ha escudriñado los sitios más recónditos de estos temas, que desde distintos enfoques convergen en un punto, el poder. Vale la pena ver y escuchar los recientes ensayos de Lomnitz en el espacio virtual de El Colegio Nacional en YouTube.

IV.

Para quienes se preguntan si la oposición existe o no, o si quedó reducida a un mito más de la política mexicana, considere que si bien un importante segmento de la sociedad, casi la mitad, no coincide con el actual gobierno y su liderazgo, no hay quien lo represente adecuadamente. La oposición partidista está desarticulada, peleándose y sucumbiendo ante sus propios fantasmas.

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- Que metieran a Adán López a hacer el tercio en las campañas adelantadas de las desgastadas corcholatas, habla que ni Sheinbaum ni Marcelo cubren las expectativas de YSQ. A ver cuánto les dura.

2.- ¿A poco no hay nadie más que dirija lo que queda del PRI? Es pregunta.

3.- Confía Dante que MC podrá enfrentar solo a Morena en una elección presidencial. Pues será en 2030, porque en 2024 se juega una de las dos gubernaturas que tiene, Jalisco, y no la trae fácil.

4.- Frases lapidarias.

_La oposición solo estorba. AMLO.

5.- Tuitazo de @MElenaPerezJaen

Senador @RicardoMonrealA, la parálisis legislativa la estamos viviendo en la Cámara de @Mx_Diputados inmediatamente después de que rechazamos su #ReformaEléctrica

6.- Sobreviven los libros.

La industria editorial mexicana enfocada a los libros sigue en proceso de recuperación, sorteando además de los años negros de la pandemia, otros desafíos como la comercialización de libros digitales y la cruzada contra la piratería.

Los datos de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) animan a un panorama menos oscuro que en 2019 y 2020, cuando se desplomó la facturación de libros impresos en alrededor del 25 por ciento. Aún no se tiene certeza de cuántas librerías pequeñas cerraron sus puertas.

Aunque usted no lo crea faltan políticas públicas para que se reconozca al libro como un bien necesario. En materia fiscal, por ejemplo, mientras algunos países aplican la tasa cero o tasas reducidas, en México el IVA es el coco de los libreros.

Existen interesantes iniciativas como la suscrita por la CANIEM, el Centro Mexicano de Protección y Fomento a los Derechos de Autor y la plataforma MercadoLibre.com.mx para combatir la comercialización de libros pirata.

Los datos son alarmantes pues 4 de cada 10 libros que se consumen son piratas y en el formato digital aumenta al 44 por ciento. Los responsables de estos atracos a los autores mexicanos forman parte de la delincuencia organizada.

La buena noticia es que los libros sobrevivieron a la pandemia.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.